Despliega el menú
Aragón

Tercer Milenio

investigación

El ADN antiguo desvela los secretos del lobo huargo de 'Juego de Tronos'

Un equipo internacional de investigadores, en el que participa Pere Bover, investigador ARAID en el IUCA de la Universidad de Zaragoza, ha secuenciado por primera vez el genoma del extinto 'Canis dirus'.

El lobo huargo de Jon Nieve, Fantasma.
El lobo huargo de Jon Nieve, Fantasma.
Heraldo

La revista 'Nature' ha publicado online un artículo sobre el primer estudio genómico de la especie extinguida Canis dirus o lobo huargo. En este trabajo de investigación ha colaborado Pere Bover, investigador ARAID del Gobierno de Aragón, que desarrolla su actividad en el Instituto de Investigación en Ciencias Ambientales (IUCA) de la Universidad de Zaragoza.

Los lobos huargos (Canis dirus), que se han hecho famosos gracias a la serie de televisión Juego de Tronos, eran unos lobos de gran tamaño comunes en toda Norte América hasta hace unos 13.000 años, cuando posteriormente se extinguieron. Si bien análisis previos basados exclusivamente en morfología, habían llevado a los científicos a la conclusión que los lobos huargos estaban estrechamente emparentados con los lobos (Canis lupus), los análisis genéticos presentados en este trabajo sugieren que los lobos huargos se separaron filogenéticamente de los otros lobos hace unos 6 millones de años y son solo parientes lejanos de los lobos actuales.

Ilustración de Mauricio Antón/Nature. Descripción: en algún lugar del sudoeste de Norte América durante el Pleistoceno Tardío, un grupo de lobos huargos (Canis dirus) se alimentan de un bisonte recién cazado, mientras que un par de lobos (Canis lupus) se acercan para intentar carroñear algo para comer.
Ilustración de Mauricio Antón/Nature.Descripción: en algún lugar del sudoeste de Norte América durante el Pleistoceno Tardío, un grupo de lobos huargos (Canis dirus) se alimentan de un bisonte recién cazado, mientras que un par de lobos (Canis lupus) se acercan para intentar carroñear algo para comer.
Mauricio Anton-Nature

Aunque los lobos huargos coexistieron con coyotes y lobos grises en Norte América como mínimo durante 10.000 años antes de su extinción, no se ha encontrado evidencia de que se hubieran reproducido entre ellos formando híbridos. Los investigadores sugieren que las profundas diferencias evolutivas significan que probablemente estaban fuertemente equipados para adaptarse a los cambios en las condiciones del final de la época glaciar.

La secuenciación, por primera vez, de ADN antiguo de 5 muestras fósiles de lobo huargo de Wyoming, Idaho, Ohio, y Tennessee, con una cronología de entre 13.000 y 50.000 años, ha permitido analizar los genomas de esta especie junto con los de otras especies de cánidos tipo lobo. Los análisis han permitido demostrar que, de hecho, los lobos huargos y los lobos grises eran primos muy lejanos y sugieren, que al contrario que otras especies de cánidos que aparentemente migraron repetidamente entre Norte América y Eurasia, los lobos huargos evolucionaron solamente en América durante millones de años. Esta es la primera vez que se ha obtenido ADN de lobos huargos revelando la compleja historia de estos depredadores de épocas glaciares.

Pere Bover Arbós, investigador ARAID en el Instituto de Investigación en Ciencias Ambientales (IUCA) de la Universidad de Zaragoza.
Pere Bover Arbós, investigador ARAID en el Instituto de Investigación en Ciencias Ambientales (IUCA) de la Universidad de Zaragoza.
Universidad de Zaragoza

Este trabajo ha sido realizado por 49 investigadores de 9 países diferentes, liderados por investigadores de la Durham University (Reino Unido) junto con investigadores de la University of Oxford (Reino Unido), Ludwig Maximilian University (Alemania), University of Adelaide (Australia) y la University of California Los Angeles (E.E.U.U.).

Etiquetas
Comentarios