Despliega el menú
Aragón

aragón

Concesionarios en Aragón: "En tiempos de dificultades hay mucha gente que opta por el vehículo de ocasión"

El sector perdió el 13,9% de su negocio en 2020 debido a la crisis sanitaria y económica por la covid.

Vehículos en el concesionario Opel Pirenauto en Zaragoza.
Vehículos en el concesionario Opel Pirenauto en Zaragoza.
Opel Pirenauto

Los concesionarios de automóviles en Aragón perdieron el año pasado el 13,9% de su negocio debido a la crisis sanitaria y económica que atravesamos por la covid, según datos dados a conocer esta misma semana por Faconauto. Una caída que, sin embargo, fue menor a la de la media nacional (con una bajada del 19%). El sector de la distribución oficial en la Comunidad -que emplea a 3.300 personas- facturó 832 millones frente a los 966 de 2019. Y en lo que llevamos de 2021 las ventas de coches sufren de nuevo desplomes en España tras la subida del impuesto de matriculación (el nuevo ciclo de homologación europeo de emisiones WLTP entró en vigor el 1 de enero y supondrá un incremento medio del precio del 5%).

"La nueva normativa no nos ayuda en absoluto y eso se ha notado. Durante 2020 vimos cómo las ventas iban funcionando. Cuando terminó el confinamiento severo nos sorprendimos del subidón tanto en la gente como en el comportamiento del mercado. Y a raíz del cambio de los impuestos de matriculación, desde enero la caída ha sido muy notable", señala Pablo Izcue, responsable de Marketing de Opel Pirenauto.

Por su parte, Alejandro Gracia, director de Marketing del Grupo Arvesa, destaca que el sector en Aragón está resistiendo "un poco mejor" al contar con un una economía más focalizada en la industria. "A fecha de 17 de febrero, la venta de vehículos en todos los canales está cayendo un 19,55% con respecto al año pasado mientras que en España el desplome es del 45,77%, con cifras oficiales de Ideauto. Cae menos pero aun así es una situación que no deja de ser preocupante porque prácticamente todas las marcas están sufriendo respecto a 2020", subraya.

Preferencias del consumidor

Así las cosas, la tendencia es que el aragonés que acude a un concesionario se decante antes por un vehículo de ocasión que por uno nuevo. "Sobre todo por motivos de la pandemia: económicos, por buscar uno de un precio inferior al nuevo, y por gente que a lo mejor no tenía coche y ahora el transporte público le puede dar un poco de respeto", explica Gracia.

El responsable de Marketing de Opel Pirenauto (el grupo automovilístico cuenta además con los concesionarios Citroën Aramóvil, Toyota Huesca y DS Store Zaragoza) también apunta al aumento de su demanda. "En tiempos de crisis hay mucha gente que opta por el vehículo de ocasión. Es habitual que en tiempos de dificultades económicas, los departamentos de ocasión tengan ese papel protagonista para todos aquellos que quieren estrenar coche. Al final, nuestros vehículos son seminuevos", dice Pablo Izcue, que habla de una horquilla de precios que van desde los 9.000 hasta los 30.000 euros en este tipo de vehículos. "Se decantan más por coches térmicos, aunque en los de ocasión cada vez hay más oferta electrificados", añade.

Exposición interior Seat Automóviles Sánchez.
Exposición interior de Seat Automóviles Sánchez.
A. S.

Mientras, Sergio Diloy, director de Marketing y Comunicación de Automóviles Sánchez (que cuenta con las marcas Hyundai, Seat, Cupra, Volvo, Jaguar, Land Rover y Maserati) afirma que cuando hay una situación económica que genera incertidumbre, los vehículos matriculados y de ocasión se convierten siempre en una alternativa importante para el consumidor al ser una opción más asequible. "En nuestro caso y gracias a un marca propia como es Autopremium disponemos siempre de un 'stock' de más de 600 unidades para ofrecer una amplia oferta a nuestros clientes", recuerda.

Asimismo, Diloy señala que las ventas las encabezan el segmento SUV Compactos -un 26%- seguido de los compactos -el 20%-, los SUV urbanos, los utilitarios y los SUV medianos y grandes -un 5%-. "Respecto a las marcas, Seat continúa liderando el ranquin nacional", comenta el directivo, quien también informa de que la venta de coches usados ha sufrido un retroceso, con una caída superior al 15% ("pero la expectativa para 2021 es que se recupere, con un incremento entre el 10% y el 15%").

El precio medio de los vehículos vendidos en Automóviles Sánchez está en el entorno de los 19.000 y se puede mover hasta los 30.000. "Es un gran momento para la compra de un vehículo por el esfuerzo promocional que estamos haciendo con descuentos desde el 20% al 40% y además impulsando otras ayudas", resalta Sergio Diloy.

Respaldar al coche eléctrico

El presente y futuro de la movilidad pasa por el coche eléctrico (el Corsa eléctrico se produce ya en serie en la planta de Figueruelas desde inicios de 2020), pero su comercialización va "despacio". "Todavía es muy residual. Si queremos fomentar una movilidad limpia, como han hecho en otros países europeos, una de las medidas sería invertir en infraestructura y también apoyar la compra. Una manera muy evidente es quitar el IVA del vehículo eléctrico", reclama Alejandro Gracia del Grupo Arvesa (que cuenta con las marcas Nissan, Renault, Dacia e Isuzu).

Concesionario del Grupo Arvesa en Zaragoza.
Concesionario del Grupo Arvesa en Zaragoza.
Grupo Arvesa

En la misma línea, el responsable de Marketing de Opel Pirenauto incide en la necesidad de incentivar su compra por parte de la Administración y desarrollar el parque de carga desde las ciudades. "En nuestro caso, por suerte, tenemos una marca cuya transición hacia los vehículos ecológicos se está dando con una velocidad bastante alta. El problema es que está siendo una transición demasiado rápida. Es evidente que para adquirir un vehículo eléctrico hay que tener un poder adquisitivo un poco más alto y hay un montón de cosas que todavía tiene que desarrollarse para que el consumidor final pueda dar el paso de elegir esta tecnología", comenta Pablo Izcue.

En cuanto a la evolución del mercado, Alejandro Gracia se muestra optimista de cara al segundo semestre de año. "Si aumenta el ritmo de vacunaciones, creemos que puede cambiar la tendencia negativa: que la economía en general y el sector en particular empiecen a recuperarse poquito a poco".

Por su parte, Sergio Diloy, de Automóviles Sánchez, hace hincapié en que si somos capaces de controlar y adoptar medidas para superar esta crisis sanitaria y económica, este año podríamos estar "a nivel nacional entre las 900.000 y el millón de unidades vendidas". "Esto nos lleva a que si Aragón representa aproximadamente un 2% del mercado nacional, las ventas se deberían situar por encima de las 19.000 unidades en nuestra Comunidad frente a las 17.000 de 2020. Tenemos que ser optimistas y trabajar con esfuerzo desde una sector estratégico, clave en la economía y el empleo, como es el de la automoción", concluye.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios