Despliega el menú
Aragón

entrevista

Guillermo Ríos: "Se va a fomentar el transporte público, incluso más que antes"

El director de Urbanos Zaragoza espera recuperar el número de viajeros en los autobuses y que la movilidad compartida, potenciada por la intermodalidad y la digitalización, mejore las ciudades.

Guillermo Ríos es el director de Urbanos Zaragoza.
Guillermo Ríos es el director de Urbanos Zaragoza.
José Miguel Marco

¿Espera que los próximos meses sean de desescalada para su empresa, en el sentido de que el control progresivo de la pandemia que se espera, vía vacunas, vaya eliminando las restricciones de aforo, y también las aprensiones de la población?

Antes de la vacuna, todo dependerá de cómo vaya la pandemia y, por tanto, de las restricciones a la movilidad que nos afectan. Estamos intentando reforzar aquellas medidas que están en nuestra mano para que la percepción de seguridad ayude a recuperar la demanda, porque el transporte público en sí no es un lugar de contagio según todos los estudios... Y después, con la vacuna, se entiende que el escenario comenzará a normalizarse. La clave es cuántos son esos meses, es lo que no sabemos.

Se ha exigido flexibilidad a todos los sectores. Para su empresa, con un desplome inicial del número de usuarios, ¿ha sido particularmente difícil? ¿Se están recuperando?

Satisfechos no podemos estar porque está siendo muy duro. Es verdad que llegamos a estar trabajando con el 10% de la demanda anterior a la pandemia y ahora estamos entre el 55 y el 60%. Ha habido una gran recuperación, pero la clave es volver a una demanda parecida al menos a la que teníamos antes, algo que probablemente no se pueda conseguir en un año o dos.

Tras mucho tiempo de fomentar el uso de vehículos públicos, sobre todo por cuestiones medioambientales, estos meses se ha vuelto la mirada hacia los privados. ¿Es algo pasajero o un cambio de tendencia?

Creo que se va a seguir fomentando el transporte público y, si cabe, más que antes. Tendremos que ver cómo es la transición desde el momento actual, pero va a ser un elemento clave en las estrategias de definición de resiliencia de las ciudades.

Dentro de no mucho, ¿los autobuses serán eléctricos o no serán?

La electrificación es imparable y había una fase de transición que era la de los híbridos. En la flota actual, de 353 vehículos, 111 son híbridos y hay cuatro eléctricos. El híbrido ya aporta una gran mejora en relación a los diésel, sobre todo en cuanto al impacto local en las ciudades de contaminantes. Y ya sabemos que los eléctricos operativamente prestan el servicio correctamente y son absolutamente fiables.

En general, ¿cómo imagina la movilidad urbana en cinco años?

Tendrán que priorizarse los modos de transporte compartidos, ya sean masivos, ya sean taxis, bicicletas o patinetes. Porque una gran parte de la clave de la eficiencia en las ciudades será la intermodalidad, que permitirá que el coche privado no sea una necesidad en el centro, aunque mantenga otras utilidades. También es muy importante lo relacionado con la digitalización; es decir, poner fácil a los ciudadanos que puedan hacer uso del servicio que necesitan cuando y donde lo necesitan. Y todo con un impacto ambiental mucho menor. A mayor transporte público, menor congestión en las ciudades, y cuanto más sostenible sea este transporte, más limpio y de más calidad será el aire en las ciudades, que al final es lo que respiramos.

¿Y en Zaragoza en particular?

No puede estar fuera de este camino, claro. El transporte público cada vez va a tener un protagonismo mayor. 

Etiquetas