Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Heraldo del Campo

bebidas

Trigo del desierto en una botella

Cervezas Ambar (La Zaragozana) lanza una nueva Ambiciosa, elaborada con un cereal cultivado en los Monegros y desarrollada por genetistas aragoneses.

Un trigo del desierto de Los Monegros, en la nueva Ambar.
Un trigo del desierto de Los Monegros, en la nueva Ambar.
C.A.

Una nueva innovación llega a la familia Ambiciosas, la colección de cervezas más independientes de Ambar y la interpretación más personal de su maestro cervecero, Antonio Fumanal. La Zaragozana lanza Ambar Trigal, que se suma así a las once ambiciosas ya existentes, una cerveza de temporada para la que la compañía aragonesa ha viajado hasta el desierto. Porque de las tierras áridas de los Monegros procede la variedad de trigo con la que se elabora esta nueva cerveza. Se trata de dorondón, un trigo duro con alto poder antioxidante desarrollado por dos ingenieros agrónomos aragoneses y expertos en mejora genética de cereales -José Ondiviela y Jesús Comenge-, que tras años de investigación seleccionaron los mejores parentales de trigo duro adaptados al territorio aragonés y a su climatología.

"Es una cerveza nacida de los extremos, porque el desierto es tierra de extremos, de sequedad, de frío, de calor, de gran tormenta, de gran ventisca, y en esos extremos nace Ambar Trigal", señala Fumanal. El maestro cervecero presenta su nueva creación explicando además que su nuevo producto contiene dos variedades de lúpulo muy aromáticos (cascade y mittelfrüh) así como un ingrediente, "que no es ingrediente porque solo ha tocado la cerveza" -detalla Fumanal-, que es la madera de sabina que "es la que termina de aunar y dar los toques que vienen del desierto consiguiendo así una cerveza excepcional, compleja en nariz y con un toque de acidez natural", destaca.

No solo el desierto "y su característico monte bajo" ha inspirado esta inusual cerveza de trigo. El maestro cervecero de La Zaragozana ha querido además inspirarse, como él mismo explica, en esos maestros cerveceros belgas "que siempre han intentado cuchichear, rebuscar, introducir matices nuevos" en los productos.

Para la propuesta de maridaje, esta nueva Ambiciosa también mira hacia el desierto, donde la comida es muy contundente porque esta zona tan áridas, señala Fumanal, es un enorme consumidor de calorías. Por eso, señala el maestro cervecero, "Ambar Trigal es una cerveza que admite grandes contrastes térmicos, siendo una opción versátil en la mesa y que luce especialmente con platos contundentes".

Duodécima ambiciosa

Trigal se convierte en la duodécima innovación de la colección Ambiciosas y es, como sus predecesoras, fruto de la combinación de la tradición cervecera con las técnicas de elaboración más innovadoras. "Se trata de pequeñas producciones que nacen de la ilusión por conservar nuestro saber hacer centenario, composiciones creativas, arriesgadas y de carácter temporal, elaboradas con los mejores ingredientes", explican desde la empresa, fundada en 1900, que mantiene el espíritu de empresa familiar en constante evolución.

Con más de 20 variedades de cerveza, que exporta a una veintena de países, es la cervecera que elabora un mayor número de especialidades en su nueva fábrica de La Cartuja (Zaragoza), manteniendo vivos los procesos tradicionales en su fábrica centenaria del barrio de San José en Zaragoza. Es allí donde se encuentra una maltería propia y la única sala de fermentación de tinos abiertos que existe en la actualidad en nuestro país.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión