Aragón
Suscríbete por 1€

CRISIS EN EL PP-zARAGOZA

Celma pide disculpas y admite que se pasó "de frenada" con los ceses

Junto al líder regional del PP, reúne a los diputados de la DPZ para escenificar el relevo en la portavocía, que asume Ustero.

Beamonte y Celma han presidido este martes la reunión con los ocho diputados de la DPZ en la sede del partido en Zaragoza.
Beamonte y Celma han presidido este martes la reunión con los ocho diputados de la DPZ en la sede del partido en Zaragoza.
PP

El presidente del PP-Zaragoza, Ramón Celma, ha hecho este martes su particular acto de contricción ante los diputados de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) tras la crisis que generó el pasado viernes al fulminar a su secretario general y hasta ahora portavoz en la institución provincial, al que tuvo que restituir como número dos obligado por la direcciones nacional y autonómica. En la sede del partido, en una reunión presidida por el líder autonómico, Luis María Beamonte, ha pedido "disculpas" por el daño que hubiera podido generar a los ocho compañeros en la institución provincial y admitió que se había "pasado de frenada" con la retahíla de destituciones, que incluyó la de tres secretarios de área nombrados hace tres meses tras asumir el liderazgo provincial, según fuentes del PP conocedoras de los términos del encuentro.

Como estaba previsto, la reunión ha servido para votar y escenificar la unidad a la hora de relevar a Artajona como portavoz en la DPZ, puesto en el que se estrenará este miércoles en el pleno la alcaldesa de Olvés, Iluminada Ustero. Este fue el nombramiento propuesto por Celma al comité ejecutivo del pasado viernes y al que ninguno de sus 60 asistentes se opuso, como tampoco lo han hecho los ocho diputados provinciales. La cita en la sede del partido se ha alargado poco más de un hora.

Este no ha sido el único cambio en la organización del grupo provincial. Inmaculada de Francisco asume la presidencia, ahora sin cubrir, y hará las funciones de coordinación, mientras las dos áreas que desempeñaba hasta ahora, la secretaría y tesorería las desempeñarán María Ángeles Larraz y Luis José Arrechea, respectivamente. Mientras, José Manuel Gimeno continuará de portavoz adjunto.

Las citadas fuentes han señalado que la intervención de Celma ha sido muy breve y se ha explayado más el líder autonómico, Luis María Beamonte, quien ha instado  a todos a cerrar "heridas" y a ponerse a trabajar por el partido "todos juntos".

También ha intervenido el principal damnificado por las decisiones, Francisco Javier Artajona, al que el presidente provincial le ha trasladado que contaba con él para trabajar en la labor orgánica del partido. El secretario general restituido ha apuntado que tenía la conciencia "muy tranquila" por el trabajo realizado en todos los puestos que le ha tocado ejercer y que, a su juicio, no se le podía acusar de no tener "voluntad de sumar".

La única cuestión que ha quedado pendiente por dilucidar para más adelante es la del personal dependiente del grupo provincial. En este aspecto, los presidentes autonómico y provincial lo abordarán directamente, aunque todos los cargos y dirigentes consultados incidieron en que no está en tela de juicio la continuidad del asesor jurídico ni de las dos administrativas, que gozan de la confianza de Luis María Beamonte desde su etapa de presidente de la DPZ. Asunto aparte es la del jefe de gabinete, estrategia y comunicación de Celma, el consultor Jesús Arroyo, cuyos servicios paga el grupo. El presidente provincial insiste en mantenerlo, pero muchos apuntan que no lo podrá retener por mucho tiempo dado los recelos que despierta y la responsabilidad directa que se le achaca en esta crisis que todos quieren dar por zanjada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión