Despliega el menú
Aragón

Vivir en una habitación de hotel, ¿más barato que alquilar un piso en Zaragoza?

Algunos hoteles de la capital aragonesa ofrecen sus habitaciones para estancias largas desde 500 ó 600 euros al mes.

El Hotel Alda Centro Zaragoza ofrece sus habitaciones desde 600 euros al mes.
El Hotel Alda Centro Zaragoza ofrece sus habitaciones desde 600 euros al mes.
H.A.C.Z.

Ante el problema de la escasez de vivienda de alquiler en Aragón, el nuevo servicio que ofrecen algunos hoteles en la capital aragonesa parece una idea que quizás tenga recorrido más allá del que duren las restricciones debido a la crisis sanitaria.  Y es que son varios los hoteles que ya ofrecen sus habitaciones para estancias largas desde 500 ó 600 euros al mes. Un precio que puede resultar competitivo, teniendo en cuenta que el 44% de los pisos de alquiler en Zaragoza cuestan, según el informe publicado en Miaragon.es, entre 450 y 600 euros al mes.  

Esta alternativa puede resultar una opción atractiva para aquellas personas que necesitan alojarse en alguna ciudad durante un periodo superior a un mes pero inferior a un año. Y en Zaragoza, ya ofrecen este servicio, entre otros, el hotel Silken Reino de Aragón, el B&B Hotel Zaragoza Los Enlaces Estación y el hotel Alda Centro Zaragoza.

A estos pronto se unirá otra cadena de hoteles con presencia en Aragón, que prefiere mantener el anonimato hasta lanzar el servicio en los próximos días, ya que está ultimando los detalles de este servicio de largas estancias. “Creemos que puede ser un servicio muy atractivo no solo por la tarifa, en la que ya se incluyen los suministros, es decir, el agua, la luz y la calefacción, sino porque además vivir en un hotel ofrece seguridad y una buena ubicación, generalmente en una zona céntrica”.

“Presentar una oferta de una tarifa cerrada para estancias mensuales” es el objetivo de la cadena Alda Hotels, que anuncian en su web que “por 600 euros al mes, IVA incluido, es posible alojarse en cualquiera de los alojamientos que la compañía tiene en España”. Una promoción “diseñada para profesionales, como puede ser personal docente y sanitario, que necesitan pasar una temporada en un lugar determinado por cuestiones laborales. Una alternativa también para aquellas personas que necesitan alojarse en un sitio y no tienen la posibilidad de alquilar una vivienda, por ejemplo”.

Y peticiones de futuros huéspedes para largas estancias ya han recibido en el Hotel Silken Reino de Aragón, que ha puesto en marcha un “nuevo servicio de coliving, con el que puedes alquilar habitaciones por meses a un precio asequible”. “Trabajar y vivir en un hotel en España nunca había sido tan fácil, accesible y beneficioso”, aseguran en su web. Y es que, aunque no se especifica desde qué precios se pueden alquilar habitaciones en el hotel que tiene la cadena en Zaragoza, en el portal inmobiliario Idealista se encuentran habitaciones de este hotel en otras localidades españolas desde 650 euros.

Un servicio que en este caso la cadena Silken ha querido dirigir a “los nómadas digitales, los trabajadores remotos o los estudiantes universitarios, que requieren un espacio único dedicado al trabajo pero con las ventajas de un alojamiento”, ya que, como enuncian, te “ayudan a mantener tu calidad y ritmo de vida, dejando en sus manos los servicios de limpieza de tu habitación y lavandería para que el huésped logre concentrarse en asuntos más importantes”. Internet, acceso a las zonas comunes, como el gimnasio, y asistencia del personal son algunos de los servicios incluidos en el precio.

La cadena B&B, que cuenta con un hotel en la capital aragonesa, también ofrece tarifas especiales para estancias de larga duración. Tal y como anotan en Hosteltur, esta cadena ha lanzado ‘Home For Everyone’, que ofrece “estancias mensuales en sus hoteles por menos de 19 euros al día”. O lo que es lo mismo, “permite hospedarse en uno de sus 39 hoteles de España y Portugal por poco más de 500 euros al mes, sin necesidad de pagar fianza ni avales y café y té gratis todos los días”.

Así que con este panorama, parece que emular al modista Lorenzo Caprile, que vive en un hotel en el centro de Madrid desde hace casi diez años, no parece imposible.

 

Etiquetas
Comentarios