Despliega el menú
Aragón

educación

Dieciséis colegios logran permiso para organizar colonias estas vacaciones

La mayoría de los cerca de 80 centros autorizados las dejarán para el verano.

El coronavirus no ha impedido que en algunos colegios Papá Noel y los Reyes visitaran en persona a los pequeños. Como en este de la fotografía, el Catalina de Aragón de Zaragoza.
El coronavirus no ha impedido que en algunos colegios Papá Noel y los Reyes visitaran en persona a los pequeños. Como en este de la fotografía, el Catalina de Aragón de Zaragoza.
Arantxa Arilla

Tras un primer trimestre entre medidas de higiene y cierres de aulas por la covid-19, hasta 16 colegios públicos aragoneses pueden abrir sus puertas para participar en el programa Abierto por Vacaciones, cuyo objetivo es facilitar la conciliación familiar. La actividad se puede retomar en 10 centros de Zaragoza, 5 en Huesca y uno en Teruel.

Un número inferior al de otros años, como ya ocurrió el pasado julio a causa de la pandemia. Esta cifra se puede llegar a cuadruplicar en verano. Según fuentes del Departamento de Educación, se ha dado autorización a 78 escuelas para desarrollar estas colonias aunque la mayoría las llevará a cabo en verano. La DGA ya remitió instrucciones para estas actividades que se prolongan hasta el 5 de enero. La ratio es de un monitor por cada 15 alumnos, que en el caso de la educación especial se rebaja a uno por cada tres niños además de otro de apoyo en los grupos que haya 10. Los chavales seguirán la rutina a la que ya están acostumbrados: juegos en grupos burbuja y desinfección continua de las manos.

Hay centros en los que se ha ofertado el programa, pero no ha salido adelante por falta de demanda. "El coronavirus impone respeto a las familias y este curso tan atípico en el que apenas ha habido extraescolares mucha gente ya se ha organizado para tener atendidos a sus hijos", dijo Víctor Tello, delegado de Ludicosport, empresa de extraescolares.

En el Hilarión Gimeno de Zaragoza, 22 niños celebrarán unas Navidades Jurásicas. "Por primera vez dos días no se pueden llevar a cabo por falta de inscripciones. Hay familias que no están trabajando o que, si pueden, se gastan algunos días de vacaciones", comentó Yolanda Corral, directora de Esbarizaculos, que organiza el programa. Los precios los han "ajustado al máximo". Los cuatro días de fin de año (del 28 al 31 de diciembre) cuestan 56 euros, con comedor incluido. Si se les suman el 4 y 5 de enero, el coste se eleva a 84 (los dos días son 28).

En el colegio José Antonio Labordeta de Zaragoza, los pequeños viajan a Laponia para ayudar a Santa Claus a recuperar la memoria. No se trata de un Abierto por Vacaciones al uso, ya que se impulsa en coordinación con la junta municipal Actur-Rey Fernando y es gratuita. Hay niños de este centro y de otros del barrio.

En unas Navidades en las que muchos padres evitan echar mano de los abuelos toca rascarse el bolsillo y recurrir a campus deportivos, tecnológicos y de idiomas.

Etiquetas
Comentarios