Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

educación

Los niños que convivan con personas de riesgo también podrán recibir educación a distancia

La DGA manda una instrucción a los colegios para que los tutores envíen trabajos, tengan contacto telemático y evalúen al alumnado con familiares en grave riesgo de salud.

NIEVE Y FRIO EN EL COLEGIO PUBLICO RAMIRO MALLEN DE CALAMOCHA / 19-01-2021 / FOTOS: FRANCISCO JIMENEZ[[[FOTOGRAFOS]]]
Imagen del colegio de Calamocha.
Francisco Jiménez

Los alumnos que convivan en casa con familiares con problemas graves de salud también podrán recibir educación a distancia. El Gobierno de Aragón mandó a los centros la semana pasada una instrucción en la que admitía, por primera vez, que pudieran recibir educación no presencial no solo los niños que sufren alguna patología grave, sino también los que vivan con una persona de riesgo grave en caso de contagio de coronavirus.

Esta decisión ha sido bien recibida por las familias afectadas, aunque critican que el catálogo de enfermedades que recoge es demasiado concreto. Además, algunos sindicatos también han considerada necesaria la instrucción, aunque algunos como CGT lamentan “la improvisación”, “el aumento de carga de trabajo que supondrá” y “que no se tenga en cuenta al profesorado” para que ellos se puedan beneficiar también de esas medidas.

La instrucción de la Dirección General de Planificación y Equidad apunta que el plan es aplicable a los alumnos que sufran enfermedades susceptibles de riesgo vital por exposición al coronavirus, y también a los que convivan con personas en esa situación. Las deben gestionar los centros públicos para el segundo ciclo de Educación Infantil, Primaria, Secundaria, Formación Profesional y Bachillerato.

Para poder acogerse a esta fórmula, el alumno debe acreditar mediante un informe médico que él o una de las personas con las que convive sufre alguna de las enfermedades que recoge la instrucción, entre las que se incluyen un amplio catálogo de enfermedades cardiovasculares, pulmonares, endocrinológicas, del aparato digestivo, oncohematológicas, renales, errores innatos del metabolismo e inmunodeficiencias.

En cuanto a los alumnos que no acuden al colegio por un “miedo insuperable” a contagiarse de coronavirus, la instrucción señala que tendrá que ser atendido por profesionales y que los profesores hablarán con la familia para procurar “la normalización de su escolarización”. Si no se logra, se comunicará a la comisión de absentismo escolar, lo mismo que quienes dejen de asistir sin motivo al centro.

Para atender a los alumnos autorizados a recibir una educación no presencial, la DGA ha comunicado a los centros que deberán colaborar en primer lugar los profesores -si los hay- que se encuentren teletrabajando. Además, el tutor deberá enviar trabajo diario y semanal al alumno en cuestión, y -en la medida de lo posible- proponer actividades “de contacto telemático con el profesorado y el alumnado”. También deberá tener “un contacto individualizado telemático semanal” con el alumno para comprobar la evolución de su aprendizaje, las dificultades que se ha encontrado y para comentar las actividades que ha realizado.

La instrucción incide en que se deberá tener en cuenta la “dimensión emocional”, y que se procurará evitar “la ansiedad en el alumnado”. La evaluación de estos alumnos se basará en los criterios fijados previamente por el tutor y en las tareas realizadas, aunque no se descarta que en Secundaria tengan que acudir al centro a hacer exámenes “siempre que se pueda garantizar el distanciamiento” y unas condiciones de seguridad adecuadas.

Desde la Plataforma Familias Unidas Ante la Pandemia mostraron su satisfacción por este logro, ya que hasta ahora las familias que no llevaban a sus hijos al colegio por convivir con personas de riesgo dependían en parte de la voluntad del colegio. En algunos centros “los alumnos no eran evaluados, o recibían todo suspensos a pesar de que se esforzaban y remitían los deberes”.

“Ahora todo eso cambia”, admiten desde la plataforma. No obstante, consideran que el listado de patologías “es muy cerrado y muy reducido”, y que algunas enfermedades no están bien descritas. Además, piden que se pongan medios a los colegios para poder seguir las clases desde casa, mediante una cámara que enfoque únicamente al profesor.

Según apuntan, hay “cientos” de niños aragoneses afectados que se van a interesar por la posibilidad de estudiar desde casa. Desde el sindicato STEA han advertido recientemente del “incremento del absentismo escolar” por el miedo a los contagios después de las fiestas de Navidad. “Es un fenómeno que se ha incrementado sobre todo en el medio rural, con una estructura familiar extensa y tradicional que permite que la red familiar se haga cargo de los menores con mayor facilidad”, apuntan.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión