Despliega el menú
Aragón

la borrasca filomena y el frío polar

La DGA mantiene la previsión de abrir los centros salvo los de 4 rutas escolares

Aunque se están registrando temperaturas de más de 20 grados bajo cero, desde el Gobierno de Aragón se considera compatible con volver a clase este miércoles porque están las calefacciones encendidas. 

Aunque algunos sectores se preguntaban si era prudente retomar este miércoles las clases en los centros educativos no universitarios de Aragón debido al frío polar que afecta a la comunidad y mantiene el hielo y la nieve en numerosos puntos, desde el Ejecutivo autónomo no se prevé ningún cambio conforme a lo previsto.  Tan solo cuatro rutas escolares de Zaragoza y Huesca (de Campiillo a Castejón de las Armas, de Castelflorite a Los Sasos, de Illuesca a Saviñán y de Almudévar a Artasona del Llano) se suspenderán debido al estado en que se encuentran algunas carreteras. En total, son 89 los alumnos afectado, 46 Zaragoza y 33 en Teruel. Si la evolución de las condiciones meteorológicas lo aconseja, se suspenderán otras rutas, según el departamento de Educación de la DGA.  

Según fuentes del Gobierno de Aragón, las bajas temperaturas, la necesidad de mantener las medidas anticovid y las clases presenciales son compatibles porque desde el Departamento de Educación se dio orden de que los centros de educación secundaria mantuvieran las calefacciones encendidas para evitar el estrés térmico. Lo mismo se trasladó e hizo el Ayuntamiento de Zaragoza, del que dependen las calefacciones de los centros de Primaria, ya que dio orden de encenderlas desde el lunes pasado. 

Fuentes del Gobierno de Aragón indican también que las recomendaciones relativas a la ventilación hablan de periodos de diez minutos antes y después de cada clase, no de impartir docencia con las ventanas abiertas.

Este martes se ha celebrado la cuarta y última reunión del organismo de coordinación entre todas las instituciones y servicios de emergencias de Aragón, denominado Centro de Coordinación Operativa Integrada debido a que, según ha explicado la vicepresidenta Mayte Pérez, ya están prácticamente resueltos los principales problemas de comunicación en la comunidad.

Así, Mayte Pérez ha confirmado que se recupera definitivamente este miércoles toda la actividad lectiva, después de que los efectos de la borrasca Filomena llevaran al Gobierno de Aragón a tomar la decisión "difícil" de suspender las clases en todos los niveles educativos, excepto la universidad, el lunes y el martes.

En la reunión se han analizado las rutas escolares que pueden estar todavía afectadas, prácticamente ninguna en Teruel y solo algunas en Monegros, en Huesca, y en las comarcas zaragozanas de Calatayud, Aranda, Tarazona y Daroca.

Este miércoles se recupera la actividad "normal" tras el "acierto" que supuso suspenderla dos días con el objetivo de salvaguardar la salud del alumnado y el profesorado, jornadas que han servido para mejorar los accesos y la habitabilidad en los centros y poner las escuelas "al día".

En la reunión del Cecopi, además, se ha hecho un balance de la gestión de Filomena. Pérez ha insistido en que gracias al esfuerzo de todas las administraciones, con sus recursos "ordinarios y extraordinarios", la situación va tornando a la normalidad, dentro de la necesaria precaución por el riesgo de las bajas temperaturas.

De hecho, la consejera ha explicado que la red de carreteras ya está operativa casi en su totalidad, a excepción de pequeños tramos donde todavía se necesitan cadenas para circular.

"Las emergencias no entienden de competencias y límites territoriales", ha dicho, y ha agregado que es necesario que ante estas circunstancias, cada administración ponga sobre la mesa sus recursos para luchar con eficacia y minimizar los impactos de estas afecciones.

La consejera ha mostrado también su agradecimiento a la Unidad Militar de Emergencias, que se desactivará a las 24.00 de esta noche y cuya participación y "eficacia manifiesta" es siempre "bienvenida y reconocida por todos", según Pérez.  

El frío polar persiste en numerosas zonas de Aragón, El caso más extremo se ha registrado en la localidad turolense de Royuela, donde se han alcanzado los 29,9 grados bajo cero.  Según los datos oficales de la Aemet, la noche más fría de España ha sido en Bello, también en la provincia de Teruel, con -25,4. Aunque en estaciones particulares, se han registrado más bajas: es el caso de Monteagudo del Castillo (-28,3), Linares de Mora (-28,2), Torremocha del Jiloca (26,4) o Villarquemado (-26,2). Además, las comarcas de Calatayud y del Aranda también registran temperaturas extremas próximas a los 20 grados bajo cero. ,  

CONSULTA AQUÍ TODA LA INFORMACION SOBRE LOS EFECTOS DE LA BORRASCA FILOMENA Y EL FRÍO POLAR

Etiquetas
Comentarios