Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

FOLCLORE ARAGONÉS

El vencimiento del dragón de Alcañiz, una representación única en Aragón

Cada 23 de abril, en la plaza de España de la localidad se recrea cómo San Jorge, con su bondad en forma de ramo de flores, se impuso sobre la bestia mitológica.

La plaza de España de Alcañiz es el escenario de la recreación
La plaza de España de Alcañiz es el escenario de la recreación
L. Castel

La bondad de San Jorge pudo más que la fuerza y las armas y solo así, con un ramo de flores, logró vencer al malvado dragón. La leyenda del día de Aragón así lo cuenta y en Alcañiz así se representa desde el año 1996. La recreación del vencimiento del dragón cada 23 de abril es única en la Comunidad y escenifica la lucha entre el caballero y el ser mitológico.

El escenario es una abarrotada plaza de España donde en las últimas ediciones se han contabilizado hasta 4.000 espectadores. Detrás de los actos se esconde la imprescindible labor de unos 200 voluntarios, que colaboran de una forma u otra con la organización de esta señalada cita.

Un día, el 23 de abril, que es festivo en Aragón y que en Alcañiz ya está más que identificado con la fiesta del vencimiento del dragón. En estos 24 años de trayectoria, los actos no se han podido realizar tan solo en dos ocasiones.

La primera de ellas fue en 2017 cuando el desprendimiento los días previos del cerro de Pui Pinos obligó a acometer labores de reparación urgentes. Celebrar la fiesta hubiera supuesto cortar el tráfico de los camiones dedicados a ello y se dio prioridad a esta actuación. La segunda desafortunada edición que no se pudo celebrar fue la última, la del pasado 2020. El motivo no fue otro que la covid.

La lucha del bien contra el mal

Dejando a un lado los paréntesis en la celebración, los orígenes de la recreación del vencimiento del dragón de Alcañiz se remontan al año 1996. La representación se basa en los textos originales elaborados por el periodista y escritor alcañizano Darío Vidal. Él es el impulsor de una fiesta creada para sensibilizar al público sobre la leyenda y qué mejor día para llenar las calles de color que el mismo día de Aragón.

El eje sobre el que gira la fiesta es la representación artística de la lucha entre el bien y el mal, encarnados por San Jorge y por el dragón, respectivamente. El acto central y máximo exponente de esta recreación sucede en la plaza de España de Alcañiz, donde tiene lugar el encuentro entre el caballero y el ser mitológico.

El grueso de la actuación muestra a un grupo de hortelanos disfrutando del día festivo con bailes en la calle cuando el dragón irrumpe con fuerza en la plaza por la calle Mayor, ahuyentándoles. En ese momento, aparecen los caballeros aragoneses que, tras varios intentos de vencer a la bestia con sus espadas no lo consiguen. Finalmente, San Jorge entra en escena y logra derrotar al dragón sin necesidad de usar las armas. En realidad, es su bondad, lanzándole un ramo de flores fresco y puro, lo que acaba con el dragón.

El trabajo fundamental del voluntariado

En este cuarto de siglo de antigüedad del vencimiento del dragón, el 23 de abril es uno de los días más emblemáticos de la localidad. Al tratarse de una jornada festiva, por ser el día de Aragón, tanto vecinos como visitantes pueden disfrutar de la jornada, caiga como caiga. Esto también contribuye a facilitar la colaboración totalmente altruista de los voluntarios, sin cuya ayuda no se podría realizar la fiesta.

De ello se encargan alrededor de 200 personas que, ya sea a través de alguna asociación o a título personal, colaboran con la organización para que todo salga bien. La asociación de amas de casa Ercávica es una de las entidades más implicadas en la fiesta desde los inicios. Sus integrantes fueron las encargadas, en las primeras ediciones, de confeccionar las gualdrapas de los caballos, los trajes de los jinetes y los vestidos de los danzantes.

Hay quienes trabajan en la sombra y también hay quienes se muestran al público. Es el caso del grupo de jinetes, compuesto por 12 personas con caballo que durante los días previos a la representación se reúnen para ensayar. Otros 16 vecinos son los danzantes, que realizan los bailes medievales en la plaza, al ritmo de la música tocada por la banda y el coro de la Unión Musical Nuestra Señora de los Pueyos, formada por 80 componentes. Unas 30 personas se caracterizan como caballeros calatravos y hacen guardia durante la representación.

Uno de ellos, el más destacado, es San Jorge, caracterizado durante muchos años por el alcañizano Juan Pardo. Aficionado a la hípica, monta a caballo y forma parte de la asociación de Caballeros de San Jorge, que desde hace 15 años organiza unas jornadas hípicas en la localidad.

De encarnar al otro gran protagonista, el dragón, se encargan diez jóvenes que se meten dentro de él para darle vida. Es grande tanto por su papel en la historia como por sus dimensiones reales, coronado por una espectacular cabeza a la que acompaña un cuerpo hecho con tela, bajo el que se cobijan quienes lo mueven.

Fiesta de Interés Turístico de Aragón desde 2019

El vencimiento del dragón de Alcañiz es una de las más recientes incorporaciones a la lista de eventos aragoneses declarados Fiesta de Interés Turístico de la comunidad. El Gobierno de Aragón concedió este distintivo a la cita alcañizana en 2019, reforzando así su popularidad.

Un título que sirve además como revulsivo para dar a conocer la tradición más allá de la localidad. Y es que, si bien es cierto que la fiesta ya ha adquirido grandes dimensiones en Alcañiz, desde el consistorio se cree que todavía está por darse a conocer en el resto de la Comunidad.

Atributos no le faltan, tanto por su vistosidad, como por el número de personas a las que congrega y las que se mueven para su organización. Además, es la única recreación que se celebra de la leyenda de San Jorge, patrón de Aragón, y su lucha contra el dragón.

Aunque el centro neurálgico de la fiesta es la plaza de España, donde se escenifican los acontecimientos, en las calles aledañas se colocan puestos con ramilletes de flores y libros, aportando todavía más ambiente festivo a la recreación.

Y es que el 23 de abril también es el día del libro, una efeméride que en Alcañiz no se olvida y a la que se hace un guiño durante la representación del vencimiento del dragón. Una vez derrotado, San Jorge entrega al alcalde un ejemplar de Don Quijote, para conmemorar el fallecimiento de Miguel de Cervantes, que murió, como el dragón, en dicha señalada fecha del año 1616. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión