Despliega el menú
Aragón

aviacion militar 

Defensa negocia la venta de seis aviones Hércules

Perú y Uruguay se van a llevar en diciembre los cuatro aparatos que han probado y adquirido, pero otros países quieren comprar el resto

El avión Hñércules aterrizado y otro detrás de un A400M en la Base de Zaragoza.
El avión Hñércules aterrizado y otro detrás de un A400M en la Base de Zaragoza.
Raquel Labodía

El Ministerio de Defensa negocia estos días la venta de los seis aviones Hércules C-130 del Ala 31 a una empresa aérea extranjera, confirmaron ayer fuentes militares a HERALDO. La operación es importante, ya que supondrá un ingreso en el erario superior a los 66 millones de euros que recibidán con los primeros cuatro aviones para Perú y Uruguay.

El compromiso de Defensa es que el acuerdo se pueda cerrar antes del 31 diciembre porque estos históricos aviones adquiridos a EE. UU. en 1973 van a ser sustituidos por los modernos Airbus A400M europeos, que empezaron a llegar en 2016. Está previsto que el octavo aparato procedente de la fábrica en Sevilla llegue a finales de este año.

Este proceso de venta lo dirige la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) del Ministerio de Defensa, que ha recibido una propuesta por los seis aviones cargueros Hércules que tiene todavía el Ejército del Aire en la Base de Zaragoza.

Esta negociación se suma a dos acuerdos recientes con los gobiernos de Perú y Uruguay, a los que va a venderles a cada uno dos aviones cargueros. Esta opción fue la segunda sobre la mesa, ya que había una propuesta de una empresa de Turquía para quedárselos todos. Pero Defensa vende estos aviones militares a otros gobiernos y no a sociedades privadas.

Está previsto que el próximo 7 de diciembre se trasladen los cuatro aviones Hércules a Latinoamérica. Eso sí, debe anunciarse antes el acuerdo por el Consejo de Ministros. España recibirá unos 44 millones de euros por la venta de estos cuatro aviones que han participado en las misiones internacionales más importantes del Ejército español en todo el mundo.

Los pilotos de las Fuerzas Aéreas de Perú y de Uruguay se desplazaron a la instalación aragonesa durante un mes (quince días cada uno), entre octubre y noviembre. Se entrenaron con los aviones y se aclimataron a las novedades de los aparatos desde que se modificó su aviónica en el año 2000.

Etiquetas
Comentarios