Despliega el menú
Aragón

educación

Los docentes confían en formar parte de la segunda fase de la vacunación

El Ministerio plantea que los profesores sean un grupo diferente, pero no especifica en qué momento se podrán vacunar. 

Salida de clase de alumnos del primero de infantil en el colegio Ensanche en Teruel.
Salida de clase de alumnos del primero de infantil en el colegio Ensanche en Teruel.
Antonio García

Los sindicatos de profesores confían en que los trabajadores de centros educativos se incluyan en la segunda fase de vacunación de la covid-19, tras los grupos de mayor riesgo como sanitarios, sociosanitarios, personas que viven en residencias y los mayores. Una cuestión que todavía no parece haberse decidido.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció este viernes que el conjunto de la población española se ha dividido en 15 grupos, de los que se ha analizado su riesgo de morbilidad, exposición, transmisión e impacto socioeconómico. Uno de ellos es el del profesorado, que aparece separado del grupo de trabajadores esenciales. "Estamos en contra de la utilización de la esencialidad en función de las necesidades que plantee el Gobierno", lamentaron desde CSIF. Incidió en que el colectivo docente sí que se considera esencial para regresar de manera inmediata al puesto de trabajo tras una PCR negativa.

Una cuestión que también fue criticada por CC. OO., que destacó que lo importante es que a los empleados educativos se les sitúe después del primer grupo de vacunación, en el que se incluye a los más expuestos y vulnerables. "Estamos en contacto con mucha población, en sitios cerrados y, por lo tanto, podemos ser vehicularizadores del virus", puntualizó su representante, Guillermo Herráiz.

Proteger a los profesores, pero también a los alumnos. Este es objetivo que recalcan. "Estamos todavía a la expectativa", puntualizaron desde STEA. Asimismo, subrayaron que todavía queda tiempo hasta que se conozca la disponibilidad real de la vacuna y a cuánta población puede llegar.

Por su parte, Macarena Nebot, de UGT, reclamó la necesidad de ser considerados prioritarios y que se les incluya tras los más vulnerables. Recordó que los centros no cuentan ni con la protección ni las medidas de seguridad necesarias, aunque en Aragón "sí que se han intentado reducir las ratios".

De momento, el ministro Illa no detalló en qué orden continuará la vacunación, más allá de los colectivos ya mencionados. Un planteamiento similar al que avanzó el jueves el Departamento de Sanidad.

Etiquetas
Comentarios