Aragón
Suscríbete por 1€

Tercer Milenio

La investigadora aragonesa Clara Cuesta logra uno de los 5 premios L'Oreal-Unesco

Su proyecto sobre las propiedades de los neutrinos es uno de los galardonados con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

Las cinco premiadas: Clara Cuesta, María Retuerto, Jezabel Curbelo, Sonia Ruiz Raga. y Judith Birkenfeld.
Las cinco premiadas: Clara Cuesta, María Retuerto, Jezabel Curbelo, Sonia Ruiz Raga. y Judith Birkenfeld.
L'Oreal-Unesco

El proyecto de la investigadora aragonesa Clara Cuesta es uno de los cinco galardonados  en la última edición de los premios L’Oréal-UNESCO “For Women In Science”, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.  Cada uno de los cinco proyectos premiados están dotados con 15.000 euros que se destinarán a seguir financiando sus avances.

Estos estudios van desde el desarrollo de nuevos métodos de obtención y acumulación de energías renovables como el hidrógeno verde, hasta la detección temprana de enfermedades oculares, pasando por el estudio de las propiedades de los neutrinos, que permitirían ampliar el conocimiento del universo y el desarrollo de nuevas tecnologías, y la aplicación de las matemáticas en geofísica para comprender mejor el funcionamiento del planeta.

El proyecto de la zaragozana Clara Cuesta, del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), estudia las propiedades de los neutrinos, partículas clave del universo, para comprender mejor su funcionamiento, el origen de la materia y la desaparición de la antimateria. Un conocimiento que permitirá el desarrollo de aplicaciones tecnológicas punteras en el ámbito de la industria.

Licenciada en Física por la Universidad de Zaragoza, Clara Cuesta se doctoró en 2013 en dicha universidad con una tesis sobre la búsqueda de materia oscura en el experimento ANAIS situado en el Laboratorio Subterráneo de Canfranc. En 2013 inició una etapa postdoctoral en la Universidad de Washington (Seattle, EE.UU.) donde se convirtió en una experta en física de neutrinos trabajando en los experimentos de neutrinos.

Otra de las investigaciones premiadas es María Retuerto, del Instituto de Catálisis y Petroleoquímica-CSIC, quien estudia crear una tecnología para acumular energías renovables en forma de hidrógeno verde (H₂), contribuyendo así a combatir el cambio climático. Dos tercios de las emisiones de gases contaminantes se originan en el sector energético, por lo que para reducirlas se debe transitar a un uso masivo de energías renovables. Para ello, son necesarios métodos eficientes para acumular esta energía limpia y que puedan convertirse en fuentes globales.

Por su parte, la científica Sonia Ruiz Raga, del Institut Català de Nanociència i Nanotecnología (ICN2) investiga para crear dispositivos de conversión de luz solar a energía limpia de forma efectiva, barata, duradera y sostenible. En concreto, Sonia Ruiz  investiga en el desarrollo de tecnología fotovoltaica con materiales híbridos que facilite el uso de energías renovables de manera global. Es decir, tal y como ella misma explica, “en unos años incluso podríamos imprimir celdas solares en casa para poder llevarlas en todo tipo de dispositivos”, explica. 

Clara Cuesta (delante, en el centro) y el resto de sus compañeros del grupo de Neutrinos en el Ciemat, en Madrid.
Clara Cuesta (delante, en el centro) y el resto de sus compañeros del grupo de Neutrinos en el Ciemat, en Madrid.
Ciemat

La investigación de Jezabel Curbelo del departamento de Matemáticas de la Universitat Politècnica de Catalunya, analiza la evolución de los fluidos en la naturaleza a través de las ecuaciones que los modelan para comprender mejor la dinámica del interior de la Tierra y otros planetas. Su objetivo es desarrollar herramientas matemáticas de aplicación en geofísica con grandes aplicaciones en un futuro próximo.

Por último, la científica del Instituto de Óptica del CSIC Judith Birkenfeld investiga para el desarrollo de una herramienta para la detención temprana del queratocono, una enfermedad ocular de la córnea que afecta a 1 de cada 2000 personas en España y suele aparecer entre los 16 y los 25 años. La detección temprana es clave para frenar su desarrollo, disminuyendo la necesidad de trasplantar la córnea, y mejorando la calidad de vida de miles de personas.

“For Women In Science” lleva presente en España 21 años, desde que se otorgó el primer premio internacional a Margarita Salas. Desde entonces ha reconocido en nuestro país a 72 investigadoras y ha concedido ayudas por un valor total de 1,2 millones de euros. Una iniciativa con larga trayectoria que este año se celebra en un contexto marcado por la crisis sanitaria y económica de la COVID-19, donde el desarrollo de las STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) ha demostrado ser más necesario que nunca, no solo para combatir el virus, sino para garantizar una reconstrucción económica sostenible. Este año además el programa lanza la campaña #QueremosCiencia para visibilizar en el entorno digital la necesidad de estas disciplinas.

Principales contribuciones de Clara Cuesta  

Entre las principales contribuciones de la científica aragonesa Clara Cuesta está el haber colaborado en la primera observación de un tipo de interacción de los neutrinos con los núcleos, la dispersión elástica coherente, un proceso que no se había observado en más de 40 años. "Fue uno de los momentos más satisfactorios de mi carrera, pues era una interacción que a pesar de haberse predicho hace 40 años nadie había sido todavía capaz de observarla", recuerda.

"Me gustaría hacer un aporte relevante al conocimiento del funcionamiento del universo y las partículas que lo componen. En concreto, demostrar experimentalmente las propiedades de los neutrinos que nos faltan por entender y tienen implicaciones en el origen de la materia del universo", confiesa Clara Cuesta. Por ello, su proyecto tiene como objetivo mejorar el conocimiento de las propiedades de los neutrinos, las partículas elementales más elusivas, cruciales para entender mejor el universo. "El Modelo Estándar de la Física de Partículas funciona extraordinariamente bien salvo para explicar la masa del neutrino".

Sobre los beneficios de su investigación para la sociedad, Clara Cuesta asegura que "la investigación fundamental aporta conocimiento al ser humano y eso nos permite avanzar como sociedad. Además, este conocimiento permitirá el desarrollo de aplicaciones tecnológicas punteras en el ámbito de la industria".

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión