Despliega el menú
Aragón

sucesos

Desarticulada una banda en Gallur que repartía droga por las peñas en quads

Los cuatro investigados, tres de ellos detenidos, usaban a menores para hacer los envíos y tenían todo tipo de armas.

ZARAGOZA. Un grupo criminal con base en Gallur e integrado por dos mujeres y dos hombres ha sido desarticulado por la Guardia Civil tras comprobar que se dedicaban a vender marihuana, speed y hachís, y que para ello se servían de una red de repartidores, varios de ellos menores, que distribuían la droga montados en quads por las peñas de la localidad y otras cercanas. Tres de los integrantes de la banda han sido detenidos y una cuarta persona está siendo investigada por la Benemérita, que imputa a los arrestados los delitos de tráfico de drogas, amenazas con armas de fuego, robo con fuerza y tenencia ilícita de armas. Los miembros de la organización tienen entre 34 y 47 años.

La operación se inició en febrero de este año, cuando los agentes tuvieron conocimiento del movimiento continuado de drogas en la zona, así como de actos contra el patrimonio. Las pesquisas permitieron obtener la identidad de los sospechosos, a los que les constaban diferentes antecedentes por consumir o tener en su poder algún tipo de droga.

Le apuntaron con una recortada

Durante la investigación se recibió la denuncia de un hombre que decía haber sido víctima de amenazas por parte de tres personas que fueron a su casa de El Burgo de Ebro para exigirle dinero apuntándole con una recortada. Los asaltantes abandonaron el lugar tras una tensa conversación, no sin antes efectuar un disparo intimidatorio al aire. La víctima informó de que, días después, sufrió el robo de 12.000 euros en su vivienda. Los agentes comprobaron que las características de los asaltantes coincidían con las de las personas investigadas.

El Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Zaragoza ha llevado a cabo la denominada operación QUADZA que ha permitido la desarticulación de un grupo criminal dedicado a la venta de sustancias estupefacientes en la localidad de Gallur, siendo sus integrantes, además, presuntos autores de delito de amenazas con armas de fuego, robo con fuerza en las cosas y tenencia ilícita de armas.

Finalmente, los sospechosos fueron detenidos el pasado miércoles. Durante los registros de sus domicilios y de una nave, los agentes encontraron 3,2 kilos de marihuana, hachís, speed y elementos para la distribución de drogas. También un arsenal de lo más variado: una katana y otras seis armas blancas, escopetas, una pistola, un táser y hasta una bola con pinchos medieval (mangual). Los detenidos guardaban también 11.720 euros en efectivo. A la cuarta integrante del grupo, pareja del cabecilla de la banda, solo se le imputa un delito de tráfico de drogas.

Etiquetas
Comentarios