Despliega el menú
Aragón

historia

Encuentran en Fuendejalón los restos de María Domínguez, la primera alcaldesa de España

Los arqueólogos han dado este domingo con los restos de esta histórica socialista, fusilada en septiembre de 1936 junto a otros tres hombres.

Después de tres días de trabajos en el cementerio de Fuendejalón, este domingo se han localizado y exhumado los restos de María Domínguez Remón, la que fuera primera alcaldesa de la historia de España al ponerse al frente del Ayuntamiento de Gallur entre julio de 1932 y febrero de 1933. A falta de corroborarlo con el ADN de sus descendientes, los investigadores dicen que todo apunta a que el cuerpo que se ha encontrado corresponde a esta histórica socialista, fusilada en septiembre de 1936 junto a otros tres hombres en el camposanto de Fuendejalón.

Los testimonios que se han transmitido apuntaban a que el cuerpo de María Domínguez estaba junto a una tapia del cementerio. De hecho, hace años se levantó un memorial en ese punto que la recuerda. Junto a él comenzaron el viernes las excavaciones. La idea era hacer varias catas y tratar de localizar el cuerpo, pero no proceder todavía a la exhumación.

Sin embargo, el sábado, al tercer sondeo, se dio con los restos. “No estaban en el punto exacto donde nos decían, sino cuatro o cinco metros más allá”, señala Miguel Ángel Capapé, presidente de la Asociación por la Recuperación e Investigación contra el Olvido (Arico), que ha participado en los trabajos. Este domingo han procedido a la exhumación. Se trata de un cuerpo de mujer, de unos 50 o 60 años y “con un tiro en la nuca”, por lo que todos los indicios apuntan a que se trata de María Domínguez, que fue fusilada en ese punto junto con tres personas más, todos varones.

Los restos ahora han quedado en manos del laboratorio, y será el Gobierno de Aragón quien se encargará de cotejar su ADN. Una vez ratificada la identificación, volverá a descansar en el cementerio de Fuendejalón por deseo de sus familiares, pero en una sepultura digna y con un homenaje “a la altura que se merece”, como señala Pilar Gimeno, presidenta de la Asociación de Familiares y Amigos de los Asesinados y Enterrados en Magallón (Afaaem). Esta asociación ha sido quien ha investigado e impulsado los trabajos, que ha ejecutado de oficio el Gobierno de Aragón con un encargo a Arico.

La directora general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, Marisancho Menjón, que ha participado activamente en el plan para recuperar los restos de María Domínguez, cree que este personaje “merece mucho la pena por su lucha y por la trascendencia que ha tenido”.

Una historia de lucha

María Domínguez nació en Pozuelo de Aragón el 1 de abril de 1882. De familia humilde, siempre tuvo inquietud por leer y aprender. Según recogen los historiadores, le obligaron a casarse a los 18 con un hombre que la maltrató, por lo que ella abandonó el hogar y se fue a Barcelona. Allí entró en contacto con las ideas republicanas. Fue columnista habitual de varios periódicos y trabajó de maestra en Navarra. 

Quedó viuda y se casó con Arturo Romanos, un amigo de la infancia vinculado al socialismo. Con él se trasladó a Gallur, donde se ganó un prestigio de mujer tolerante, pacífica y progresista. Después de que hubiera un asesinato en la localidad, el Gobernador Civil pensó en ella para la alcaldía, convirtiéndose así en la primera mujer alcaldesa de España.

“Tiene todos los ingredientes para ser un referente del feminismo en España”, apunta Pilar Gimeno. La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ayer reivindicó “el legado” de María Domínguez y pidió “el reconocimiento que merece” tras haberse encontrado sus restos en el cementerio de Valdejalón.

Etiquetas
Comentarios