Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

aragón

Presidencia elude aclarar si el Ejecutivo sabía de la postura de Bayona sobre el lobo

PP y Ciudadanos instan al Gobierno autonómico a rectificar su postura y piden ayudas para los ganaderos

Mayte Pérez fue preguntada sobre la polémica del lobo tras la visita institucional del secretario de Estado para la UE.
Mayte Pérez fue preguntada sobre la polémica del lobo tras la visita institucional del secretario de Estado para la UE.
Oliver Duch

La consejera de presidencia del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, evitó ayer aclarar si el Ejecutivo conocía la postura del director general de Medio Natural, Diego Bayona (Podemos), antes de que este votase a favor de la prohibición de la caza del lobo en todo el territorio nacional. Preguntada en rueda de prensa, Pérez tampoco confirmó si el Gobierno trató de cambiar el sentido del voto antes de la Comisión Estatal de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica. La consejera, que habló a los medios acompañada del secretario de Estado de la UE, Juan González-Barba, se limitó a recordar que Lambán ya ha desautorizado a Bayona y prefirió no ahondar en posibles medidas. «Donde hay patrón no manda marinero», dijo, en referencia a la postura marcada desde el Pignatelli.

El voto aragonés, favorable a introducir el lobo en el listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial -prohibiendo así su caza en todas las comunidades independientemente de la población del animal y a las características de cada territorio- ha despertado críticas entre los ganaderos y desde la oposición. El portavoz de Medio Ambiente del PP en las Cortes, Antonio Romero, pidió ayer la comparecencia en pleno del consejero del ramo, Joaquín Olona, para conocer «el posicionamiento» de la DGA. En concreto, Romero solicitó que se aclare si su postura es «la que dice Podemos», y reclamó también la comparecencia de Diego Bayona.

Además, instó al Gobierno autonómico a rectificar su voto favorable a la protección del lobo y a pedir al Ejecutivo central a dejar sin efecto el acuerdo aprobado la pasada semana. También urgió un plan de ayudas «real» para los ganaderos afectados por los ataques de los cánidos.

Romero criticó que, «para poder alcanzar el gobierno», el PSOE tuviera que ceder Medio Ambiente a Podemos, lo que provoca «continuas crisis» como en la ampliación de Cerler, el ICA, o la gestión forestal, y lamentó que «los paganos de esas crisis» sean los agricultores y ganaderos.

Por su parte, el diputado de Ciudadanos Ramiro Domínguez aseguró que Podemos «va a su aire» en el cuatripartito, creando «inestabilidad política y social» por sus decisiones «sectarias y populistas que dañan a la ganadería extensiva». Domínguez puso el foco sobre el consejero de Agricultura, cuya postura en el asunto es distinta a la del director general: «Si el subalterno se salta al jefe y el jefe no toma decisiones, el jefe es el responsable».

El parlamentario naranja subrayó que «los que realmente están en peligro de extinción son los ganaderos» y añadió que «no se pueden hacer políticas en los despachos sin contar con los territorios». Domínguez destacó «el daño» causado en las comarcas de La Ribagorza y los Monegros y pidió un plan autonómico sobre el animal, así como ayudas económicas a los afectados.

Por su parte, la plataforma contra la presencia del lobo y oso en Aragón exigió la dimisión inmediata del director general de Medio Natural. En un comunicado, expuso que «una persona contraria a la ganadería extensiva y el mundo rural no puede estar ni un minuto más en el cargo, de lo contrario, el presidente Lamban y el consejero Olona serán cómplices de este atropello al sector ganadero». La organización mantendrá una serie de reuniones con los partidos «favorables a controlar a los depredadores».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión