Aragón
Suscríbete por 1€

entrevista 

José María Rivera: "La Fiscalía lleva denuncias por la pandemia, pero no una causa general"

El fiscal superior de Aragón se jubila el lunes con 72 años. Este viernes recordó cómo le marcaron los casos de la discoteca Flying y el acelerador del Clínico

El fiscal superior de Aragón, José María Rivera, ayer en el despacho en su último día de trabajo.
El fiscal superior de Aragón, José María Rivera, ayer en el despacho en su último día de trabajo.
Francisco Jiménez

El fiscal superior de Aragón, José María Rivera, se jubila el próximo lunes al cumplir 72 años. Ayer dejó el que ha sido su último despacho después de una carrera de 47 años en el Ministerio público tras ejercer en Gerona (1974-76), Lérida (1976-83) y, desde 1983, en Zaragoza. La pandemia modificó su último año con el teletrabajo e impide que haya un acto oficial de despedida. Antes de concluir su jornada concedió a HERALDOesta entrevista.

¿Acaba su carrera y se jubila?

Después de 47 años de ser fiscal. En los últimos 17 he estado al frente de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Aragón. Me nombraron en 2004, y pasé a ser fiscal superior de Aragón en 2008, cuando se crearon las Fiscalías Superiores. Cumplo 72 años el lunes y hoy es mi último día de trabajo. Mi cese sale en el BOE. Dejo de ser fiscal administrativamente, aunque ser fiscal se lleva siempre en el corazón.

¿Cómo se va a despedir?

Acabo de tener una videoconferencia con la Fiscalía General del Estado. Estaba la fiscal general (Dolores Delgado), el teniente fiscal, el inspector fiscal, el fiscal jefe de la oficina técnica y la fiscal de la Sala de lo Militar. Ha sido una iniciativa de la Fiscalía General, como un pequeño homenaje, ya que no va a haber ningún acto de despedida. Lo exige la responsabilidad ante la pandemia, ni siquiera en ‘petit comité’.

¿Qué balance hace de media vida en el Ministerio fiscal?

Siempre resalto de los fiscales la lealtad y el compromiso. La lealtad profesional y personal de quien tiene una responsabilidad de ejercer las jefaturas, consigo mismo y con los demás, aunque discrepen. El compromiso es porque los fiscales no solo despachamos papeles o vamos a a los juicios sino que debemos servir a los ciudadanos en materia penal, civil, contenciosa o social. Nos nombra el Estado para defender los derechos de los ciudadanos y para eso nos paga. Eso he intentado con honradez y humildad. A veces lo conseguido y otras no.

¿Qué ha supuesto la pandemia?

El fiscal José Luis Criado decía que el fiscal jefe el último año se le complicaba y lo acertó de pleno. La pandemia nos provocó un cambio radical, al despachar casos de las residencias de ancianos, la situación epidemiológica o la paralización de procesos. La mayoría estuvimos en teletrabajo. Fue un acierto confinarnos, salvo los que iban a la guardia o a juicios. Recabamos informes de la Fiscalía General y afrontamos la situación como pudimos, razonablemente bien. Se abrieron denuncias por la pandemia, pero no una causa general. Aragón es un sitio pacífico y es para presumir.

¿Cuándo se elige a su sustituto?

De momento, se queda al frente el teniente fiscal Enrique Pera, y en un par de meses se puede elegir al próximo en un concurso.

¿Qué casos le marcaron aquí?

Llevé dos casos especialmente dolorosos, como el de la discoteca Flying y el acelerador del Clínico, que coincidieron en el tiempo. Había bastantes muertos en los dos asuntos de imprudencias y era difícil determinar la causa. Aquel 1991 coincidió con la muerte de mi padre. Y como fiscal superior los años fueron mejores.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión