Despliega el menú
Aragón

perspectivas 2021

Javier Cendoya: "Hay lecturas positivas de la tragedia: las reglas del juego van a cambiar, pero a mejor"

Javier Cendoya es el director general de la editorial Edelvives, que cuenta con casi mil empleados, unos 600 en españa y 150 de ellos en Zaragoza. En la planta de la capital aragonesa, de los equipos humanos bullen ideas, mientras la imprenta escupe libros de excelente factura.  

Javier Cendoya, director general de Edelvives, entre libros, su hábitat natural, en la planta de impresión en Zaragoza.
Javier Cendoya, director general de Edelvives, entre libros, su hábitat natural, en la planta de impresión en Zaragoza.
José Miguel Marco

Los alumnos japoneses acceden desde 2020 por primera vez a libros digitales, y lo hacen por la puerta que les ha abierto Edelvives. Este ejemplo da medida de la revolución tecnológica y la mirada universal de esta editorial aragonesa que figura en los libros de texto de varias generaciones. Gracias a su capacidad de innovación y adaptación, la pandemia sorprendió con el pie encarrilado al grupo que dirige Javier Cendoya.

¿Cómo ha sido el proceso de entrar de lleno en una pandemia?

Nos ha favorecido el ser una empresa muy digital en el sistema de trabajo para adaptarnos. El 20 de febrero volvíamos de Japón y vimos señales de que nos podíamos enfrentar a algo importante, así que tomamos medidas y nos anticipamos una semana. Eso fue decisivo para iniciar bien la campaña de libros de texto.

Y también fue una oportunidad de sacar adelante proyectos como las plataformas digitales.

Exacto. El 16 de marzo, lunes, ya abrimos gratis las plataformas digitales a todo usuario que lo necesitara. Lo hicimos con la intención de ayudar y nos dio una visibilidad inmensa.

En la fachada de la planta de Edelvives en Zaragoza destaca el lema ‘Profes imprescindibles’. ¿Por qué?

Hay colectivos que han recibido halagos y otros que no han sido tan reconocidos. Los profesores, los maestros de pueblo... entre todos lograron en tiempo récord que se saliera de una forma excelente de una situación extremadamente complicada. Por eso hemos querido poner el foco en el enorme esfuerzo que han hecho.

¿Cómo afronta 2021?

Con inquietud, pero después de superar este primer trance como se ha hecho, con mucha confianza. Creo que 2021 va a ser un año bueno. Los primeros meses serán complicados pero espero que ya lleguen buenas noticias y ello propiciará que todo se anime.

¿Incluso prevén crecer?

Los presupuestos del año que viene dicen que vamos a crecer en todas las líneas. La peor lectura sería que 2021 fuera un año de transición: tiene que ser un año de éxito, de que las cosas que se han hecho de forma rápida en 2020 adquieran un armazón mucho más sólido. Hay asuntos que van a mantenerse: el teletrabajo, por ejemplo. Teníamos desde 2007 gente teletrabajando, ¿por qué no va a poder teletrabajar el cuerpo editorial? Hay que intentar sacar lecturas positivas de la tragedia. Todo esto va a cambiar las reglas del juego, pero a mejor.

¿Qué les diría a los empresarios que han visto cómo sus negocios se iban por la borda debido a la pandemia?

Es una pregunta difícil. Les diría que les respeto mucho. Y les animaría a seguir y a perseverar. Vivimos en una gran región dentro de un país increíble y necesitamos emprendedores, personas que generen riqueza. Me preocupan mucho las dificultades económicas que vamos a vivir, y sólo saldremos de esta situación con empresas comprometidas que sean permanentemente respaldadas.

¿Cuáles son las lecciones principales que deja la crisis sanitaria?

Ha evidenciado nuestra inmensa fragilidad, de repente todo lo que parecía importante pasó a ser secundario. Este desastre nos ha retratado a todos. A los valientes, a los sectarios, a los arribistas y aprovechados, a los comprometidos, a los resistentes, a los desleales. Nos ha colocado frente al espejo. Ha sido una enorme lección de humildad. Personalmente, ahora valoro mucho más la inspiración, el equipo, la familia, las raíces, lo propio. 

¿Quién es Javier Cendoya?

Director general de Edelvides. Javier Cendoya (Zaragoza, 1965) está casado y es padre de dos mellizos de 18 años y una chica de 17. Se formó en Madrid en Derecho, Marketing y Dirección de Empresas y regresó hace dos décadas a su ciudad natal para impulsar una editorial aragonesa centenaria, hoy referente mundial y único de España con planta impresora.  

(Esta entrevista forma parte del libro elaborado por la redacción de HERALDO DE ARAGÓN  Perspectivas 2021 como guinda a su 125 aniversario, en el que 60 personas reflexionan sobre el nuevo año, y que incluye un exhaustivo análisis con artículos de fondo, una encuesta y un bloque de estudios socioeconómicos)   

 

Etiquetas