Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Un largo litigio judicial que marca la historia de Aragón

Han tenido que pasar 25 años y ocho meses (9.377 días en total) para que las parroquias del Aragón oriental hayan empezado a recuperar, por fin, los 111 bienes de arte sacro trasladados décadas atrás a Lérida.

Tabla del Calvario. Esta pintura sobre tabla del siglo XV, atribuida a PedroGarcía de Benabarre, se encuentra en exposición permanente en el Museo de Lérida. Es una de las más valiosas y está catalogada como BIC.
Tabla del Calvario. Esta pintura sobre tabla del siglo XV, atribuida a PedroGarcía de Benabarre, se encuentra en exposición permanente en el Museo de Lérida. Es una de las más valiosas y está catalogada como BIC.
Heraldo

Han tenido que pasar 25 años y ocho meses (9.377 días en total) para que las parroquias del Aragón oriental hayan empezado a recuperar, por fin, los 111 bienes de arte sacro que fueron trasladados décadas atrás a Lérida sin ningún tipo de contrato de compraventa, permuta o donación. Así lo sentenció hace algo más de un año el Juzgado de Instrucción número 1 de Barbastro poniendo fin a un largo litigio que ha marcado la historia de Aragón.

En este últimos cuarto se siglo se ha sucedido las resoluciones y los interminables recursos, primero a nivel canónico y posteriormente de la jurisdicción civil. Y en todos los casos, uno tras otro, siempre han ido dando la razón a las tesis aragonesas. Desde el decreto que emitió el nuncio Lajos Kada en 1998 ordenando la devolución de los bienes a las parroquias aragonesas, pasando por el Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica o el de Rota.

En este tiempo también ha habido intentos de acuerdos entre las diócesis y entre los gobiernos de Aragón y Cataluña para facilitar el retorno de las piezas, aunque ninguno materializado. Por eso, la diócesis de Barbastro-Monzón no tuvo más remedio que presentar una demanda contra su homóloga de Lérida que llevó a los dos obispos a encontrarse cara a cara en un juzgado. Pese al enésimo intento de las autoridades catalanas de retrasar la vuelta de los bienes, este lunes por fin se hizo realidad con los 23 primeros. Ahora hay que esperar a los 88 restantes para cerrar definitivamente este capítulo de los litigios de arte sacro.  

Esta es una cronología de los hechos más relevantes de esta lucha judicial.

1995

15 de junio. La Congregación de los Obispos de Roma separa de la diócesis de Lérida las más de 100 parroquias situadas en Aragón y las une a la diócesis de Barbastro-Monzón (aunque no fue hasta 1998 cuando se ejecutó la segunda fase del traspaso con las del Bajo Cinca y La Litera). Los entonces obispos Ramón Malla (Lérida) y Ambrosio Echevarría (Barbastro) afirman que no habrá problema en la transferencia de los bienes.

1998

29 de junio. El nuncio Lajos Kada decreta que el patrimonio artístico de las parroquias desmembradas se encuentra en Lérida a título de depósito y que deben volver a sus "legítimas propietarias". El obispo de Lérida pide la suspensión del decreto, que no es aceptada, e interpone recurso ante la Signatura Apostólica, máximo órgano judicial del Vaticano, que lo rechaza también el 23 de abril de 2001.

2000

Febrero. El Gobierno de Marcelino Iglesias anuncia una propuesta para negociar con Cataluña. Plantea un museo con un patronato formado por las dos diócesis y los dos gobiernos autonómicos. La propuesta decae.

2001

17 de septiembre. El nuncio Manuel Monteiro de Castro nombra una comisión de expertos para ejecutar el decreto de Lajos Kada y determinar cómo tiene que hacerse la devolución.

2002

27 de junio. El Prefecto del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica resuelve que ha de cumplirse el decreto "y no se puede plantear ninguna acción más". Sin embargo, Lérida no se conforma y eleva una súplica al Papa. La Secretaría de Estado de la Santa Sede la deniega.

2005

10 de enero. El nuncio Manuel Monteiro de Castro nombra un mediador, Silverio Nieto, que en septiembre de ese mismo año ordena ejecutar el decreto de 1998 y da un plazo de un mes a Lérida para entregar los bienes.

