Despliega el menú
Aragón

El Hospital HC Miraflores implanta la primera prótesis de rodilla realizada a medida para una paciente en Aragón

La prótesis personalizada se fabrica en EE. UU. con un sistema de impresión de vanguardia, a partir de un estudio de TAC 3D del paciente, y reproduce fielmente la articulación para lograr una mayor precisión.

Instalaciones del Hospital HC Miraflores
Instalaciones del Hospital HC Miraflores
Jaime Cebollada

El Hospital HC Miraflores de Zaragoza ha acogido el primer implante de prótesis de rodilla personalizada recreada mediante un sistema de impresión 3D en Aragón. La intervención, pionera en la comunidad autónoma, ha sido llevada a cabo por el traumatólogo Javier Muñoz Marín, que se ha servido de esta tecnología de vanguardia para reproducir fielmente la articulación de cada paciente y obtener un implante 100% personalizado y adaptado a su anatomía.

La prótesis, desarrollada por ConforMIS y comercializada por Medcomtech, se reconstruye tridimensionalmente a partir de un estudio de TAC 3D de cada persona que se envía con una antelación de dos meses con respecto a la fecha de la operación.

La intervención quirúrgica ha tenido lugar en uno de los quirófanos del Hospital HC Miraflores de Zaragoza, inaugurado hace cinco meses y situado en pleno centro de la capital aragonesa. En la operación ha participado el equipo sanitario habitual del hospital, junto con un especialista venido de Barcelona ya familiarizado con esta cirugía y un técnico de la empresa Medcomtech, distribuidora de las prótesis en 3D, Conformis.

“Al estar fabricada a medida, se logra además una mayor precisión en la implantación de la pieza en la rodilla, se reduce la pérdida de sangre del paciente, se minimiza el daño en el fémur y la tibia y, en consecuencia, se ahorra tiempo tanto en el quirófano como en el proceso de recuperación del paciente”, explica Muñoz Marín.

Personalización al 100%

La clave de esta nueva tecnología es la personalización 100% de cada prótesis, que se consigue mediante una sencilla labor de planificación preoperatoria que comienza entre 6 y 8 semanas antes de la operación. El traumatólogo realiza un estudio de imagen por TAC a partir del cual se realizará la reconstrucción tridimensional de la rodilla. Ese estudio de TAC se envía a Estados Unidos, a la empresa ConforMIS, donde además del implante se producen unas guías específicas que marcan los cortes a realizar por el traumatólogo, a modo de ‘negativos’ de la rodilla del paciente, para que la colocación de la articulación sea precisa.

“Las guías ya existían con las otras prótesis, pero la novedad de este sistema es que estas nuevas guías y la prótesis en sí misma se adaptan a la anatomía del paciente y no hay que hacer tanto daño en el hueso. En un paciente de 80 años tal vez no se aprecie tanto la diferencia, pero en uno más joven sí, porque cuando haya que recambiar la prótesis quince años después el hueso estará en mucho mejor estado”, explica el doctor.

Los implantes de prótesis de rodilla personalizada realizadas con sistema de impresión 3D se encuentran muy consolidados en países como Estados Unidos o Alemania. Y ahora, por primera vez se pone a disposición de los aragoneses.

En España, este tipo de cirugía se realizó recientemente en Madrid, Cataluña y en algunos puntos de Andalucía, pero la de este martes fue la primera operación con prótesis diseñada a medida realizada en Aragón. “En prótesis traumatológicas, sacar conclusiones a corto plazo no es prudente; hay que esperar al menos entre cinco y diez años para hacer análisis, pero en Alemania y Estados Unidos sí llevan más tiempo de evolución y el balance es muy positivo”, valora el traumatólogo.

El perfil de quien demanda esta operación es el de una persona de entre 65 y 80 años, con artrosis de rodilla por desgaste articular, aunque también se implantan prótesis en gente más joven.

Etiquetas
Comentarios