Despliega el menú
Aragón

Pedir limosna en la calle con temperaturas gélidas: "Tengo que aguantar el frío, no me queda otra opción"

En las últimas dos semanas, dos indigentes han fallecido en Aragón, uno en Zaragoza el día de Nochebuena, y otro el día de Reyes en Calatayud. El Ayuntamiento de la capital aragonesa ha habilitado para estas semanas 183 plazas para personas sin hogar.

AUMENTO DE SINTECHO EN ZARAGOZA POLICIA LOCAL DE ZARAGOZA / 11-08-2020 / FOTOS: FRANCISCO JIMENEZ [[[FOTOGRAFOS]]][[[HA ARCHIVO]]]
Imagen de archivo de personas sintecho en la plaza del Pilar de Zaragoza.
Heraldo

El termómetro situado a mitad del paseo de la Independencia marcaba 0 grados a las 16.30 de este jueves y el habitual viento de Zaragoza provocaba una sensación de frío mayor. Un sintecho sentado en el suelo, equipado con gorro y guantes, pedía en pleno centro de la capital aragonesa una limosna de los viandantes que pasaban encogidos, a toda prisa y sin mirar atrás por las aceras de una de las calles más transitadas de la ciudad. Pocos fueron los que se pararon y depositaron una moneda en la caja de este hombre que se quedó sin trabajo hace un año y tuvo que abandonar su hogar. 

"Tengo que aguantar el frío, no me queda otra opción. No voy al albergue porque hay horarios y después de hacerte la prueba de covid no te dejan salir. Por la noche duermo en el altillo de un edificio tapado con una manta y por el día estoy pidiendo limosna. Para ducharme y lavar la ropa pago un euro en las monjas", relata. Siempre ha trabajado como albañil hasta que "de un día para otro" perdió el trabajo. "Ahora me llama de vez en cuando un electricista para hacer alguna cosa, pero poca historia", añade.

En las últimas semanas, dos indigentes han fallecido en Aragón, uno en Zaragoza el día de Nochebuena, y otro el día de Reyes en Calatayud, donde la temperatura nocturna fue de siete grados bajo cero. Para evitar que los sintecho sufran por la meteorología adversa, el Ayuntamiento de Zaragoza activó la semana pasada el dispositivo de frío extremo, que supone un refuerzo de los recursos ya desplegados por el Consistorio desde el mes de noviembre, en el plan de emergencia invernal. En concreto, se han habilitado un total de 183 plazas, un 24% más que en 2019, ya que a las 65 plazas del Albergue se han sumado 28 pisos sociales, 25 camas convenidas con la Hermandad de El Refugio y un acuerdo de colaboración con el Hostal Cataluña, donde ya se han derivado a 9 personas. A todo ello, se suma la disposición de un pabellón adicional con siete plazas para alojar a cualquier persona que necesite refugiarse de las inclemencias meteorológicas.

"El objetivo es que ninguna persona que necesite alojamiento se quede fuera. Seguimos teniendo plazas para quien quiera incorporarse", indica Ángel Lorén, concejal de Acción Social de la capital aragonesa. A día de hoy, la ocupación es del 82% en los distintos lugares habilitados para personas sin hogar. "El equipo de la Cruz Roja y la Policía Local se encargan de ofrecer a las personas sin techo la posibilidad de alojarse en el albergue con las medidas covid, pero la decisión de acudir o no es siempre de cada persona", añade el concejal.

Al frío se suman las medidas que son necesarias tomar para evitar los contagios de covid. El plan de emergencia de invierno cuenta este año con las dificultades derivadas de la emergencia sanitaria: el Albergue municipal tiene limitado su aforo al 50%. "Somos muy rigurosos con los protocolos. Hacemos prueba de antígenos a todas las personas que vayan a acceder al albergue para que puedan estar con las garantías sanitarias necesarias. Con la covid, a los que más hay que proteger es a la personas vulnerables. De hecho, se han incrementado las ayudas de urgente necesidad en un 30%", concluye Lorén.

Etiquetas
Comentarios