Despliega el menú
Aragón
#YoComproEnAragón

Aragón baraja limitar las reuniones a 4 personas, cerrar a las 18.00, toque de queda a las 22.00 y confinar 7 localidades

La DGA estudia confinar Zaragoza, Huesca, Teruel, Ejea, Alcañiz, Calatayud y Tarazona tras alcanzar 907 contagios en 24 horas y un 20% de positividad. Las nuevas restricciones podrían entrar en vigor este mismo fin de semana.

Terraza en Zaragoza.
Terraza en Zaragoza.
Heraldo

ACTUALIZACIÓN | Estas son las nuevas medidas en Aragón para frenar la evolución del coronavirus: qué se puede hacer y qué no.

Aragón endurecerá las restricciones para frenar los contagios de la covid-19. Salud Pública notificó este jueves 907 positivos en un solo día; unas cifras alarmantes que llevan al Ejecutivo autonómico a adelantar medidas que acoten la expansión del virus.

Limitar las reuniones a un máximo de cuatro personas, adelantar el toque de queda a las 22.00 (ahora empieza a las 23.00) y fijar las 18.00 como horario de cierre de los negocios no esenciales son las alternativas que tiene el Gobierno aragonés encima de la mesa. Baraja, además, confinar los municipios de más de 10.000 habitantes que registren una incidencia acumulada a siete días superior a 250 casos cada 100.000 habitantes. En esta situación se encuentran ahora Zaragoza, Huesca, Teruel, Calatayud, Ejea, Tarazona y Alcañiz, de forma que si sale adelante la medida, quedarían aisladas perimetralmente. Las estadísticas de la última semana en Aragón reflejan una tendencia ascendente del virus en la Comunidad. La cifra de ingresados en los hospitales se sitúa ya en 497, de los que 56 permanecen en la uci.

Las nuevas restricciones podrían entrar en vigor este mismo fin de semana si las cifras confirman que la expansión de la covid está desbocada. Las expectativas no son buenas. La positividad de las pruebas de diagnóstico superó ayer el 20%, muy lejos del 5% que permite dar la situación por controlada, y la ocupación de las ucis por pacientes covid se eleva al 24,36%, con 56 pacientes críticos, cinco más en un solo día.

Aragón se plantea seguir la estela de restricciones que aplican ya varias autonomías. Andalucía, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Murcia y País Vasco tienen ya toque de queda adelantado entre las 22.00 y las 6.00. También Canarias, Ceuta, La Rioja, Melilla y Galicia (en algunos municipios) limitan las reuniones a un máximo de cuatro personas, la cifra que aplicaría la Comunidad (dos menos que ahora).

Cuando el 2 de enero se anunció que Aragón debía regresar a un nivel de alerta 3 agravado, la consejera de Sanidad, Sira Repollés, advirtió que si en 15 días empeoraban los datos se verían obligados a ampliar las restricciones. Y ese momento ha llegado. De hecho, tal y como se anunció entonces, se baraja cerrar los municipios de más de 10.000 habitantes con elevada incidencia del virus. Esta limitación tendrá una especial incidencia en las tres capitales de provincia, pues llegará en época de rebajas.

Sería la limitación del horario de la actividad no esencial a las 18.00 (ahora cierra a las 20.00) la medida más restrictiva. No se ha aplicado en ninguna ola hasta el momento. El Gobierno aragonés incluye como negocios esenciales las tiendas de alimentación, farmacias, veterinarios, quioscos, floristerías, gasolinera, estancos, equipos informáticos y tintorería.

No se contempla, al menos por el momento, alterar los aforos, ya de por sí reducidos al estar Aragón en un nivel de alerta 3 agravada. Tampoco se prevé vetar el consumo en el interior de los bares, que debe realizarse siempre sentado, con un límite de cuatro comensales por mesa y hasta completar un aforo del 30%.

Solo el director general de Asistencia Sanitaria del Gobierno de Aragón, José María Abad, estimó este jueves el repunte de contagios. Y anunció que todavía "no hemos alcanzado el pico de incidencia" de contagios en la Comunidad. No se alcanzará esta situación hasta dentro de unas tres semanas.

Abad aclaró que aunque está habiendo un incremento en el volumen de casos "no está llegando" a los hospitales, como ocurrió en la primera ola y en noviembre, y, de momento, "no hay problemas de saturación".

Etiquetas
Comentarios