Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

"Hemos tenido que mudarnos porque salgo de cuentas en muy pocos días"

Susana Pérez, embarazada de ocho meses, se ha trasladado a vivir a Ayerbe con su familia porque no ve segura la pasarela peatonal que se va a colocar en las obras del puente de Santa Eulalia de Gállego si se pone de parto.

Susana Pérez junto su marido, Marino, y su hija Nicole en el puente de Santa Eulalia de Gállego.
Susana Pérez junto su marido, Marino, y su hija Nicole en el puente de Santa Eulalia de Gállego.
Rafael Gobantes

Susana Pérez está embarazada de ocho meses y una semana, por lo que sale de cuentas el 8 de febrero. Y ha optado por mudarse con su marido, Marino, y su hija de 11 años, Nicole, ante el inminente inicio de las obras del puente del Gállego. "Nos hemos tenido que buscar la vida buscando un piso en Ayerbe porque no me parece que la pasarela que van a poner este mes sea muy segura para pasar en caso de que me ponga de parto. Además, habrá unos horarios para ir en vehículo hasta el puente y lo mío no tiene horario", explica.

Esta familia que llegó de Barcelona hace ocho años ha preferido hacer una mudanza "deprisa y corriendo" este fin de semana "aunque vayamos a tener ahora el doble de gastos".

Y es que en esta etapa de su embarazo, Susana tiene que acudir varias veces por semana al hospital San Jorge de Huesca para revisiones con el ginecólogo, el endocrino, el anestesista... "Y una vez que haya nacido mi hija también tendré que ir a controles con el pediatra", resalta.

Ahora evitarán que su hija Nicole, que cursa sexto de Primaria en el colegio de Ayerbe, tenga que cruzar el puente por lo menos dos veces al día "más las extraescolares". "Y mi marido también trabaja en el campo y tiene fincas de arbolado en Agüero por lo que se desplaza fuera del pueblo todos los días". añade.

A su juicio, el Gobierno de Aragón debería haber previsto instalar un puente alternativo para mantener el acceso por carretera durante este mes. "Como aquí hacen raftin, ya hay una pista totalmente asfaltada hasta el río y no hubiera sido tan complicado haciendo otra al otro lado", cree. Entiende que sea una obra costosa "pero nosotros pagamos impuestos como todos y nos merecemos lo mismo que han tenido otros pueblos". "Sin embargo, como solo somos cien vecinos, nos tenemos que aguantar y no lo veo justo", se queja.

Hace hincapié en que va a ser una molestia no solo para ella sino también para personas mayores con enfermedades que tienen que ir frecuentemente a Huesca a por sus tratamientos. "Si se ponen enfermos, la ambulancia tendrá que dar una vuelta de más de 100 km y dos horas para llegar por una carretera llena de curvas que ahora mismo está intransitable por la nieve", alerta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión