Despliega el menú
Aragón

Perspectivas 2021

Eduardo Gómez: "La formación será flexible y troceada y cobrará más sentido la presencialidad"

El director general de ESIC, escuela de negocios y centro universitario, cree que tras el duro 2020 habrá que diversificar e invertir para ganar músculo con el que afrontar la crisis que viene.

Eduardo Gómez, director general de ESIC.
Eduardo Gómez, director general de ESIC.
Enrique Cidoncha

La covid-19 ha impactado en una de las líneas de flotación de la formación, la presencialidad, y ha trasladado sus enseñanzas del aula a las casas de los alumnos.

¿Cuál ha sido el examen más difícil en este pandemia?

Aparte de que está siendo una catástrofe humana y económica, ha sido un tiempo de oportunidad, porque aunque no hemos hecho una formación totalmente ‘online’ sino más bien una presencialidad en remoto, ha sido un momento muy importante para que acelerásemos algo que teníamos pendiente. Todos nos hemos volcado en aprender con rapidez a impartir la formación para que los alumnos pudieran cumplir sus objetivos de aprendizaje desde casa.

¿Eso hará que nada vuelva a ser lo mismo en las escuelas de negocio?

Queda camino por recorrer. No nos hemos hiperdigitalizado, pero hemos suplido aspectos de los que teníamos necesidad y hemos tenido el instinto de hacer de esa necesidad, virtud. Pero queda por hacer. Donde va a haber un gran un cambio es en los perfiles sénior que se acercaban a nosotros para hacer cursos especializados o másteres. Es ahí donde hay que reimaginar el modelo, hay que flexibilizarlo y hacer al alumno más protagonista de su proceso formativo, de modo que lo que pueda ser consumido en casa sea así y el aula cobre una especial importancia para aprender o compartir experiencias, algo que es difícil de adquirir a distancia.

Cuando mira hacia 2021, ¿qué escenario económico ve?

Se avecinan unos años de recesión económica fuerte, donde los profesionales y las empresas tenemos que tomar un tiempo de barbecho, si podemos resistirlo, para prepararnos en aquello en lo que sabemos que somos débiles y así salir más fortalecidos cuando pase la tempestad.

¿Cómo tendrá que moverse en él la formación?

La educación va a ser más flexible y van a estar a la orden del día los modelos híbridos y el consumo de contenidos de una manera privada y mucho más ágil. Además la presencialidad va a cobrar mucho más sentido. Será de especial importancia la formación especializada para aquellos que quieran emplearse en una profesión concreta y ser muy buenos en ella. Ahora bien, todo esto con unos componentes mucho mas humanísticos, porque los profesionales que se avecinan necesarios serán muy fuertes, con una resiliencia que les haga ser capaces de tolerar las adversidades, de proactivar ideas, de trabajar en equipo y de desarrollar habilidades demandadas desde siempre, como saber escuchar o expresar ideas de una manera muy ordenada. La herramienta que más fuerza nos va a dar va a ser la aprendibilidad, porque el profesional tiene que ser capaz de aprender constantemente y en cada momento. Creo que la formación será muy flexible, muy troceada, muy modular, para que cada uno pueda ir completando su aprendizaje cuando pueda hacerlo.

¿Hay alguna lección en la que aplicarse para llegar bien preparados a lo que traerá el próximo año?

Tenemos que aprovechar este tiempo de crisis para invertir, con cabeza evidentemente, y tener así suficiente músculo. Hay que diversificar el negocio y trabajar más duro si cabe, porque en tiempos difíciles esto nos fortalece más que si nos quedamos quietos a aguantar y ver pasar el temporal. ESIC lo está haciendo porque tenemos talento y las ganas necesarias para construir una escuela más sólida.

Etiquetas
Comentarios