Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

prisiones 

Un histórico preso aprovecha el permiso navideño para huir de la cárcel de Zuera

Su mujer llamó al centro penitenciario para avisar de la ausencia del reo e intentar que se le restase importancia.

Vista exterior de la cárcel de Zuera
Vista exterior de la cárcel de Zuera
Guillermo Mestre

Un histórico preso del centro penitenciario de Zuera, Agustín Salguero Arenas, de 53 años, pudo celebrar las Navidades en su casa con su familia porque la junta de tratamiento de la prisión le concedió un permiso de seis días. Pero al acabar el plazo no regresó y en estos momentos está en paradero desconocido. En términos judiciales, ha quebrantado la condena.

Fuentes penitenciarias señalaron este martes que el interno es bastante conocido en la prisión de Zuera, porque tiene dos hermanos que también están encarcelados por delitos relacionados con robos o el tráfico de drogas.

La mujer de Agustín Salguero optó por hacer una llamada al centro penitenciario para avisar de la situación y así intentar que le restaran importancia. Las mismas fuentes confirmaron que su llamada fue muy comentada al explicarles la fecha que le tocaba regresar al centro: "Mi marido no ha vuelto todavía, pero solo ha sido por las Navidades".

Los seis días de permiso concedidos al preso transcurrían desde la Nochevieja hasta Reyes, se agotaron y lleva dos semanas huido, en paradero desconocido. En cualquier situación similar, desde la prisión se avisa al juzgado de guardia y este da parte a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado -Policía Nacional y Guardia Civil- para que procedan a su detención y así regrese a la cárcel para completar la parte de la pena que le queda por cumplir.

Esta familia de Zaragoza ha perdido su peligrosidad en la prisión, según contó un funcionario, pero aun así Agustín Salguero era "el peor" de los tres hermanos. Según agregó que "llevaba tiempo sin dar mal".

El último juicio en el que le condenaron fue por una agresión en Casetas en la que le clavó un destornillador en el rostro a un hombre causándole un grave traumatismo craneoencefálico que lo llevó a la uci. La víctima pasó 17 días hospitalizada y le quedaron importantes secuelas.

La pelea se produjo por la ocupación de una vivienda en un edificio del barrio de Casetas, que primero provocó que tres mujeres se pelearan. Enterados sus respectivos esposos, ellos continuaron la disputa en el portal del inmueble, donde Agustín Salguero sacó un destornillador e hirió con él a sus dos oponentes.

Una fuga desde un hospital

En el largo historial delictivo de Agustín Salguero Arenas consta que, con 29 años (en 1996), se comió dos hojas de afeitar para que lo trasladaran desde la cárcel de Torrero al Hospital Provincial. Allí optó por fugarse después de descolgarse por una tubería hasta la primera planta. Cuando se escapó, Salguero Arenas llevaba todavía en su estómago las cuchillas que había ingerido.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión