Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

#YoComproEnAragón

comercios en tiempo de pandemia

Alcar Bikes, cuando la pasión por el ciclismo lleva a abrir un taller de bicis en plena pandemia

Con todo preparado, Alberto López y Carlos Cardiel decidieron seguir adelante con su sueño y abrir su negocio en Ejea de los Caballeros en mayo de 2020.

Alberto López tiene 25 años y regenta su propio taller y tienda de bicis en Ejea de los Caballeros
Alberto López tiene 25 años y regenta su propio taller y tienda de bicis en Ejea de los Caballeros
Heraldo.es

La historia de Alcar Bikes es la de dos jóvenes de Ejea de los Caballeros que han hecho de su pasión, la bicicleta, su forma de vida. Es una historia de momento breve, ya que el negocio, una tienda y taller de reparación de bicis, abrió en mayo de 2020, después del confinamiento.

Con todo el riesgo que suponía, Alberto López y Carlos Cardiel ya tenían el proyecto montado con previsión de lanzarse a principios de año. Entonces llegó la pandemia pero, lejos de acabar con sus planes, tan solo los retrasó.

Pese a las dudas iniciales, la decisión de seguir adelante pese a las circunstancias no pudo ser más acertada ya que, según confiesan, “el taller está a tope todos los días”. “Reparamos entre 10 y 15 bicis cada semana, y porque no queremos echar más horas, pero podríamos”, reconoce Alberto, a quien le apasiona el ciclismo.

Esa pasión es la que le ha movido a dejar su vida laboral anterior, en la papelera de Ejea de los Caballeros, para abrir su propio negocio. “Trabajaba a turnos, haciendo todos los días lo mismo y en realidad no me gustaba”, dice. Ahora, en cambio, disfruta yendo cada día a su taller, sin importarle las horas o si es martes o sábado. Una decisión valiente para este joven ejeano de 25 años, a quien la afición por el ciclismo le viene de familia.

En la aventura le acompaña Carlos, de 30 años. Se conocían del mundo de la bicicleta, salen juntos de ruta, participan en competiciones… Y también trabajaban juntos en la papelera. “A los dos nos gusta mucho la mecánica y nos arreglábamos nuestras propias bicis”, explica Alberto.

Años después, lo que comenzó siendo una afición y una profesión aprendida de forma autodidacta se ha convertido en su trabajo diario y principal sustento económico. Previamente a la apertura, Alberto viajó a Madrid para formarse en mecánica de bicicletas y afianzar así sus conocimientos para poder prestar un mejor servicio a sus futuros clientes.

Unos clientes que desde que Alcar Bikes abrió sus puertas hace menos de un año no han dejado de confiar en ellos. Aunque también venden bicicletas, la mayor parte de la facturación se la lleva el taller. La mayoría de las reparaciones consisten en ajustar cambios de marchas, sustitución de cadenas o de la sirga. “En muchas ocasiones se trata de labores de puesta a punto de bicis que han estado mucho tiempo en trasteros en desuso”, explica Alberto.

El ciclismo amateur, el gran resucitado en tiempos de covid

“La bici está muy de moda ahora porque te permite realizar una actividad al aire que, además, se puede hacer en solitario”, comenta Alberto. Y es que el ciclismo a nivel amateur está siendo el gran resucitado a raíz de la pandemia. Al menos, así lo constatan a diario estos dos jóvenes en su tienda.

Otra de las ventajas del sector, que según los comerciales con los que trabajan en Alcar Bikes es de los pocos que ha crecido con la covid, es que no entiende de edades. Alberto no sabría definir el perfil del cliente medio de su tienda ya que por ella pasan tanto jóvenes, como adultos o personas de avanzada edad.

Este boom que está experimentando el ciclismo se nota también en la dificultad, en ocasiones, de encontrar los recambios que necesitan para según qué reparaciones. Por eso, para el buen servicio del taller, es fundamental cierta planificación e inversión en distintas piezas. Éste es, junto con el alquiler del local, el mayor esfuerzo económico que a día de hoy tienen que realizar en Alcar Bikes.

Sin stock en bicis de 500 a mil euros

El alza de esta actividad deportiva también deja constancia en la venta de bicicletas. De hecho, de las de gama media-baja, con precios entre los 500 y los mil euros, no hay prácticamente stock. “Está todo agotadísimo en los fabricantes”, asegura Alberto.

No obstante, no le preocupa en exceso ya que tiene claro que actualmente los negocios como el suyo viven de las reparaciones del taller, no de la venta de bicis.

En cualquier caso, en Alcar Bikes han tratado de diferenciarse por esta vía de las otras dos tiendas similares que existen en Ejea de los Caballeros. Así, solo ellos trabajan con la gama Liv de la marca Giant, dedicada en exclusiva al público femenino.

Aunque se plantean abrirse al mundo de la venta online, los servicios de Alcar Bikes solo se prestan, por el momento, en la calle Blas Berni número de 3 de Ejea de los Caballeros. Sí tratan de tener cierta presencia en redes sociales, especialmente Instagram, y entre sus planes de futuro está la creación de un club de ciclismo. “Así podremos federar a aficionados y participar en competiciones con el nombre de la tienda”, explica Alberto.

Tanto él como Carlos serán, seguro, los primeros en apuntarse a dichas carreras. Basta con saber que prácticamente todos los días de la semana encuentran un hueco para salir con la bici. “Cerramos la tienda a la una del mediodía y salimos ya vestidos desde allí. Damos una vuelta de unos 50 kilómetros (una hora y media en tiempo), después comemos y a las 16:30 horas volvemos a abrir”, detalla Alberto.

La tienda también abre los sábados, de 10:00 a 13:00 pero para cuando llegan los primeros clientes, esta pareja de apasionados del ciclismo ya ha dado su vuelta reglamentaria.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión