Despliega el menú
Aragón

La hostelería ha pedido ya 1,7 millones en créditos y cobrará las ayudas en marzo

Hasta 4.468 bares y 378 locales de ocio nocturno se han acogido al plan de la DGA.

TERRAZAS ECHANDO EL CIERRE EN LA ZONA DE ROMAREDA DE ZARAGOZA / 30-01-2021 / FOTOS: FRANCISCO[[[FOTOGRAFOS]]]
Un camarero recoge las sillas de una terraza en la zona de Romareda.
Francisco García

Los hosteleros aragoneses han pedido ya 1,7 millones de euros en créditos a consecuencia de la pandemia y las fuertes restricciones horarias y de aforo aprobadas por los gobiernos de España y de Aragón para frenar el avance del coronavirus. La dramática situación que viven cafés, bares, restaurantes, locales de ocio nocturno, cáterin y empresas de distribución de alimentos ha hecho que la Consejería de Economía tramite en apenas dos meses 52 operaciones al 0,5% de interés a través de la sociedad pública Sodiar, una de las tres líneas contempladas en el plan de rescate presentado en noviembre por el Ejecutivo autonómico.

Las mismas fuentes confirmaron que actualmente hay en estudio otras 17. Esta línea de circulante, apuntaron, permite atender operaciones de hasta 50.000 euros, y en caso se necesitar un mayor importe "se cofinancia a través de entidades bancarias". A través de Avalia, otro de los ejes de la estrategia regional, se han formalizado 39 peticiones por un importe de 3,1 millones. Tanto en esta línea como en la de créditos blandos habría aún margen de actuación, ya que el Gobierno aragonés presupuestó un total de 10 millones de euros.

Para las ayudas directas habrá que esperar. El Gobierno de Aragón empezará a pagar los cinco millones de euros incluidos en el plan a partir de marzo. La convocatoria, a la que han concurrido 4.975 negocios, según datos de la Consejería de Industria, dará 1.000 euros a los titulares de bares y restaurantes y 3.000 a los propietarios de locales de ocio nocturno, distribución y cáterin, pudiendo percibir hasta 10.000 aquellas personas que posean varios negocios.

Estas cuantías han sido desde un principio objeto de polémica, ya que las principales asociaciones de cafés, bares y restaurantes las consideran «a todas luces insuficientes» dadas las fuertes restricciones que soportan desde hace meses, que hacen que los gastos fijos pesen cada día más. El sector, de hecho, ha cifrado esta semana en 160 millones de euros las pérdidas provocadas por la pandemia hasta el momento.

El Departamento de Industria ha recibido 4.468 solicitudes de bares, 378 de locales de ocio nocturno, 75 de cáterin y 54 de empresas distribuidoras de alimentos.

Aunque el sector ha criticado la tardanza de las ayudas en repetidas ocasiones, desde la Consejería defienden el trabajo que se está realizando, ya que es necesario comprobar «uno a uno» los expedientes para garantizar que cumplen los requisitos de la convocatoria, entre los que figuraban tener la licencia en vigor y estar al corriente de las obligaciones con la Agencia Tributaria y en materia de medio ambiente e igualdad.

La intención, señalaron las mismas fuentes, es que estas ayudas se empiecen a pagar en un mes. Por el momento se han revisado alrededor de 1.500 expedientes, por lo que quedarían prácticamente otros 3.000.

El Departamento trabaja también en la última línea de ayudas abierta por el Ejecutivo aragonés: 2,7 millones que se dividen en 1,4 para la adaptación de los locales a las medidas higiénicosanitarias –desde la instalación de calefactores a dispensadores de gel hidroalcohólico– y 1,3 para la promoción de asociaciones y entidades privadas sin ánimo de lucro.

Asimismo, desde Industria confirman que las ayudas del primer plan, presentado en mayo, están ya "todas pagadas". En esta ocasión se presentaron 3.296 expedientes y se autorizaron 2.710. Los más de 500 restantes fueron denegados por no cumplir los baremos.

El propio presidente de Aragón, Javier Lambán, pidió esta semana al Gobierno de Pedro Sánchez que «se implique» con las ayudas a la hostelería al considerar que el esfuerzo realizado con los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y los créditos ICO ha sido importante pero se ha quedado "corto". Más allá del apoyo del Ejecutivo central, el autonómico trabaja para "recabar recursos" que permitan aprobar nuevas líneas de ayudas para este ejercicio.

Etiquetas
Comentarios