Despliega el menú
Aragón

Baja un 7,9% el consumo eléctrico en Aragón y vuelve a niveles de 2013

La demanda de energía por parte de la industria ha sido un 10,4% inferior de enero a noviembre, según datos proporcionados por Endesa

Imagen de archivo de las instalaciones de la planta zaragozana de PSA.
Imagen de archivo de las instalaciones de la planta zaragozana de PSA.
Heraldo.es | S. E.

A falta de computar todavía diciembre, este año de pandemia ha supuesto en Aragón una caída en consumo eléctrico del 7,6% en once meses y que el año vaya a terminar en un consumo estimado de 9.750 gigavatios/hora frente a los 10.480 gigavatios/hora de 2019. «Para encontrar una cifra similar hay que remontarse a 2013», recordó ayer Eduardo Viñao Sanz, responsable de Operaciones comerciales de red Aragón de Endesa.

La menor actividad en las empresas por el impacto de la covid-19 explica esta reducción en la demanda de energía este año, equiparable al peor de la crisis financiera, si bien entonces costó mucho más recuperarse de lo que los expertos anticipan que ocurrirá ahora. «El crecimiento va a ser más rápido si el efecto pandemia desaparece a partir del segundo semestre de 2021 y en función también de la inyección económica que venga de Europa, de esos fondos ‘Next Generation’ que se están esperando», valoró Viñao.

En Aragón, por el mayor peso de la industria, que supone el 52,3% del consumo total de electricidad, la caída en la demanda este año ha sido mayor en este sector. Ha alcanzado el 10,4% en el acumulado del ejercicio incluido noviembre frente al consumo en servicios y hogares donde la bajada ha sido inferior, del 4,5%. Sin embargo, según el directivo de Endesa, los últimos meses del año aportan unos datos algo mejores. Así, en el último trimestre del año la demanda de electricidad cae ya solo un 4,8% respecto al mismo periodo del pasado año: «Despacio, pero algo vamos mejorando».

Ha sido la siderurgia la rama de actividad donde más se ha notado la caída en la demanda de luz al alcanzar el 26,3% en el acumulado de enero a noviembre en Aragón, destacó Viñao, aunque en noviembre ese descenso se quedó en el 20,4%. «Precisamente fue en el penúltimo mes donde más ha caído la demanda de electricidad es en automoción un 21,1%», si bien, apostilló, si se amplía el rango temporal, «en el último trimestre vemos que ha crecido un 3,5% el consumo respecto al mismo trimestre del año anterior» posiblemente debido a que fue en octubre cuando la planta de PSA, y la industria auxiliar que mueve, recuperó el 100% de actividad.

La caída en consumo de luz en estos once meses no solo es achacable a la pandemia, reflexionó Eduardo Viñao. Hay algunos otros factores más ya que en febrero, cuando aún no había irrumpido la covid-19, la demanda en la industria ya estaba cayendo un 3,9%.

Etiquetas
Comentarios