Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ribera alta del ebro

El Consistorio de Gallur sella la dolina que se abrió hace tres años

Reclamará a los afectados los 84.000 euros que va a costar.

Los trabajos del relleno de la dolina de Gallur comenzaron el pasado viernes.
Los trabajos del relleno de la dolina de Gallur comenzaron el pasado viernes.
Noeli Barceló

El Ayuntamiento de Gallur acaba de comenzar los trabajos de relleno de la dolina que se abrió hace tres años en una parcela de la urbanización Colonia San Antonio. Las enormes dimensiones del hundimiento surgido en el jardín de una vivienda y los daños que comenzaron a surgir en la casa de la parcela contigua llevaron al Ayuntamiento a ordenar el desalojo de ambas a principios de 2019. En este tiempo, una de las propietarias ha vendido su parcela y la otra familia se trasladó a un piso cedido por el Consistorio.

El informe geotécnico inicial concluyó que la sima tenía 14 metros de profundidad y 18 de largo por 12 de ancho en superficie, pero los vecinos dicen que las dimensiones no han dejado de crecer. La alcaldesa de Gallur, Yolanda Salvatierra, señaló que dada la situación de la sima y vistas las normas urbanísticas y los informes y estudios técnicos, el Ayuntamiento ha decidido llevar a cabo la ejecución subsidiaria del sellado. Eludió entrar a hacer cualquier tipo de valoración y recordó que existe el contencioso administrativo interpuesto en su día por la comunidad de propietarios de la urbanización que tiene carácter privado. «Las cuestiones se resolverán según los trámites que se vayan realizando», dio.

La comunidad de propietarios de la Colonia, de carácter privado y que cuenta con 203 parcelas, ha defendido siempre que era el Ayuntamiento quien tenía la obligación legal de intervenir subsidiariamente, ya que los daños se encontraban en un espacio privado y que la vía pública no estaba afectada por la dolina. Así lo determinó un estudio geotécnico encargada por la propia comunidad.

Se llevaron a cabo dos prospecciones en la avenida de Huesca a 25 metros de profundidad que dieron un resultado negativo. No obstante, y como medida de precaución, el Ayuntamiento cerró la vía que no ha sufrido daño alguno en este tiempo, y habilitó un paso alternativo a través de una parcela que se encontraba sin ocupar. Frente a la opinión de la Comunidad, la anterior propietaria de la parcela B-9, María Jesús Cahué, en cuyo solar se localiza la boca de la dolina mantuvo, también con un estudio técnico, que la sima se encuentra bajo la calle y reclamó una solución a la Comunidad.

Algunos apuntan que el origen de la dolina podría estar en la apertura de un pozo ilegal que los propietarios anteriores abrieron a 50 metros de profundidad.

La proximidad de Gallur a varios cauces de agua le hacen vulnerable a la aparición de estas cavidades. La Colonia San Antonio está a un nivel más alto que el Ebro y el Canal Imperial, pero se considera la posibilidad de que el origen esté en los acuíferos procedentes del Moncayo o en el propio regadío de la zona, que disuelve los sedimentos del subsuelo hasta originar una deformación y hundir la superficie del terreno.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión