Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La presión fiscal se mantiene en Aragón, pero comprar coches o refrescos será más caro

El nuevo año trae también subidas en los seguros y cambios en el IRPF y los impuestos de Sociedades y Patrimonio

Tráfico en el puerto de Monrepós a las ocho de la tarde del viernes en dirección al Pirineo.
Tráfico en el puerto de Monrepós a las ocho de la tarde del viernes en dirección al Pirineo.
Verónica Lacasa

Aragón mantendrá la presión fiscal este 2021 por cuarto año consecutivo, pero comprar un refresco o un coche y contratar un seguro de automóvil, vida u hogar será más caro. Para este nuevo año se espera, además, un descenso de hasta el 13% en la factura de la luz fruto de la creación del Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico. No ocurrirá así con el gas, cuyo precio podría seguir al alza por la recuperación de la demanda mundial. Donde no habrá subidas será en las autopistas y en la alta velocidad, que mantendrán el coste de sus billetes para atraer una mayor demanda tras la pandemia.

En ambos casos habrá importantes novedades, ya que en agosto expirará la concesión de la autopista de Barcelona. Está prevista la liberalización de la AP-2 entre Zaragoza y El Vendrell y de otros dos tramos de la AP-7 (Tarragona-La Junquera y Montmeló-El Papiol). En cuanto a los servicios ferroviarios, 2021 estará marcado por la irrupción de nuevos competidores como Ouigo, que a partir de mayo conectará Zaragoza con Madrid y Barcelona desde nueve euros.

A nivel autonómico, el Ejecutivo regional espera coger aire tras la caída de ingresos vivida por la covid-19 y la congelación de los principales tributos durante el primer estado de alarma. Este está llamado a ser el año de la derogación del polémico Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA) y la aprobación del Impuesto Mediombiental sobre las Aguas Residuales (IMAR), que, según la DGA, rebajaría hasta un 9,2% el tramo fijo y no comenzaría a aplicarse hasta 2022.

Otro de los cambios que traerá este 2021, esta vez a nivel nacional, será la subida del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Apartir de este ejercicio tributará más el ahorro y los planes de pensiones desgravarán menos. El tributo se incrementará en tres puntos para las rentas del capital a partir de 200.000 euros y en dos para las del trabajo desde los 300.000.

Se elevará, por otra parte, el tipo del último tramo del Impuesto sobre el Patrimonio, que se aplica a quienes poseen más de 10,6 millones de euros, y el de Sociedades incluirá aumentos en deducciones como la que se aplica en los gastos en la realización de actividades de innovación tecnológica, que pasa del 12% al 25%.

Los hogares notarán especialmente la subida del IVA a las bebidas edulcoradas y azucaradas, que ha pasado del 10% al 21%, el tipo máximo. Esta medida, según se defiende desde el Ejecutivo central, «favorecerá hábitos más saludables»y solo en este 2021 podría reportar alrededor de 340 millones de euros al Estado. No se aplicará, en todo caso, en bares y restaurantes, donde el IVA seguirá siendo del 10%.

En cuanto al impuesto de matriculación, los cambios a la hora de medir las emisiones harán que el precio de la mayoría de los automóviles se incremente en torno a un 5%. Esta decisión no obedece, en este caso, a las políticas del Gobierno central, sino a la aplicación del nuevo protocolo de emisiones de la Comisión Europea.

Llenar el depósito también será más caro. Aunque finalmente no habrá impuesto al diésel, se espera que el precio de la gasolina aumente hasta 0,07 euros por litro.

En lo referente a las primas de seguros, el impuesto actual pasará del 6% al 8%, el primer aumento en 23 años. Con este 2% extra, el Ejecutivo de Pedro Sánchez obtendrá hasta 455 millones.

ZARAGOZA. Las mismas tasas y rescate final a los sectores afectados

El Ayuntamiento de Zaragoza ha congelado las tasas públicas para el próximo 2021, incluido el precio del bus, que se mantendrá intacto después de la subida que se aprobó el año pasado. En cualquier caso, el gobierno PP-Cs aprobó con el apoyo de Vox unas ordenanzas fiscales condicionadas por el plan de rescate fiscal para ayudar a los sectores más afectados por la pandemia, y que gira básicamente en torno al IBI.

Además de una reducción del tipo impositivo de un 0,74% menos, Zaragoza bonificará el 30% del recibo de los locales donde se hace una actividad hostelera, comercial o cultural. También se reducirá la tasa de veladores un 50% y los taxistas tendrán una compensación por la mitad del impuesto de circulación. Por lo demás, las ordenanzas no incorporan cambios ni en el IAE ni en la plusvalía y prevén bonificaciones para incentivar las mejoras medioambientales, como en el ICIO.

HUESCA. El IBI se deja inamovible tras 4 años de subidas

Huesca ha congelado las tasas e impuestos en 2021 «para evitar incrementar la presión fiscal a los ciudadanos en estos momentos tan complicados», justificó el PSOE. Dejar inamovibles los valores catastrales tras cuatro años de subidas, con el consiguiente incremento del IBI, supondrá una merma de 500.000 euros en los ingresos municipales. El PP solicitó una rebaja de este impuesto del 2%, que no se aceptó porque con una reducción impositiva se «podría poner en riesgo la prestación de los servicios públicos municipales», argumentó el gobierno local, destacando que la pandemia ha mermado la recaudación y aumentado los gastos. Los socialistas, que están en minoría (10 de 25 ediles), tuvieron el apoyo de Cs. Con Huesca Podemos EQUO se abstuvo porque el PSOE mantiene una política «conservadora» y Vox, que pedía rebajar las plusvalías, y PP votaron en contra.

TERUEL. Impuestos congelados o a la baja en la ciudad

Los impuestos, tasas y precios públicos permanecerán congelados en 2021 en Teruel, con la salvedad del impuesto de circulación de vehículos, que, por segundo año consecutivo, experimentará un recorte del 3% gracias a los votos del equipo de gobierno del Ayuntamiento PP-Cs y Vox. El mantenimiento de las tarifas tiene también otras excepciones de menor alcance y también a la baja, como la tasa por el uso de instalaciones deportivas para parados, las licencias de obras para rehabilitación y el acceso al Centro de Ocio Joven para familias numerosas.

El criterio aplicado por el equipo de gobierno de rebajar la carga fiscal, recibe las críticas de la oposición, que denuncia una política de gestos con escaso impacto en el bolsillo ciudadano, pero que erosiona la capacidad recaudatoria. Las dos rebajas del impuesto de circulación recortarán los ingresos en unos 160.000 euros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión