Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Gastronomía

restaurantes

Emprender en tiempos de pandemia… ¡en el corazón de un palacio!

Tras un año y medio cerrado, a principios del mes de diciembre Susana Sánchez se lanzaba a la aventura de reabrir el restaurante de la Casa Palacio de los Condes de Bureta.

La zaragozana Susana Sánchez reconoce que siempre ha tenido una visión muy optimista de la vida. Por eso, cuando en diciembre de 2020, el año que pasará a la historia como el año la pandemia, decidió lanzarse a la aventura de emprender a sus 50 años, asegura que muchos a tacharon de loca. “Pero ni con eso me cambiaron de idea. Tenía ganas de dar un cambio a mi vida y me pareció que era una buena alternativa”, asevera.

Vecina de Torrellas, aunque natural de Zaragoza capital, la opción de regentar la cafetería y el restaurante del Palacio de los Condes de Bureta surgió de casualidad y cuando ella se dedicaba a un sector completamente diferente. “Durante la crisis sanitaria he trabajado como gerocultora en una residencia de la zona y estaba a punto de terminar mi contrato. Una compañera, vecina de Bureta me comentó que era una pena que este establecimiento estuviera cerrado desde hace tanto tiempo, así surgió la idea de ir a verlo a ver qué pasaba”, admite.

Ubicado en la localidad de Bureta, en la comarca Campo de Borja, se encuentra este emblemático edificio en el que vivió la condesa de Bureta, heroína de los Sitios, el cual, además, ofrece una interesante visita guiada que transporta al visitante a la vida palaciega de los siglos XVIII y XIX. Así, junto a su actual pareja -y gran apoyo en esta aventura-, Jaime Pou, Sánchez concertó una cita con Mariano López-Fernández de Heredia e Izquierdo, actual conde de Bureta. “No era cualquier cosa, el escenario en el que se encuentra el establecimiento lo convertía en algo verdaderamente único”, asegura.

“Nos entendimos estupendamente, él quería reabrir el espacio para poder dar este servicio complementario a las visitas y a nosotros nos apetecía probar algo diferente y enfocado al mundo del turismo”, advierte. Así, tras varias reuniones y un par de meses de espera, con muchas dudas y algo de temor debido a la incertidumbre que ha invadido al sector servicios y sobre todo al de la hostelería, la apertura se producía el pasado 5 de diciembre bajo el nombre de ‘Sensaciones en el Palacio de Bureta’.

El hecho de que a finales de octubre se declarase el cierre perimetral de Zaragoza capital fue un freno, pues mucho público, durante estos meses de pandemia, venía de esta zona. En noviembre seguían las restricciones y con el frío, trabajar solo en terraza, me daba miedo”, rememora. Por eso aprovechó la apertura del puente de la Constitución para poner a prueba este espacio. “La visita suele sorprender mucho, por ejemplo, mi terraza se ubica en un patio de armas de más de 400 metros cuadrados”, asevera.

Y, funcionó. “Pensaba que no iba a venir nadie y casi no damos abasto esos días. La verdad es que trabajamos genial hasta las Navidades, pero con este último paquete de restricciones la cosa se ha complicado y ha tocado tomar decisiones”, lamenta la zaragozana.

Eso, unido al paso del temporal Filomena, el cual ha ocasionado numerosos destrozos en varias zonas del edificio que les ha obligado a cerrar durante toda la semana, ha hecho que, a partir de ahora, tan solo se limiten a abrir los fines de semana y festivos, de 9.30 a 18.00. “Hemos pasado de ofrecer un menú de tres primeros y tres segundos a plantearnos limitar la oferta a platos combinados, al menos hasta que se relajen las cifras de contagios”, explica Sánchez. Eso sí, existe la opción de llevarse la comida a casa: “No es lo que más trabajamos, pero no podemos perder opciones en los tiempos que corren”.

Mushing entre viñas

Otro de los planes que esta pareja tiene para posicionar el lugar cuando pase la crisis sanitaria es ofrecer rutas de mushing entre viñas, es decir, paseos en trineos tirados por perros, profesión a la que se dedica Pou desde hace años. “Bureta está catalogado como Espacio de Interés Turístico desde el año 2015, por lo que queremos potenciar esto y contribuir a convertir el municipio en un destino turístico sostenible y atractivo, y, para eso; diferenciarse es fundamental”, afirma.

De hecho, Sánchez también regenta la Casa Rural ubicada en el palacio, aunque todavía permanece cerrada esperando a que se ponga fin a las restricciones de movilidad. “El palacio vive de un 70% de turistas extranjeros por lo que ahora mismo es imposible plantearse muchas cosas”, lamenta. Entre sus claves, apuestan por la originalidad y, sobre todo, la paciencia: “Tocan meses complicados, pero sé que queda poco, me siento esperanzada con respecto al futuro. Lo único que podemos hacer ahora es tratar de sobrevivir a lo que queda”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión