Aragón
Suscríbete

Reducción de las restricciones en Calatayud: "Es un balón de oxígeno"

La hostelería bilbilitana toma con cierto alivio la mejora de horarios y aforo, pero el comercio critica que sus ventas han caído un 70% por el confinamiento perimetral. El alcalde pide prudencia.

Tras el anuncio del Gobierno de Aragón de suavizar las restricciones en Calatayud –apertura de no esenciales hasta las 20.00 de lunes a jueves y hasta las 20.00 de viernes a domingo, 30% de aforo en interiores de bares y restaurantes y se reabren los espacios interiores de los gimnasios-, la decisión tiene dos caras a ojos de la hostelería y del comercio. Los primeros lo toman como un "balón de oxígeno", mientras que los segundos subrayan que desde el confinamiento perimetral de la ciudad sus ventas se han desplomado un 70%.

"Estamos muy disgustados, porque así no podemos seguir. Calatayud necesita a la comarca para vivir. No puede ser que a los pueblos de la ribera del Manubles los manden a comprar a La Almunia", lamentaba Maribel Melero, presidenta de la Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios. "No tiene ninguna lógica, cuando ayer en una población de 20.000 habitantes se registraron 4 contagios", argumentaba. Vista la situación, Melero explicaba que "teníamos previsto realizar un 'outlet' la semana que viene, pero si sigue así la cosa lo cancelaremos".

A este respecto, Beatriz Cuenca, de Novedades Maruja, en la céntrica Rúa de Dato, reconocía que "nosotros estamos pagando impuestos al 100%, pero trabajamos al 20%. La cuenta es fácil: nos toca poner el 80%. Y eso no es viable". Para ella el problema está en que "el Gobierno central no ha querido decretar el estado de alarma para no pagar y se lo ha pasado a las comunidades, que tampoco lo declaran pero te obligan a cerrar. Es el mismo perro con distinto collar".

De forma similar, Teresa Serrano, apuntaba que "está siendo un caos: ahora abrís, ahora no, ahora hasta las 18.00 y mañana a las 20.00" y se consolaba apuntando que "en mi caso soy yo sola, pero a nivel de organización es lamentable para la gente que tienes trabajando en un negocio".

En el caso de la hostelería, Norberto Rodríguez, responsable de la taberna restaurante Puerta de Terrer junto a su mujer, Nora Gil, reconocía que "es un alivio, pero nos va a servir para cubrir gastos y ya está". Así, asumía que estas semanas de cierre de interiores ha supuesto para ellos "una pérdida prácticamente total, porque tenemos el servicio a domicilio todavía empezando y durante el fin de semana ha sido un 10-15% de lo habitual y entre semana, nada porque no hay demanda". También apuntaba la necesidad de ayudas directas porque "tenemos que seguir pagando seguridad social de los ERTE, los mínimos de luz, gas y agua, el alquiler, los autónomos… Y también tenemos nuestros gastos personales".

Por su parte Juan José Campos, chef y responsable gastronómico de la cadena Fonduq Hoteles y de Hospedería El Pilar, reabierta está última por iniciativa del bilbilitano Jaime Millán, apuntaba que "es algo muy positivo, cierto que es un pequeño balón de oxígeno, y que no es la solución, pero es una manera de poder seguir trabajando". "Nos da la ilusión de tener un objetivo, porque hasta ahora tirábamos de cuatro cafés y algo de reparto a domicilio, pero con eso no puedes vivir", señalaba Campos. En el mismo sentido, confesaba que "estas semanas han sido más de luchar con el corazón y el pulmón que otra cosa, porque facturas ni un 30% y los costes siguen al 100%".

Desde el Ayuntamiento, el alcalde, José Manuel Aranda, valoraba la medida y la calificaba de "esperada ante la tendencia que el Gobierno de Aragón calcula en unos 170 casos por cada 100.000 habitantes" y puntualizaba que "puede servir para no seguir agobiando a los sectores que estaban más asfixiados". A pesar del cambio, Aranda hacía un llamamiento a "seguir siendo prudentes y a mantener un comportamiento ejemplar para no volver atrás y que sigamos avanzando poco a poco". También reclamaba "que la fatiga no nos lleve a una anarquía de querer acabar con todas las restricciones sino que hay que tener paciencia, porque así lo exige la situación sanitaria".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión