Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

aragón

Casa de paja: ecológicas, sí; baratas, no

Es un material que ofrece confort y con el que “se construyen termos, lo que supone un gran ahorro energético”.

El aislamiento de esta vivienda de Calamocha es de paja.
El aislamiento de esta vivienda de Calamocha es de paja.
Ecopaja

Construir casas de paja no es nuevo, pero sí lo es el 'boom' que están sufriendo. “Antes de la pandemia el interés por este material ya estaba muy al alza, pero tras el confinamiento, cuando pensábamos que algunos clientes se echarían atrás, solo cayó uno. Fue sorprendente, ya que nuestro principal cliente es el propio dueño de la vivienda”, explica José Veiga, arquitecto técnico y gerente de Ecopaja, una empresa de bioconstrucción afincada en Vitoria (País Vasco), pero que desarrolla su actividad por todo el territorio nacional.

“En Aragón, hemos trabajado en una vivienda unifamiliar de dos plantas y sótano ubicada en la localidad turolense de Calamocha”, apunta Veiga. “Y, ahora, estamos manteniendo los primeros contactos con unos clientes que quieren construir una vivienda, también, particular y de dos alturas en un municipio de la provincia de Zaragoza”.

Sin embargo, desde Arquitectura de entorno, un estudio centrado en la arquitectura sostenible ubicado en el municipio zaragozano de San Mateo de Gállego, añaden que “aunque bien es cierto que ha crecido el interés por las viviendas unifamiliares, la realidad es que alrededor del 50% se echan atrás cuando descubren lo que cuestan”. “El confinamiento desató la búsqueda de estas viviendas, y muchos acudieron a nosotros que estamos centrados en la arquitectura sostenible, pero la realidad económica termina siendo la que manda”, anota Pedro Bel, arquitecto y dueño del estudio.

“Y es que existe una falsa creencia de que la construcción con balas de paja resulta más barata que las de ladrillo”, indica Bel. “La paja en sí no es un material de construcción, hay que transformarlo y esto lo encarece, lo que puede resultar más caro que el ladrillo y el cemento. Incluso para aquellos que se deciden por la autoconstrucción, tras hacer un curso de formación. Hay que pensar en el resto de ventajas que ofrece este material”.

Detalle de la construcción de la vivienda de Calamocha.
Detalle de la construcción de la vivienda de Calamocha.
Ecopaja

“Los que eligen la paja realmente están apostando por un cambio de vida, más sostenible, pues la paja es al final un residuo agrícola”, indican desde Ecopaja. “Y a pesar de que resulte más caro de primeras, ya que además nosotros utilizamos solo la paja como aislamiento y la estructura es de madera, hay que hacer cuentas a 50 años. Con este material se construyen, como solemos decir, termos, lo que supone un gran ahorro energético, tanto de calefacción en invierno como de aire acondicionado en verano”.

“Eso sí, cabe señalar que la apuesta por la paja no es exclusiva de las viviendas particulares, las empresas también están apostando por este material”, señala Veiga. “De hecho, tenemos varios proyectos industriales en marcha, como el de una almazara en Andalucía, aunque ninguno en estos momentos en la Comunidad aragonesa”.

Casa ecológica en construcción. Laura Uranga
Casa ecológica en construcción en Angüés. Laura Uranga
Laura Uranga

Espacio Choliba, el ejemplo de que se puede autoconstruir con paja

Sin embargo, hoteles, casas rurales y viviendas sí que han apostado por este material en Aragón. Espacio Choliba es un ejemplo de ello. Situado en la localidad oscense de Angüés, cuenta con una casa rural de paja, recién abierta, autoconstruida por amigos y voluntarios durante los dos últimos años. “Ha sido un proceso enriquecedor. Hemos viajado sin movernos de casa gracias a las experiencias de los voluntarios que se han acercado hasta aquí”, explica Diego Vázquez-Prada, creador de este proyecto. En total, según detallan en su web, han pasado más de 200 personas llegadas no solo de toda España, sino también de países como Alemania, Dinamarca, Estados Unidos, Japón, Australia, Canadá o México.

“La idea de utilizar este material nos surgió a raíz de una amiga, que se hizo una casa de paja”, relata el mismo. “Y hemos conseguido un gran aislamiento tanto del frío como del calor. Además de una gran sensación de confort”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión