Despliega el menú
Aragón

alimentación

Agricultura ordenará el confinamiento de gallinas en libertad ante la gripe aviar

Aunque no hay ningún brote en Aragón, la dirección general de Calidad y Seguridad Alimentaria publicará en breve una resolución con la medida preventiva.

Gallinas criadas al aire libre en una explotación avícola de la Comunidad aragonesa.
Gallinas criadas al aire libre en una explotación avícola de la Comunidad aragonesa.
HA

No hay ningún brote de gripe aviar en Aragón, pero la consejería de Agricultura del Ejecutivo autonómico ha decidido seguir las recomendaciones del Ministerio, que recientemente publicó una orden autorizando a las Comunidades autónomas a elevar las restricciones para evitar la posible aparición de focos.

La dirección general de Calidad y Seguridad Alimentaria, que lidera Enrique Novales, ya tiene lista una resolución, que será publicada en breves días en el Boletín Oficial de Aragón, que obligará a las explotaciones avícolas que crían sus gallinas al aire libre -ecológicas, camperas, sin jaula- a mantener encerrados los animales en las instalaciones de la granja por un periodo máximo de dos meses. Una medida que podría afectar a las 37 explotaciones que existen en la Comunidad y que suman una capacidad total de 1.855.864 animales.

No es que haya riesgo de que el manejo de este tipo de ganadería pueda provocar la aparición de un brote. El peligro está en las aves migratorias y el riesgo de contagio con las mismas si las gallinas están en el exterior y que, como ha sucedido en distintos países europeos, ya ha obligado a sacrificar cientos de miles de aves en toda Europa.

El director general de Calidad y Seguridad Alimentaria, Enrique Novales, reconoce que hasta ahora la preocupación en Aragón "no era excesiva" porque no hay presencia de la enfermedad. Sin embargo, explica que la detección de un ave salvaje positiva de influenza aviar en Cantabria y la muerte de tres cigüeñas y una oca en el Parque Natural de los Aiguamolls del Empordà (Gerona) infectado con el subtipo H5N8 justifica la decisión de la consejería de Agricultura de endurecer las medidas para evitar los contagios. Porque aunque se trata de una cepa que no afecta a los humanos y no se transmite por el consumo de carne y huevos, sus efectos económicos en las granjas son notables, ya que obligan al sacrificio de todos los animales.

"Aunque muchos ganaderos ya casi habían decidido tenerlas encerradas, con esta resolución facilitamos que no se rompa el sistema de producción en ecológico o de gallinas camperas, que podrán continuar comercializando sus huevos como tal porque la medida obedece a una causa excepcional por motivos sanitarios", explica Novales.

Aunque, según la última orden publicada por el Ministerio de Agricultura, ninguno de los humedales de Aragón se encuentra en situación de riesgo, el departamento que lidera Luis Planas continúa considerando de especial vigilancia a un total de 110 municipios repartidos por las tres provincias aragonesas que se encuentran próximas a espacios naturales en las que se produce afluencia de aves silvestres migratorias.

"Es cierto que aquí no tenemos humedales en máximo riesgo, pero tras el caso declarado en Cataluña nos hemos puesto en guardia porque cigüeñas hay por todo Aragón y preocupa que puedan ser las portadoras del virus", explica el director general, que advierte además que estos animales también suelen parar en Gallocanta. "Cerca de esa laguna existen importantes explotaciones avícolas que están apostando fuertemente por la cría de gallinas en libertad, como también las hay en el entorno del embalse de La Sotonera en Huesca", señala Novales.

Análisis de sangre

El confinamiento de las gallinas no es la única medida preventiva que el Gobierno de Aragón pondrá en marcha para evitar la presencia del virus en las aves. Además, junto con los controles oficiales que se realizan, se pedirá a las explotaciones que amplíen sus planes de autocontrol, centrados actualmente y en especial en la detección de la salmonela.

Así, desde la dirección general de Calidad y Seguridad Alimentaria se obligará a los ganaderos a tomar muestras de sangre aleatorias para detectar lo antes. "Hay que prevenir todo lo posible porque en cuanto aparece un animal contagiado la enfermedad se propaga con mucha rapidez", advierte Novales.

Tras varios años de estabilidad epidemiológica, fue en julio del año pasado cuando se detectó un aumento de la circulación del virus de influenza aviar tanto en aves de corral como en animales silvestres. El primer brote, recuerda el Ministerio, comenzó en el sur de Rusia y Kazajistán y se ha ido extendiendo por toda Europa hasta llegar a Francia, donde ya se han identificado hasta 170 focos, que han obligado a sacrificar a miles de ejemplares.

En España se ha contabilizado un caso en Cantabria y otro en Cataluña.

Etiquetas
Comentarios