31 de agosto. Se licitan las obras de restauración del Palacio Episcopal de Barbastro, futuro museo de los bienes. El coste de la rehabilitación asciende a 9.185.156 euros, sufragados por el Gobierno de Aragón.

2006

14 de septiembre. Lérida presenta una demanda en el Tribunal de La Rota para que se pronuncie sobre la titularidad de las piezas.

2007

29 de noviembre. Se inaugura el Museo Diocesano y Comarcal de Lérida, en el que se exponen más de una docena de obras aragonesas. Son las más valiosas de las que están en depósito.

2008

13 de mayo. La Rota no admite el enésimo recurso de Lérida y finaliza la vía judicial eclesiástica

30 de junio. El obispo de Lérida, Francesc Xavier Ciuraneta, y el de Barbastro, Alfonso Milián, firman un acuerdo de devolución.

2010

19 de mayo. Arranca el primer juicio civil por la propiedad de 85 de las 111 piezas en litigio. La justicia ordinaria también da la razón al obispado de Barbastro-Monzón. La titular del Juzgado de Primera Instancia número 4 de Lérida desestima la demanda de la asociación de Amics del Museu de Lleida sobre la propiedad de los bienes y sentencia que es la Iglesia la que tiene que ejecutar la devolución. Al año siguiente, la Audiencia de Lérida ratifica ese primer fallo que atribuye la propiedad a la diócesis de Barbastro-Monzón.

27 de octubre. El obispo de Lérida, Joan Piris, y su homólogo de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, firman un documento ante el nuncio Fratini para el retorno.

15 de diciembre. Inauguración del Museo Diocesano de Barbastro con fotografías de las piezas en litigio retenidas en Lérida.

2013

29 de mayo. El Tribunal Superior de Justicia de Aragón avala la catalogación aragonesa de las obras tras el recurso.

2017

19 de septiembre. El obispado de Barbastro-Monzón decide, por primera vez, recurrir a la justicia civil para reclamar la devolución de los 111 bienes propiedad de las parroquias altoaragonesas que se encuentran en depósito en el Museo Diocesano y Comarcal de Lérida.

2018

13 de febrero. El abogado del obispado de Barbastro-Monzón, Jesús Guerrero, interpone una demanda en su nombre y en el de las 43 parroquias contra el obispo catalán, Salvador Giménez, y el Consorcio del Museo de Lérida para conseguir la devolución de los 111 bienes.

2019

16 y 17 de mayo. Se celebra el juicio en el Juzgado número 1 de Barbastro para intentar recuperar definitivamente los bienes tras casi 25 años de litigios. El obispado de Lérida da un giro de 180 grados en su estrategia de defensa y reclama la propiedad de 83 de las 111 obras de arte pero sin acreditar contratos de compra. Solo acepta entregar las 28 piezas restantes, que están tasadas en 52.050 euros, lo que representa únicamente el 0,67% del valor de todas, que asciende a casi 7,7 millones.

11 de diciembre. El Juzgado de Barbastro dicta sentencia casi siete meses después de la celebración del juicio estimando íntegramente la demanda que presentó el Obispado en representación de las 43 parroquias. El juez Carlos Lobón resuelve en un exhaustivo fallo de 80 páginas que los bienes en litigio son propiedad aragonesa y que solo están en Lérida "en depósito" desde 1893 ya que ni el Obispado ni el Consorcio del Museo pudieron aportar ningún contrato de compraventa, permuta o donación. Por ello, ordena la "inmediata devolución" de las 111 piezas.

2020

24 de septiembre. El Tribunal de Conflictos de Jurisdicción rechaza el conflicto planteado por la Generalitat de Cataluña contra el Juzgado de Barbastro. La resolución allana el camino para pedir la ejecución provisional del fallo.

17 de diciembre. El Juzgado nº 1 de Barbastro dicta un auto que requiere al Museo de Lérida a entregar los 111 bienes a las parroquias aragonesas antes del 15 de febrero del 2021, ejecutando provisionalmente la sentencia dictada un año antes, tal y como habían pedido los letrados del obispado de Barbastro-Monzón y del Gobierno de Aragón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión