Despliega el menú
Aragón

aragón es extraordinario

Albalate de Cinca pone color a su futuro

Con el Palacio de Solferino como gran joya patrimonial, el pueblo natal de Miguel Fleta ultima un plan de desarrollo inmediato que involucra a todos sus habitantes.

Es el pueblo natal de Miguel Fleta, el mejor tenor aragonés de la historia; es tierra de fruta, con la cereza como cultivo estelar, y el nombre del pueblo, de obvia procedencia árabe, quiere decir literalmente cruce de caminos (viene de Al Balata) con el ilustre apellido del río que baña sus tierras: Albalate de Cinca.

Ricardo Chárlez, su alcalde desde hace año y medio, pone el foco en algunos de los elementos patrimoniales más señalados del pueblo. "Tenemos el palacio Ducal de Solferino, con su torreón adosado; ahí se han ubicado diversos servicios, y no se ha abandonado la idea de que pueda albergar un museo dedicado a Miguel Fleta. Desde la terraza hay una gran vista; además, contamos con unas pinturas murales muy interesantes en el torreón. Se recuperó hace treinta años y sin duda se ha convertido en el emblema del pueblo".

En la entrada del torreón hay un gigante de Fleta -Miguelico para los albalatinos- y enseguida se adivina la grandeza de la construcción; tiene una gran portada barroca, está hecho en sillería, de cuatro plantas, tiene una y en la tercera se hallaron unas pinturas murales datadas en el siglo XVI. No abundan ejemplos de este tipo de pinturas en construcción civil; aparecieron en un espacio rectangular de 4,50 x 3,80 metros, identificado como la Recámara del Muy Ilustre Señor Don Alonso de Espés. Las pinturas están hechas en grisallas: blanco, negro y grises.

Ideas grandes de futuro

El empresario local Javier de Pablo ha conocido el éxito internacional como dueño de Fruit Luxury, una empresa cuya cereza ha cautivado a los consumidores más exigentes de Europa. Javier es el ideólogo de una iniciativa que involucra a todo el pueblo, y que quiere comenzar a andar ya mismo: el proyecto Púrpura. "Se va a trabajar en campos experimentales de ciertas especies frutícolas, como mora, frambuesa o arándano, de ahí el nombre, amén de hortalizas de diferentes colores; allí se integrará a todos, desde los escolares a los mayores como voces autorizadas y consejeros, los agricultores del pueblo, los productores… la idea es que producción resultante vaya a la restauración local, para desarrollar nuevas especialidades, además de emplear los frutos en transformación agroalimentaria, desde mermeladas a salsas. La hostelería está sufriendo mucho, y con algo distintivo podemos atraer más gente".

La idea involucra un fin solidario. "Queremos apoyar anualmente una causa benéfica en el pueblo con una parte de los beneficios. Es un modelo exportable y queremos empezar a plantar cosas ya".

Óscar Moret, responsable del sector Fruta de UAGA y alcalde pedáneo de Almudáfar (entidad menor de Osso de Cinca), se implica también en el proyecto, que valora por novedoso y dinámico. "Albalate siempre fue punto de encuentro; los viernes era día de ronda, de venir a Casa Santos, y esa costumbre se ha perdido un poco. Es un gran sitio para venir, pero no hay mucha gente que lo sepa. Hay polos de atracción turística fuertes en zonas cercanas; una idea así puede traer más visitas y fijar a la población joven. Al final los dinamizadores son las personas, más que las ideas".

El río, una porción del pantano y muchas ideas para ir más allá

Jorge Calvo nació en Albalate y en Albalate dio forma a su empresa de turismo de aventura, Agualate, fundada en 2013. "Llevaba años trabajando en los Pirineos en estos temas, y pensé que mi zona también tenía mucho que ofrecer, empezando por el Cinca. En la comarca hay otra joyas para el senderismo o la bici, como La Ripa de Alcolea o los Sotos del Cinca, estamos cerca de Los Monegros, Pirineos y Sierra de Guara... pero nada comparable al Cinca, el gran desconocido;la satisfacción que muestra la gente al bajarlo en rafting o canoas, las vistas... también me gusta rescatar tradiciones, como la carrera de cintas en bicicleta. Otra cita anual es la San Silvestre, el último fin de semana del año".

Ricardo Chárlez recuerda que "no se ha explotado el turismo ornitológico, y hay muchas cosas para mostrar. SEO BirdLife esta aquí al lado, en la Finca San Miguel de Belver de Cinca. Aquí se hacían cursos de cetrería, de hecho; hay águila y búho real".

El fenómeno Fleta

En su corta vida, segada por la enfermedad a los 40 años, Miguel Burro Fleta (Albalate de Cinca, 1897) llegó a lo más alto en el canto lírico mundial. Tenor de excepcionales cualidades, había nacido en Albalate de Cinca en 1897, En la plaza de España del pueblo, una placa marca su casa natal, y tiene calle y busto propios.

Dato curioso: sus hijas Elia y Paloma formaron un dúo vocal de cierto impacto en los años 50, y sus nietas Elia y Elizabeth, bogotanas de nacimiento, también alcanzaron repercusión en la música durante un par de años a principios de los 70 desde Madrid, gracias al padrinazgo de Juan Carlos Calderón. Uno de sus temas aparece en la banda sonora de la serie ‘Narcos’.

Casa Santos, el triunfo inapelable de las patatas gratinadas con carne

Víctor Sierra es el maitre y anfitrión de Casa Santos, el restaurante y hostal local que sigue en la brecha a pesar de las dificultades actuales; con 13 habitaciones, su fama llega de los fogones, con una especialidad que destaca por encima del resto: las patatas con carne. "Esta casa la fundó mi bisabuelo Santos, con venta de cafés y vinos en la primera etapa. En 1940, al casarse con mi bisabuela Elena, empezaron a dar comidas, y hasta hoy. La patata es el plato estrella; mi bisabuela se quedó un domingo sin macarrones, que era la especialidad que siempre ofrecía los domingos junto al pollo, y en la despensa solamente tenía patatas, eran tiempos difíciles; las preparó en el horno, les añadió carne picada y una buena bechamel, las gratinó… y empezó a correrse la voz. Cuando abrió la papelera de Alcolea empezaron a venir también de allá; siguen viniendo, como vosotros hoy".

ALBALATE DE CINCA

Comarca. Cinca Medio.

Cómo llegar. Desde Huesca, su capital de provincia, hay 85 kilómetros vía Monzón por la A-22 y desvío por la A-1234.

Dónde dormir y comer. Casa Santos (restaurante, bar y hostal) es la gran referencia local.

Patrimonio variado. La Fuente del Lugar, con sus inscripciones en latín, es un recurso llamativo, así como el busto dedicado a Fleta. La iglesia de San Martín es de fábrica románica (siglo XIII), reformada luego en el XVI y XVIII, y reparada tras la guerra civil.

Las fiestas. Cuando se celebran las fiestas de San Martín es muy significativa la reunión culinaria en la Plaza Mayor, en la que se sirve un menú tradicional compuesto por judías estofadas de la zona y carne guisada.

Casco urbano. El casco urbano de la localidad data de la época medieval, es un paseo muy agradable; de esta configuración añeja sólo se conservan las tres grande puertas, conocidas hoy como la de Arriba, la de Abajo y la de San Francisco.

Etiquetas
Comentarios