Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

el tiempo

Una lluvia de barro tiñe de marrón diversos puntos de Aragón

Calles, coches y ventanas de las casas han amanecido salpicadas por una mezcla de lluvia y polvo esta mañana de sábado en diferentes puntos de Aragón.

Día ajetreado en lavaderos de coches, limpieza de portales, calles, ventanas... A muchos aragoneses les ha cogido por sorpresa esta mezcla de agua y barro que ha salpicado de suciedad a gran parte de la comunidad. En algunos lugares, como en Llanos del Hospital (Huesca), hacía más de 30 años que no se veía una nube de polvo de tanta densidad, tiñendo de marrón la nieve de los Pirineos

También en el Bajo  Aragón, en localidades como Calanda, usuarios de redes sociales han compartido fotografías donde se puede comprobar las consecuencias de este fenómeno, más común de lo que parece.  "El pueblo ha amanecido cubierto de barro. En el lavadero de coches de la localidad se han formado largas colas de vehículos a la espera de turno para quitarles la costra de barro", aseguraba un vecino del municipio calandino. Misma situación se ha producido en la capital aragonesa, Zaragoza, y su provincia, donde el rastro de barro ha sido evidente.

¿Por qué se producen las lluvias de barro?

La explicación, tal y como ha descrito Aemet Aragón, es sencilla: el barro viene provocado de la mezcla del polvo que sube del norte de África con las precipitaciones. Polvo originado por la arena del desierto del Sáhara que ha cruzado el largo de la península ibérica en esta primera semana de febrero de 2021. Un fenómeno que recibe el nombre de 'lluvias de sangre', denominación que añade tintes apocalípticos a un inicio de año marcado por la abrumadora borrasca Filomena y los terremotos en Granada.

Esta ha sido la imagen que nos ha dejado la nube de polvo en Llanos del Hospital. En Calanda, Juanma Bernad también ilustraba en redes sociales el rastro que dejaban las precipitaciones y el polvo africano a lo largo de esta noche. 

Factor clave: el polvo en suspensión

En primer lugar, hay que tener en cuenta que las gotas de lluvia no están compuestas únicamente de agua. Para generarlas necesitan las partículas conocidas como núcleos de condensación, a las que el agua se une para formar la gota de lluvia. Dichos núcleos pueden estar formados por sales, materia orgánica y polvo en suspensión. Este polvo en suspensión se refiere a las partículas de arena que llegan a España desde el Sáhara, también llamado calima. En Canarias, la entrada de este polvo es muy habitual, dejando estampas naranjas sin visibilidad y afecciones como las producidas en febrero de 2020.

Techo de un coche cubierto de lluvia de barro en Zaragoza.
Techo de un coche cubierto de lluvia de barro en Zaragoza.

Un fenómeno que afecta muy especialmente al litoral mediterráneo. Para que esto se produzca, es necesario que las lluvias sean muy débiles, casi inapreciables, facilitando que cuando se evapora el agua quede el residuo sólido del polvo del desierto del Sahara depositado sobre coches, calles y balcones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión