Despliega el menú
Aragón

Opinión

Tiempo de la salud

OPINIÓNACTUALIZADA 16/02/2021 A LAS 22:20
El presidente Javier Lambán, ayer tras su rueda de prensa.
El presidente Javier Lambán, ayer tras su rueda de prensa.
Guillermo Mestre

Esta semana recuperé en Facebook una columna que escribí hace cuatro años en este mismo espacio sobre el cáncer, el temor que genera y la posibilidad de derrotarlo. Esta enfermedad no es una bonoloto, aunque tampoco es como la peste que arrasó Europa en el siglo XIV o la covid-19, que hasta el 11 de febrero ha provocado más de dos millones de muertos en todo el mundo. La pandemia nos ha empujado a vivir este tiempo pendientes de la salud para afrontar los peligros que nos acechan. Ya dijo Woddy Allen, refiriéndose al cáncer, en su película ‘Desmontando a Harry’, que las palabras más bonitas no son ‘te quiero’ sino ‘es benigno’.

En esta coyuntura, el presidente del Gobierno aragonés, Javier Lambán, reconoció ayer al mediodía, en una declaración pública inédita, que le han descubierto un cáncer de colon en el hospital Miguel Servet y que comenzará su tratamiento la próxima semana. Quiere seguir manteniendo su actividad, como otros afectados que lo superan con su esfuerzo, aunque admitió que también puede afectar a su hoja de ruta.

Esta emotiva declaración del político ejeano coincidió con el Día Internacional del Niño con Cáncer y será difícil que olvide esta jornada. Está en manos del buen hacer de los profesionales de la salud pública, que han salvado a muchas personas y a los que ha elogiado, como agradeció el respeto de los ciudadanos ante su situación delicada. Cuando tocaba hablar de la recuperación de los bienes de Aragón del Museo de Lérida, en un día histórico, o de las elecciones celebradas en Cataluña, el presidente habló de su salud. Suerte, cada vez hay más victorias con los tumores no benignos.

Etiquetas
Comentarios