Despliega el menú
Aragón

turismo

Pere Granados, alcalde de Salou: "Si se cumplen las medidas sanitarias, ¿por qué no se puede viajar?"

El alcalde de la localidad tarraconense lanza un mensaje de tranquilidad a los propietarios aragoneses de segundas residencias: "No hay un exceso de actos delictivos".

Pere Granados, alcalde de Salou, en el Ayuntamiento de la localidad tarraconense.
Pere Granados, alcalde de Salou, en el Ayuntamiento de la localidad tarraconense.
Tjerek Van Der Meulen

¿Cómo ha sido la evolución de la pandemia en Salou?

Durante el verano hubo movimiento de personas, de segunda residencias y de algunos turistas, y hemos tenido una situación de control positivo. No hubo focos importantes gracias al gran comportamiento de los profesionales y de la población. En las playas hubo mucha concentración de personas sin mascarilla (porque se podía), pero no hubo ningún brote de contaminación vírica. A partir de octubre, la evolución de la pandemia en España nos ha afectado. Ahora estamos como puede estar el resto de la provincia de Tarragona, en una situación buena dentro de este contexto negativo general.

¿Qué consecuencias está teniendo esta situación?

El impacto es muy negativo, como en cualquier otra ciudad turística de costa. Hubo cierre de fronteras y fueron cayendo países que limitaban la movilidad, por lo que el turismo internacional fue casi inexistente. Encima el turismo español, que supone un 50% y pico por ciento, también se limitó en zonas como Lérida o el eje del Ebro.

¿Los aragoneses con segunda residencia se han acercado a Salou?

Sí, hemos detectado por los consumos de agua y recogida de residuos que ha habido incluso más actividad de la habitual. Las segundas residencias han hecho que Salou tenga más vida. Siempre han tenido importancia, pero ahora mucho más. 

Con los cierres perimetrales, ahora hasta eso ha desparecido.

Sí, se nota mucho. Cualquier fin de semana de estos venía mucha gente de Zaragoza y Aragón a pasarlo en su casa, a dar una vuelta por la playa, a simplemente estar… La playa es un espacio natural que tiene un plus, y es que es saludable. Insisto, este verano no ha habido contagios. Hay propietarios de segundas residencias que vienen a tener ese contacto con el mar, como un turismo saludable que es el que reivindicamos.

En ese sentido, ¿entiende que se prohíba venir a un propietario a su casa, si aquí tiene un comportamiento adecuado?

Quien ha adoptado estas medidas lo ha hecho por la movilidad, pensando que así se puede parar la contaminación vírica. Yo no digo que no, que para eso hay científicos, pero esto depende del comportamiento y la responsabilidad de cada uno. Está comprobado que se pueden hacer muchas cosas si se cumplen con las normas sanitarias. ¿Por qué no se puede viajar? Podría hacerlo si cumple con la distancia, la mascarilla y la higiene. El problema es que hay personas que no cumplen y lo pagamos todos.

Hay propietarios que llevan tiempo sin venir y que tienen inquietud por posibles robos u okupaciones. ¿Qué mensaje les da?

La situación es positiva, no hay un exceso de actos delictivos. No lo hay. Al haber menos actividad en general, la Policía se pueden dedicar más a controlar estas cosas. No quiere decir que de forma puntual pasen cosas, como en todos lados, pero hay que estar tranquilos. La cosa está bien.

¿No ha habido más casos que un año normal?

No, hay incluso más tranquilidad. El confinamiento municipal también ayuda, porque no puede haber repunte de gente que viene de fuera a delinquir. Estamos en una situación buena, la gente puede estar tranquila. Salou es una ciudad segura, siempre lo ha sido y ahora también lo es.

¿Cuál es su pronóstico para la campaña de este verano?

Me baso en datos, más que en pronósticos. Una compañía aérea acaba de abrir dos nuevas rutas con Reus, desde Irlanda y desde Bristol. Esto es un termómetro de que si se controla la pandemia, la temporada será buena. No como en 2019, pero tampoco como en 2020. Las contrataciones previas parece que van bien. Pero tiene que haber control de la pandemia, porque cuando hay repuntes, hay cancelaciones.

Cambiando de asunto, ¿cómo ve el mantenimiento de las elecciones catalanas para el 14 de febrero pese a la pandemia?

Mire, este verano había una manifestación y dije que está muy bien poder manifestarse, pero que por encima de cualquier derecho está el derecho a la salud y a la vida de las personas. Por encima de este derecho, no hay ninguno más. No hay bien superior a este. No tiene sentido decir a la gente que se tiene que quedar en casa y luego todos a manifestarse. Con las elecciones pasa lo mismo.

¿El cambio de fecha puede hacer variar la tendencia de voto?

La no modificación también lo puede alterar. La gente se lo piensa, tiene dudas, no está tan comprometida políticamente… El que esté muy motivado para ir a votar, lo va a hacer, pero puede haber gente que dude. Si no tengo muy claro el voto, igual me quedo en casa.

Etiquetas
Comentarios