Despliega el menú
Aragón

agroindustria

La ampliación del matadero del Grupo Arcoiris en Valderrobres se agilizará al ser declarada de interés autonómico

Los plazos de los trámites para la inversión de la empresa turolense, que alcanzará los 5,4 millones y generará 10 empleos, se reducirán a la mitad.

El Grupo Arcoíris ampliará sus instalaciones hasta 2023.
El Grupo Arcoíris ampliará sus instalaciones hasta 2023.
Grupo Arcoíris

La inversión prevista por el Grupo Arcoiris para la mejora y la ampliación del matadero comarcal de Valderrobres (Teruel) ha recibido un impulso normativo. A propuesta de las consejerías de Economía, Planificación y Empleo, y de Agricultura y Medio Ambiente, el Consejo de Gobierno declaró ayer de interés autonómico dicho proyecto, que supondrá una inversión cercana a los 5,4 millones de euros y que elevará su plantilla hasta los 59 trabajadores, gracias a la creación de 10 nuevos puestos de trabajo, ocho de ellos destinados a mujeres.

Con esta declaración, el grupo cooperativo turolense, dedicado a la elaboración, industrialización y venta de la producción cárnica en la comarca del Matarraña, podrá imprimir mayor velocidad a su proyecto, ya que con ella se reducen a la mitad los plazos para realizar los perceptivos trámites administrativos.

El destacado desarrollo que el sector porcino ha experimentado en la comarca ha obligado al Grupo Arcoiris a ir adaptando el matadero y ampliando sus horas de funcionamiento para dar respuesta a las crecientes necesidades de los socios de la cooperativa –aglutina a mas de 600–"cada vez mayores en lo referente al sacrificio de ganado porcino, en detrimento del resto de especies", explican desde la empresa. Es en ese escenario en el que se justifica la nueva inversión con la que el Grupo Arcoiris pretende aumentar un 60% la capacidad de sacrificio. Así, el centro situado en ubicado en el polígono agroalimentario Ciudad de la Carne de Valderrobres podrá sacrificar 300 cerdos por hora, frente a los 125 actuales.

La inversión prevista incluye además la construcción de unas nuevas instalaciones en las que se ubicará un matadero de corderos con capacidad para 100 cabezas de ovino/día, y un centro de limpieza y desinfección acorde con la normativa para los vehículos de transporte del sector ganadero. También se mejorará y ampliará la estación depuradora para adaptarla a las nuevas capacidades de matanza, detallan desde la empresa.

Con la vista en la exportación

Todas estas actuaciones, destaca la compañía en su petición de declaración de interés autonómico, permitirán mejorar las condiciones higiénicas-sanitarias y de bienestar animal tanto en el proceso de matanza como en la calidad del producto final, pero también en los actuales flujos de personal. Y sobre todo, insisten, el proyecto supone una decidida apuesta por la innovación.

Porque además la inversión prevista por el Grupo Arcoiris tiene también la mirada puesta en el mercado internacional. No en vano, el proyecto está encaminado a la consecución de la homologación necesaria para poder exportar a países terceros, en concreto, a los mercados de China, Japón y Corea del Sur, donde se exige una autorización expresa de todos los establecimientos cárnicos que intervienen en la cadena de producción.

"Si hay un campo en el que en Aragón somos referente en los últimos meses es en el de las exportaciones. Hace poco conocimos el dato de noviembre, en el que el incremento anual registrado fue del 4,7%, frente a un descenso medio a nivel nacional del 1,3%". destacó la consejera de Presidencia, Mayte Pérez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, en la que destacó que "el principal protagonista de esta pujanza" es el sector agroalimentario. Y es que las ventas al exterior de productos frescos de porcino ha registrado en Aragón un aumento importante en los últimos años, convirtiendo la exportación de este producto en una oportunidad para las empresas, que ven incrementada sus cifras de negocios y reducidos los riesgos de concentración de la demanda de sus productos en zonas geográficas concretas.

«Todo esto hace que desde las administraciones, más si cabe ante la crisis generada por el coronavirus, debamos incentivar inversiones en este ámbito y facilitar que se lleven a cabo, como es el caso de este proyecto en Valderrobres, con el que conseguimos reforzar la actividad económica en la comarca del Matarraña", insistió la consejera.

La ampliación del matadero no es la único proyecto en el que está embarcado este grupo cooperativo, que trabaja también en la puesta en marcha de una nueva fábrica de piensos cuyas obras tienen previsto comenzar a principios de verano. Con ello, la inversión total alcanzará los doce millones de euros.

Etiquetas
Comentarios