Despliega el menú
Aragón

turismo

Los zaragozanos toman el Moncayo y los pueblos turísticos de la provincia tras el desconfinamiento

El Parque Natural temía este primer fin de semana una avalancha que al final no se produjo. Sin posibilidad de ir al Pirineo, estrenan su libertad de movimientos en destinos cercanos.

No se pueden escapar al Pirineo, su principal destino, y tendrán que esperar para hacerlo hasta después de la Cincomarzada. Entretanto los zaragozanos disfrutan de su provincia, en el primer fin de semana con la capital desconfinada. El buen tiempo y el largo encierro hacían presagiar que espacios como el Parque Natural del Moncayo volverían a colapsarse, como ocurrió en el puente de la Constitución. Sin embargo, no fue así. Rozó el lleno, pero sin embotellamientos en los accesos ni en los aparcamientos.

Cientos (o incluso varios miles) de zaragozanos eligieron este sábado este privilegiado enclave para estrenar su libertad de movimientos por la provincia, después de un mes largo en el que no han podido salir de su término municipal salvo causa justificada. El parque no se llegó a colapsar, pero sí hubo una importante saturación de vehículos, de forma que a los conductores que llegaban les tocó esperar entre diez minutos y media hora.

Luis Javier Hernández, agente para la protección de la naturaleza del Moncayo, apuntó que el peor momento fue "en torno a las 11.00", cuando se llenaron aparcamientos como el de la fuente del Sacristán o el de Haya Seca. "Luego la gente se ha distribuido bastante bien. Los aparcamientos han estado llenos o casi llenos, pero no ha habido que cerrar los accesos. Como en la cumbre hacía bastante aire, esta vez no ha querido subir todo el mundo", señaló.

Tanto él como el coordinador de los APN de Tarazona y el Moncayo, Félix Herrero, esperaban que fuera "aún peor". "Pensábamos que sería como las otras veces y preveíamos una aglomeración, pero no ha sido así. A ver qué ocurre el domingo», comentó Herrero, quien explicó que las tres áreas de estacionamiento situadas a mayor altitud se completaron pero no la de más abajo. Para la regulación, los agentes contaron con apoyo de Protección Civil. "Ha sido un día tranquilo para lo que esperábamos", insistió. Además, añadió Hernández, "luego en el monte la gente se distribuye bien, no hay demasiado problema".

La pandemia ha cambiado la tendencia, a juicio del coordinador de los APN. "Antes las aglomeraciones fuertes eran los domingos y ahora la saturación se produce más los sábados. A veces nos sorprendemos nosotros mismos".

Una explicación de lo ocurrido este sábado  puede estar en que muchos zaragozanos optaran, en su primer fin de semana de relativa libertad de movimientos, por volver al pueblo con la familia a la que hace tiempo no veían antes que por hacer senderismo y montaña. Así lo constatan alcaldes como el de Lituénigo. Según Alberto Negredo, "han venido todos los que tienen segunda residencia y familiares aquí".

Lo que está claro es que los negocios de la zona del Moncayo se beneficiaron. Cristina Calvo, directora del aparthotel La Corrala y el hotel Gomar, en San Martín de la Virgen del Moncayo, así como del restaurante Agramonte, en pleno parque natural, lo avala. El aparthotel está "al cien por cien" el fin de semana. La procedencia, está clara: "En el DNI pone que son casi todos de Zaragoza". "La gente prefiere ahora el aparthotel porque tiene cocina, y como hay toque de queda, pueden cocinarse la cena".

La diferencia con las semanas anteriores es más que sustancial. "El pasado fin de semana no fue malo, porque fue San Valentín y hubo gente que se animó a venir, pero estábamos al 30%", contó. Para estos días, con Zaragoza desconfinada, lleno completo.

"Se ha notado mucho", señaló, una opinión coincidente con la de Pilar Cardiel, del restaurante La Flor, también en San Martín del Moncayo. El fin de semana pasado los visitantes eran de Tarazona, una vez desconfinada, y este, de Zaragoza. "En cuanto los han dejado venir, han viajado hasta aquí. Vamos a hacer dos turnos de comida por el límite de aforo. Para el domingo tenemos muchas reservas", declaró. Y lo mismo David Calvo, del Café Piedra de Vera del Moncayo. "Los zaragozanos tenían muchas ganas de salir, pero cuando abran Huesca tirarán para el Pirineo".

El Moncayo no fue el único destino preferente. La oficina de turismo de Tarazona registró un 30% más de afluencia, y Sos del Rey Católico revivió la sensación de recibir visitantes. La Asociación de Empresarios Turísticos se mostró "contenta y agradecida". "La situación fue caótica este pasado año con continuas restricciones, cancelaciones, calles vacías durante meses y mucha tristeza. Pero como siempre decimos, lo que queremos es trabajar y este fin de semana, por fin, hemos conseguido volver a hacerlo", explicó su presidente, Felipe Díaz, para quien "ver las calles con gente es como una inyección de optimismo". Los establecimientos abiertos están recibiendo una avalancha de reservas para los próximos fines de semana.

Las calles de Sos del Rey Católico han vuelto a llenarse de turistas, lo mismo que los aparcamientos del Moncayo, como este de Agramonte. empresarios de sos del rey católico.
Las calles de Sos del Rey Católico han vuelto a llenarse de turistas, lo mismo que los aparcamientos del Moncayo, como este de Agramonte. empresarios de sos del rey católico.
Empresarios de Sos del Rey Católico/APN Moncayo
Etiquetas
Comentarios