Despliega el menú
Aragón

huesca

El puente de Santa Eulalia de Gállego se reabrirá la próxima semana tras más de un mes con los vecinos casi incomunicados

El tráfico lleva cortado desde el 19 de enero por las obras, obligando a poner en marcha un plan de movilidad especial. Los trabajos continuarán hasta finales de marzo permitiendo ya el paso de vehículos.

Obras en el puente de Santa Eulalia de Gállego.
Obras en el puente de Santa Eulalia de Gállego.
DGA

El departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, ha impulsado, con un importe de 115.000 euros, la obra de rehabilitación del tablero del puente sobre el río Gállego en Santa Eulalia. Los trabajos han obligado a cortar el tráfico desde el 19 de enero, obligando a los vecinos a poner en marcha un plan de movilidad especial. Durante una visita técnica realizada esta semana se ha podido comprobar el avance de las obras y se ha estimado que la reapertura al paso de vehículos se producirá o bien el domingo 28 de febrero o el lunes 1 de marzo. 

El director general de Carreteras, Bizén Fuster, señala que los trabajos se han realizado a buen ritmo, aunque se han alargado más de lo previsto ya que se han visto afectados seis días por las lluvias, que impidieron realizar trabajos de soldadura y consolidación; por el mal estado de la estructura metálica, peor de lo previsto inicialmente; y porque al final se optó por mantener el paso peatonal abierto a lo largo de toda la jornada para facilitar el acceso a los vehículos ubicados en el aparcamiento.

Fuster ha anunciado que “la previsión de apertura es el domingo 28 de febrero o el lunes 1 de marzo, en función de cuándo se pueda verter el hormigón en el tablero del puente”. Y ha destacado que “se trata de una obra que requiere trabajos muy especializados y en el que hemos encontrado una situación peor de lo esperada inicialmente si bien, afortunadamente, sin fallos estructurales”. 

Desde la Dirección General de Carreteras valoran la buena labor desarrollada por la empresa Papsa para llevar a cabo estas obras complicadas que se han tenido que coordinar de manera que pudiese permitirse el paso por la pasarela peatonal “finalmente abierta todas las horas del día por petición de los vecinos y vecinas”.

El Gobierno de Aragón asegura que se ha realizado un esfuerzo para minimizar las afecciones a la población y ha creado dos zonas de aparcamiento en los extremos, refuerzo de iluminación en la pasarela peatonal, instalación de cámaras de videovigilancia y todas aquellas cuestiones requeridas “si bien las obras, que servirán para tener un puente en condiciones y seguro, es lógico que causen molestias”.

Una vez abierto al tráfico, los trabajos continuarán en esta infraestructura con un tipo de tareas que son compatibles con el paso de vehículos. Se espera que la obra pueda estar finalizada definitivamente a finales de marzo.

Etiquetas
Comentarios