Despliega el menú
Aragón

El Consejo Escolar respalda recuperar en marzo y abril los dos días perdidos por Filomena

Será jornada lectiva general el 30 de abril, en Huesca y Teruel habrá clase el día 5 del mismo mes y en Zaragoza, el 8 de marzo.

Los alumnos de 2º de Bachiilerato, como estos del instituto Virgen del Pilar de Zaragoza, ya se incorporaron a las clases totalmente presenciales en octubre
Los alumnos de 2º de Bachiilerato del instituto Virgen del Pilar de Zaragoza en clase el pasado octubre
Guillermo Mestre

Finalmente los dos días de clase perdidos a consecuencia de la borrasca Filomena se recuperarán entre abril y marzo. El 30 de abril será una jornada lectiva en los colegios e institutos de prácticamente toda la Comunidad. Mientras, el segundo día se recuperará el día 5 del mismo mes en las provincias de Huesca y Teruel y en la de Zaragoza el 8 de marzo.

Después de que este jueves el Consejo Escolar de Aragón diera el visto bueno por una amplía mayoría a esta propuesta de Educación, con 25 votos a favor, 12 en contra y dos abstenciones, solo falta que el Departamento haga pública la resolución. Un trámite con el que cumplirá a finales de la semana que viene, según señalaron fuentes del Gobierno aragonés, ante la cercanía del 8 de marzo.

Cabe la posibilidad de que los ayuntamientos, una vez oído el Consejo Escolar Municipal o, en su defecto, los Consejos Escolares de los centros docentes del municipio, sustituyan uno de estos días para adaptarlos a la festividades locales que, por tradición, le sean propias. En este caso, las nuevas fechas deben ser comunicadas a los servicios provinciales antes del próximo 19 de marzo.

El Ayuntamiento de Teruel ya ha anunciado su intención de que el 5 de abril, víspera de la fiesta local del Sermón de las Tortillas, se cambie por el 22 de febrero, que habitualmente es festivo por Las Bodas de Isabel. Los seis centros educativos de Alcañiz ya han amortizado estos dos días. Lo hicieron los pasados 11 y 12 de febrero, el jueves lardero y el viernes posterior, que en los últimos años venían siendo festivos y que este 2021, ante la alta incidencia de casos de contagios se optó por aprovechar para que fueran lectivos y así evitar las reuniones sociales y fiestas.

El resultado de la votación en el Consejo Escolar volvió a poner de manifiesto las posturas encontradas que ha suscitado este tema. Mientras los sindicatos docentes se oponen a retocar el calendario escolar, las familias han valorado desde el principio positivamente la iniciativa.

Desde CSIF, Mónica de Cristóbal apuntó que están pendientes de la Mesa Sectorial del próximo lunes para conocer los detalles de la resolución de Educación y plantear por vía judicial medidas cautelares contra ella. "La modificación del calendario supone un cambio de las condiciones laborales del profesorado y no se ha negociado con las organizaciones sindicales", criticó.

CGT también anunció que acudirá a los tribunales y recordó que muchos docentes "sí que trabajaron esos días, ya fuera como equipos directivos o telemáticamente". STEA ha recogido en los últimos días cerca de 800 firmas en contra de esta "modificación unilateral" del calendario escolar en un curso "caracterizado por el sobreesfuerzo del profesorado, sin ningún reconocimiento ni compensación".

En el otro lado de la moneda, Fapar (Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón) mostró su satisfacción por una decisión que "va a encaminada a paliar mínimamente las importantes carencias" que el alumnado viene padeciendo desde hace un año. En este sentido recordó que en la vuelta a las aulas en septiembre algunos cursos perdieron hasta cinco días de clase y que también han pasado factura los confinamientos y la semipresencialidad en 3º y 4º de la ESO y en 1º de bachillerato.

El resto del calendario seguirá igual, incluyendo el 1 de mayo como fiesta nacional y el 23 de abril como autonómica. La Semana Santa en este caso comprendería los días desde el 29 de marzo hasta el viernes 2 de abril. Se mantendrá el 5 de marzo para Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios