Despliega el menú
Aragón

Covid-19

La hostelería coge aire con las comidas de Navidad pero sigue "en pérdidas"

El sector asegura que el día 25 la demanda superó a la oferta, aunque dice que al 30% es "muy difícil" mantenerse.

Bares y terrazas de Zaragoza en el primer día de la entrada del nivel de alerta 3 en Aragón
Imagen de los bares y terrazas de Zaragoza en el primer día de la entrada del nivel de alerta 3 en Aragón
FRANCISCO JIMENEZ PHOTOGRAPHY

Cafés, bares y restaurantes parecen haber cogido algo de aire en los últimos 10 días gracias a la apertura al 30% en el interior de los locales y al 100% en terrazas. Aunque el día de Navidad "la demanda superó a la oferta", las principales asociaciones del sector subrayaron ayer que todavía hay entre un 40% y un 50% de negocios cerrados y que los que están abiertos "siguen en pérdidas". El presidente de Horeca Restaurantes, José María Lasheras, confirmó que estos últimos "están funcionando". "Pero trabajar así no es trabajar. Están por debajo del umbral de rentabilidad. Yo, por ejemplo, hice un tercio el día de Navidad respecto a un año normal", apuntó.

En su opinión, mantener un local con un aforo del 30% resulta "muy complicado", sobre todo de cara a obtener beneficios. "Te permite ir haciendo algo de caja e ir apagando incendios a corto plazo, pero no mucho más. Nos están dando caramelos para que parezca que trabajamos, pero tendrían que indemnizarnos", manifestó.

Las previsiones de cara a Nochevieja son mucho más pesimistas, ya que, aunque el día 24 hubo quien celebró la ‘Tardebuena’, la facturación del día 31 se quedará "en una mínima parte" respecto a otros ejercicios. La situación actual, señaló Lasheras, hace que solo abran los establecimientos con mayores aforos. "Mientras esto siga así, la cosa estará mal. A un local pequeño no le salen los números", comentó.

Pese a que comunidades como País Vasco, Navarra o Extremadura han endurecido las restricciones de cara a final de año, los hosteleros aragoneses confían en que el descenso de las hospitalizaciones y de casos diarios permita elevar el porcentaje de apertura en el interior del 30% al 50%. También verían como un regalo de Reyes recuperar el servicio en barra, prohibido por el Ejecutivo autonómico para frenar los contagios. "Hay hasta un 40% de establecimientos que no tienen terraza y viven de la barra", recordó ayer el presidente de la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza y Provincia, José María Marteles.

Temor a la cuesta de enero

Pese a la ‘alegría’ del día 25, el sector recuerda que este año se han perdido prácticamente la totalidad de comidas y cenas de empresa. La parte positiva, comentó Marteles, está en que los clientes "han respondido bien" a la apertura al 30% en el interior y están cumpliendo, así como que "se están comprometiendo con la hostelería" con los pedidos a domicilio. 

Cree, pese a todo, que la cuesta de enero será este año "todavía más dura", y teme que la cuarta ola que el Gobierno de Aragón da ya por segura conlleve nuevas restricciones de aforo, circunstancia que resultaría letal para multitud de negocios.

Etiquetas
Comentarios