Aragón
Suscríbete por 1€

sociedad

Médicos sobre la ley de Eutanasia: "No es el momento en medio de una pandemia ni se ha consultado a los profesionales"

El Congreso ha dado luz verde a la norma, que ha sido recibida por las asociaciones que la defienden como el logro de un "derecho"  y criticada por colectivos sanitarios y por la Iglesia, que ve en ella una vía para "deshacerse de los mayores".

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en el Pleno del Congreso de este jueves que aprobó la ley de eutanasia.
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en el Pleno del Congreso de este jueves.
Fernando Alvarado/EFE

El debate sobre la regulación en España de la eutanasia ha llegado esta semana al Congreso, donde se ha dado un nuevo paso al aprobarse en un Pleno extraordinario y seguir así su tramitación hacia el Senado. Supone la introducción en la normativa española de la ayuda médica para morir para mayores de edad que sufran una enfermedad "grave e incurable o un padecimiento grave, crónico e imposibilitante" que cause "un sufrimiento físico o psíquico intolerable" sin posibilidad de curación o mejoría.

Quienes defienden esta alternativa han visto un logro en su aprobación por el reconocimiento de lo que consideran un "derecho" sobre la propia vida. Mientras, colectivos médicos e Iglesia católica mantienen su rechazo a una regulación que dicen llega en el peor momento por la pandemia de covid.

"No es el momento en una situación grave de pandemia ni se ha consultado a los profesionales que van a tener que realizarla", critica Concha Ferrer, presidenta del Colegio de Médicos de Zaragoza. Además, afirma que "no se solicita por la sociedad". Considera que legislar ahora sobre "un tema tan importante" es "inoportuno e inadecuado".

La ley ha salido adelante con los votos en contra de PP, Vox y UPN. Durante la votación de este jueves en el Congreso, grupos que se oponen a la regulación se han concentrado en una protesta en Madrid a las puertas del edificio, donde han acudido personas de asociaciones a favor, que por la tarde han celebrado la aprobación en varias ciudades, incluida Zaragoza.

Pendiente la ley de cuidados paliativos

Desde el citado Colegio de Médicos se recuerda que desde 2009 está pendiente "el desarrollo de una ley de cuidados paliativos, que es la que los profesionales y médicos hemos pedido". De la experiencia de los profesionales que trabajan en este campo asegura Ferrer que en estos años "son pocos enfermos los que han solicitado la eutanasia". Cree que el problema es que no hay cuidados paliativos para toda la población que lo necesita ni atención domiciliaria. "Lo primero que tienes que hacer es organizar eso. Si eso está organizado el paciente deja de demandarlo", afirma.

En Aragón, 10.806 personas se han inscrito en el registro de voluntades anticipadas

En Aragón existe una regulación autonómica sobre los derechos y garantías de la dignidad de la persona en el proceso de morir y de la muerte, que no incluye la eutanasia. Un total de 10.806 personas se han inscrito en el registro de voluntades anticipadas, preocupadas por dejar por escrito cómo quieren ser atendidas en sus últimos días, según los datos del departamento de Sanidad. Casi el 100% quiere recibir cuidados y ante la posibilidad de que se legalice la eutanasia, la eligen un 4,4%. El 15,47% muestra su deseo de morir en el hospital y un 6,2% en su domicilio, otra de las opciones que incluye la futura ley.

Los colectivos que vienen pidiendo la regulación de lo que consideran un "acto médico" han recibido con satisfacción la aprobación de la ley orgánica. "Es bastante satisfactorio para nuestra organización porque después de 36 años de existencia se ha reconocido el esfuerzo en España", explica Mariano Berges, de la asociación Derecho a morir dignamente (DMD) en Aragón. Considera que el procedimiento tiene suficientes garantías incluso para quienes se oponen a la norma.

"Está clarísimo que es uno de los derechos más importantes junto con el divorcio, el matrimonio homosexual y el aborto, que pone a España junto a los países progresistas del mundo. Es el cuarto de Europa que aprueba esta ley", señala Berges. Bélgica, Luxemburgo y Holanda son los otros tres que han aprobado leyes sobre la eutanasia.

Sin embargo, desde el Colegio de Médicos defienden que "desde el punto de vista profesional ya practicamos los cuidados al final de la vida y la muerte digna. Desde hace mucho tiempo la propia deontología médica la ha regulado". 

El rechazo sigue siendo total desde la Iglesia, que coincide con el colectivo de médicos en que ahora no había "debate social". "La eutanasia es el tratamiento más barato para mayores y enfermos", critican desde el Arzobispado de Zaragoza. La iglesia sigue defendiendo la prioridad de los cuidados paliativos. "Es paradójico que se ha puesto el grito en el cielo por los mayores durante la pandemia en las olas más fuertes y ahora no se plantee el cuidado sino que se quiera deshacer de ellos", afirman.

Para el papa Francisco y la Conferencia Episcopal "es una injusticia contra la Humanidad y las personas que se les descarte por razón de la enfermedad", recuerdan desde el Arzobispado. "El Papa dice que todo enfermo se puede cuidar y si se le cuida probablemente vaya a seguir viviendo y con ganas. Si no, probablemente caiga en depresión y la soledad le quite las ganas de vivir", añaden.

Se despenaliza el suicidio asistido

Los defensores explican que el procedimiento es garantista e incluye varios pasos hasta la decisión final. "El paciente que lo solicita tiene que pedirlo dos veces con un intervalo de 15 días, un segundo médico puede denegar el permiso del primero y la Comisión de garantías puede rechazarlo y acabar en recurso contencioso administrativo ante gobierno autonómico", enumera Berges sobre algunos trámites. Considera un "elemento positivo" que "deja de penalizar el suicidio asistido".

Sin embargo, desde el Colegio de Médicos creen que "las garantías hay que ponerlas cuando se han puesto todos los medios para que esto no se tenga que llevar a cabo". Ferrer insiste en dotar de más medios a los cuidados paliativos y "la atención adecuada al final de la vida", que ahora no serían suficientes. "Es como empezar un edifico por el tejado. Faltan muchas cosas de los preliminares", añade.

Tampoco la Iglesia considera que cuente con garantías suficientes. "Se magnifican los escasos casos de personas que no quieren seguir viviendo y por otro lado se silencia la labor que están haciendo las familias, los cuidados paliativos y enfermos crónicos que no encuentran el lugar donde poner su voz", critican.

Médicos 'objetores'

La norma incluye la posibilidad de que los médicos se nieguen a llevarla a cabo. "Va a haber un número muy importante de objetores", augura la presidenta de los médicos zaragozanos. "El profesional objetará porque sabe realmente cuál es el fin de su profesión. El código deontológico le dice cómo tiene que ser su actuación", señala.

En este sentido, desde DMD, Berges cree que "si es una ley aprobada en el Parlamento por una mayoría, no sé por qué tiene que haber objeción de conciencia en esa cuestión". Espera que dentro de unos años se verá como "un acto médico normal" que ahora "llama la atención porque la muerte sigue siendo un tema tabú", como en su día fue el aborto. Espera que a principios del año que viene ya esté en vigor.

Ferrer lamenta que se haya aprobado la ley con prisas "y en este momento no es necesario en absoluto. Hay muchas otras necesidades generadas por una situación de pandemia". Los profesionales advierten de que aunque se apruebe, "aplicarla va a ser muy complejo" ya que es "una ley muy difícil de desarrollar". Desde el Arzobispado critican que "va a instalar una cultura de la muerte" y auguran que la ley terminará recurrida ante el Tribunal Constitucional.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión