Despliega el menú
Aragón

Adif licita por 51,53 millones las obras de instalación de la línea aérea de contacto en el tramo Zaragoza-Teruel

La electrificación de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto es uno de los proyectos más relevantes enmarcados en el Plan Director de esta línea como eje estratégico del Corredor Cantábrico-Mediterráneo.

Un convoy de Renfe, estacionado en Teruel el pasado miércoles, en su vuelta a la línea por encargo de JCV
Un convoy de Renfe, estacionado en Teruel
Jorge Escudero

El Consejo de Administración de Adif ha autorizado en su reunión de este martes la licitación de las obras del proyecto de instalación de la línea aérea de contacto en el tramo Zaragoza-Teruel, por un importe de 51.532.634,09 euros, IVA incluido.

La electrificación de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto es uno de los proyectos más relevantes enmarcados en el Plan Director de esta línea como eje estratégico del Corredor Cantábrico-Mediterráneo. De este modo, se da un nuevo impulso significativo a la consecución de este plan, cuya inversión global prevista asciende a más de 386 millones de euros.

El proyecto, con un plazo de ejecución estimado de 24 meses, prevé el montaje de la catenaria para la electrificación del trayecto Bifurcación de Teruel, Zaragoza-Caminreal-Estación de Teruel. La línea aérea de contacto estará alimentada a 2x25 Kv en corriente alterna (la misma que se utiliza en las líneas de alta velocidad), apta para velocidades máximas de 200 km/h.

Descripción de los trabajos

Para el montaje de la catenaria en este tramo, donde existen 13 estaciones, 10 túneles y 85 pasos superiores, se llevarán a cabo, entre las principales actuaciones, la cimentación de postes y de anclajes, mediante la excavación y hormigonado de los macizos y el izado de los postes y el tendido del hilo sustentador y del hilo de contacto.

También se montarán otros elementos asociados al sistema de electrificación, como ménsulas, atirantados, equipos de compensación,conexiones, aisladores, seccionamientos mecánicos y eléctricos,péndolas, feeders, seccionadores y equipos de protección.

Para poder alimentar la línea aérea de contacto a lo largo del tramo Zaragoza-Teruel, se han diseñado subestaciones y autotransformadores a lo largo del trazado.

Por otro lado, se ha iniciado la redacción de toda la documentación requerida durante la tramitación de la Evaluación de Impacto Ambiental para la electrificación del tramo Teruel-Sagunto, incluidas las subestaciones eléctricas.

Plan director

Esta actuación se une a las ya ejecutadas como la instalación del sistema tren-tierra, obras en 11 estructuras para el aumento de la capacidad portante hasta las 22,5 Tn, la eliminación de 15 Limitaciones Temporales de Velocidad (LTV) y la mejora de 5 terraplenes.

Gracias a los proyectos ya ejecutados, se ha aumentado el número de trenes de mercancías, pasando de los tres que circulaban en 2017 hasta una media de 30 semanales actualmente.

Además se ha ejecutado un nuevo paso inferior de vehículos en las proximidades de la estación de Teruel, lado Sagunto. Se han sustituido 180.000 traviesas, 80 losas de carril por losas de hormigón armado entre Sagunto y Teruel en estructuras de luz inferior a tres metros, se ha llevado a cabo la construcción de paseos metálicos con barandillas en otras 15, y se ha realizado el tratamiento de 18 trincheras para evitar posibles desprendimientos con la colocación de mallas y la construcción de cunetas.

En la actualidad, se encuentran en ejecución las obras para la construcción de siete apartaderos, en los que se también se están ejecutando los proyectos de adaptación de las instalaciones de seguridad, así como la renovación integral de vía y las de construcción de las nuevas subestaciones y centros de autotransformación asociados, telemando de energía y línea de alta tensión en las áreas de Cariñena y Villafranca.

Ya se ha adjudicado la redacción de los proyectos de ampliación de gálibos o dimensiones en los túneles y pasos superiores de la línea, actuaciones necesarias para la electrificación a 25 kV, y se está trabajando en los proyectos para la ejecución de nuevas instalaciones de seguridad y comunicaciones y de gestión del tráfico que permitirán aumentar aún más la capacidad de tráficos de la línea.

De este modo, se está dando cumplimiento al conjunto de actuaciones enmarcadas en el plan de inversiones comprometido para asegurar la competitividad de esta línea como eje estratégico del Corredor Cantábrico-Mediterráneo.

El objetivo del Plan es mejorar de forma significativa el estado de la infraestructura actual para seguir potenciando este tramo del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, especialmente para el tráfico de mercancías permitiendo la circulación de trenes de 750 m, facilitando las conexiones ferroportuarias y con centros logísticos en este eje ferroviario estratégico, de gran importancia al discurrir por territorios que representan el 21% del PIB del Estado.

Una vez completado todo el Plan, la línea dispondrá de una mayor capacidad de tráfico, se reducirá de forma sustancial los tiempos de viaje tanto para los viajeros como para las mercancías, mejorará la competitividad de los servicios de carga, incrementará la velocidad máxima de circulación, aumentará la eficiencia en el transporte, podrá incorporar trenes eléctricos reduciendo así las emisiones, ofrecerá mejores parámetros de fiabilidad y confort, reducirá la probabilidad de incidencias y se convertirá en plenamente interoperable con los corredores Atlántico y Mediterráneo.

Etiquetas
Comentarios