Despliega el menú
Aragón

defensa 

Militares sanitarios y los que van de misión son los primeros en recibir las vacunas

Defensa incluye en la prioridad a los efectivos de la UME que acuden a desinfectar las residencias de ancianos. Los 300 soldados de la Brigada Aragón que salieron a Letonia no la han recibido 

Un grupo de militares de la Brigada Aragón, ayer en el aeropuerto de Zaragoza, al ir a Letonia.
Un grupo de militares de la Brigada Aragón, ayer en el aeropuerto de Zaragoza, al ir a Letonia.
Brigada Aragón

El Ministerio de Defensa estableció el pasado día 13 una instrucción con la prioridad de las vacunas contra la covid-19 para los militares sanitarios y a los desplegados en misiones en exterior. A los sanitarios militares de la Academia General Militar, las unidades del Ejército de Tierra y del Aire en Aragón han empezado a aplicarlas. Se realiza en los botiquines donde hacen los reconocimientos a los militares en la Base aérea de Zaragoza o la Agrupación de Sanidad número 3, así como en la Unidad Médica o la EADA del Ejército del Aire.

Además, se han aplicado a los médicos y enfermeros/as del Batallón IV de Unidad Militar de Emergencias (UME), confirmaron fuentes militares, conforme a las instrucciones recibidas por la IGESAN (Inspección General de Sanidad de la Defensa) de acuerdo con las prioridades marcadas por el Ministerio de Sanidad.

Fuentes del Ministerio de Defensa señalaron que después de los sanitarios y los desplegados en misiones, se va a generalizar la inmunización para los efectivos de la UME que trabajan en la desinfección de las residencias y otros lugares por el riesgo que acumulan en las operaciones.

Sin embargo, los 300 militares de la Brigada Aragón desplegados a la misión en Letonia, de la OTAN, partieron los pasados días 10 y 15 de enero, y no les pudieron vacunar por la premura de su salida en medio de la instrucción de Defensa. Pueden aplicársela durante la misión, bajo el mando de la OTAN o si las envía el Gobierno español, según indicaron ayer fuentes militares.

A los integrantes de la misión en el país del Báltico les hicieron la prueba de PCR para comprobar que no daban positivo (como hacen a la tripulación de los aviones A400M que van al extranjero). Pero al llegar a la localidad letona había varios militares españoles de la unidad que estuvo los últimos seis meses contagiados que estaban en tiendas de campaña.

Defensa ha reclamado a unidades como el Ala 31 y el Ala 15 de la Base aérea de Zaragoza, y la Brigada Aragón, que va a enviar a 600 efectivos a Líbano y 300 a Mali en el próximo mes de mayo, que enumeren el personal crítico para aplicarles la vacuna en las próximas semanas.

Etiquetas
Comentarios