Despliega el menú
Aragón

Asociaciones de la Guardia Civil piden pistolas táser para evitar el uso de armas fuego

Las asociaciones de guardias civiles, AEGC y AUGC, han vuelto a reclamar que se provea a los agentes de pistolas eléctricas táser que permitan evitar el uso de armas de fuego en situaciones de peligro como la que desembocó en la muerte de un joven en Andorra.

Pistola Taser
Pistola Taser
Efe

Las asociaciones de guardias civiles, AEGC y AUGC, han vuelto a reclamar que se provea a los agentes de pistolas eléctricas táser que permitan evitar el uso de armas de fuego en situaciones de peligro como la que desembocó en la muerte de un joven en Andorra (Teruel) que amenazó tanto a sus padres como a los guardias y sanitarios desplazados para atenderle.

En un comunicado, la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) destaca que ante situaciones como la vivida este lunes, con personas con problemas mentales, los agentes no tienen otra forma de respuesta a una agresión para evitar ataques a su integridad que el uso del arma reglamentaria.

Tras destacar que en España hay ya muchas policías locales provistas de táser, esta asociación insta al Ministerio del Interior a "recapacitar" y a dotar de este instrumento intimidatorio a la Guardia Civil.

Por su parte, desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) han asegurado a Efe que la reivindicación de pistolas táser se inició hace casi dos años, como forma de evitar el uso de las armas de fuego en defensa propia.

Ambas organizaciones consideran que la respuesta de los agentes desplazados al lugar donde se produjeron los hechos fue "proporcionada", ante un ataque hecho por el joven, de 30 años, con un cuchillo y un destornillador. Según han informado a Efe fuentes de la investigación, los agentes desplazados la tarde de ayer al lugar de los hechos trataron de calmar al joven por espacio de dos horas, durante las cuales puso su cuchillo en alguna ocasión en el cuello de su padre.

Estas fuentes destacan que posteriormente, el joven atacó a uno de los agentes con un cuchillo que no consiguió penetrar en su cuerpo al estar provisto de un chaleco antibalas de protección. Durante el forcejeo, añaden estas fuentes, el agente efectuó dos disparos, uno que provocó la muerte del agresor y otro que hirió en la rodilla a un hermano de éste.

Las fuentes consultadas, tras aludir al impacto psicológico negativo que supone el uso del arma reglamentaria en un suceso, han añadido que este tipo de incidentes derivan en una investigación interna que, en cualquier caso, no tienen por qué suponer bajas en el servicio

Etiquetas
Comentarios