Despliega el menú
Aragón

historia

Aquel antiguo depósito de cadáveres en Zaragoza, hasta 1904

La Hermandad de la Sangre de Cristo guardaba los fallecidos que recogía todos los días en un lugar próximo de la Puerta del Carmen para enseñar a los ciudadanos por una reja para identificarlos.   

Antiguo depósito de cadáveres en la iglesia del Carmen, cerca del actual edificio de la Delegacion de Hacienda.
Antiguo depósito de cadáveres en la iglesia del Carmen, cerca del actual edificio de la Delegacion de Hacienda.
Hermandad de la Sangre de Cristo

La Hermandad de la Sangre de Cristo nació en el año 1286. Provenía de la comunidad de religiosos franciscanos, instalados en el convento de la orden de Penitencia de Jesús, situado en la plaza de España, donde está ahora la Diputación Provincial de Zaragoza, hasta que se trasladaron en 1554 al antiguo convento de San Francisco. Ese año, se firmó una concordia en la que se describían sus funciones, como asistir a los condenados a muerte antes de ser ajusticiados y recoger los cadáveres abandonados, si bien la tradición dice que se realizaba ya desde su nacimiento en el siglo XIII.

El cofrade Nacho Navarro comenta que en la Edad Media la Hermandad de la Sangre de Cristo salía todos los días por la mañana y por la tarde, con la campana, para recoger a los muertos en toda la ciudad y en la zona extramuros. Solían pedir dinero en las parroquias para sufragar la sepultura de los fallecidos y tenían bula papal desde 1690 para enterrarlos en zonas alejadas de la ciudad. Navarro detalla la existencia del depósito de cadáveres, que estuvo situado en la iglesia del Carmen, al lado de la puerta del Carmen, donde la hermandad exponía, detrás de una reja, a los fallecidos para que los ciudadanos acudieran para ayudarles a identificarlos. «Era un lugar donde estaba la sala de disección para que los médicos hicieran las autopsias y había una losa de piedra, en la que los exponían entre 24 y 48 horas», señala el miembro de la Hermandad.

Documento del Ayutamiento de Zaragoza sobre el traslado del depósito de cadáveres de la iuglesia del Carmen al Anatómico forense en la calle Doctor Cerrada, donde estuvop hasta 2003.
Documento del Ayutamiento de Zaragoza sobre el traslado del depósito de cadáveres de la iuglesia del Carmen al Anatómico forense en la calle Doctor Cerrada, donde estuvop hasta 2003.
Javier Belver

Aquel depósito de cadáveres, que podría estar situado en la actual Delegación de Hacienda, fue clausurado en 1904 por el Ayuntamiento de Zaragoza y trasladado al lado de la antigua sede de la Facultad de Medicina, en la actual calle del Doctor Cerrada. Navarro aporta documentación histórica –en una de las imágenes– sobre la decisión municipal del traslado de aquel depósito de cadáveres en Zaragoza.

El director del IMLA, José Manuel Arredondo, corrobora que «desde la Edad Media, pasando por los trágicos Sitios de Zaragoza y la Guerra Civil, hasta la actualidad, la hermandad se ha ido adaptando a los avatares de la historia de España, Aragón y Zaragoza». De hecho, «su largo recorrido histórico le ha permitido estar presente en el nacimiento y desarrollo del Cuerpo Nacional de Médicos Forenses (1948), así como en la creación de los institutos de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Aragón». «Todo ello ha supuesto que sus funciones iniciales de acompañamiento y servicio a difuntos y familiares se hayan visto ampliadas con las exigencias judiciales y de las ciencias forenses, en cuanto a la confidencialidad de lo actuado, la cadena de custodia y la prevención de los riesgos laborales inherentes al traslado de cadáveres», recalca el director del Instituto de Medicina Legal de Aragón.

La furgoneta de la Hermandad de la Sangre de Cristo en el Instituto de Medicina Legal de Aragón, que empezó a funcionar en 2003.
La furgoneta de la Hermandad de la Sangre de Cristo en el Instituto de Medicina Legal de Aragón, que empezó a funcionar en 2003.
Javier Belver

Los forenses José Manuel Arredondo, Marisa Tomás y Salvador Baena fueron testigos del último traslado del Anatómico Forense de la calle del Doctor Cerrada hasta el edificio actual en el barrio de San Gregorio, al lado del Hospital Royo Villanova. Las duras experiencias de la riada del campin de Biescas, en 1996, con 87 fallecidos, y el accidente en La Muela, en 1999, con 28 muertos al volcar un autobús, en las que intervino la Sangre de Cristo, empujaron a la ministra de Justicia, Margarita Mariscal de Gante (1996–2000), y a la alcaldesa de Zaragoza, Luisa Fernanda Rudi (1995–2000), a construir el nuevo IMLA con los medios que no tenía el Anatómico. En el año 2003, la nueva morgue se inauguró y la justicia pasó del siglo XIXal XXI.

Etiquetas
Comentarios