Despliega el menú
Aragón

Aragón pide una decisión nacional para iniciar la temporada de esquí mientras Cataluña abre en 11 días

Aramón, Astún y Candanchú no saben cuándo lo harán por la falta de nieve y las restricciones vigentes a la movilidad. 

Sin rastro de nieve. Tras las copiosas nevadas que hubo a principios de octubre, el Pirineo aragonés perdió el manto blanco por las elevadas temperaturas y ahora presenta una estampa otoñal, como se aprecia en esta fotografía del nuevo remonte de la estación de Formigal que se inaugurará la próxima temporada.
Sin rastro de nieve. Tras las copiosas nevadas que hubo a principios de octubre, el Pirineo aragonés perdió el manto blanco por las elevadas temperaturas y ahora presenta una estampa otoñal, como se aprecia en esta fotografía del nuevo remonte de la estación de Formigal que se inaugurará la próxima temporada.
HA

El grupo aragonés de la nieve, Aramón, y Candanchú han defendido este jueves que haya una decisión nacional a la hora de fijar el inicio de la temporada de esquí y, al igual que Astún, plantean que cualquier anuncio se haga con la "suficiente anticipación" ante las implicaciones que conlleva para todo el sector. Ninguna de las estaciones aragoneses se atreve siquiera a aventurar cuándo podrán abrir mientras su competencia directa en Cataluña ha anunciado que se estrenarán a partir del 8 de diciembre.

El problema de base para los cinco complejos invernales del Pirineo aragonés y los dos turolenses es que carecen de nieve en estos momentos, los partes meteorológicos no dan precipitaciones para los próximos días y las temperaturas son demasiado altas para poner en marchas las máquinas de innivación artificial.

A esto se añade otra cuestión que se les escapa, como son las restricciones a la movilidad vigentes tanto en Aragón como en los territorios en los que residen sus principales clientes, caso del País Vasco y Navarra. Y tampoco podría venir a esquiar los madrileños y valencianos, los otros centros emisores de usuarios, dado que con el confinamiento perimetral decretado por la DGA solo se puede entrar en Aragón por motivos de causa mayor. Y esta restricción está vigente sine díe y solo se levantará el aislamiento en las tres capitales aragonesas para moverse por sus respectivas provincias a partir del próximo martes.

En la línea de la petición de las estaciones aragonesas, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció este miércoles la constitución de un grupo de trabajo con todas las autonomías que cuentan con instalaciones invernales para poner en común criterios sobre su apertura.

Los gobiernos de Francia, Italia y Alemania han ido aún más lejos al anunciar en los últimos días su decisión de cerrar sus estaciones de esquí hasta después de la Navidad con el fin de evitar focos de contagio. A este respecto, fuentes oficiales de Aramón opinan que les parecía "bien" que se tome una decisión para todo el país y con semanas de anticipación. "Pero no podemos valorar si es lo adecuado o no. Entendemos que para eso están los expertos sanitarios que estudian cifras y otros datos. Haremos lo que decidan las autoridades", añaden.

Listos y a la espera

Al igual que Astún y Candanchú, aseguran que todos los preparativos están hechos y reúnen las condiciones técnicas para poder abrir siempre y cuando haya nieve y puedan llegar los esquiadores. En este sentido, reconocen que difícilmente se podrá estrenar la temporada si solo pueden acudir los oscenses.

El director genera de Astún, Jesús Santacruz, y el consejero delegado de Candanchú, Fernando Montón, han insistido en que solo cabe cumplir lo que decidan las autoridades, por lo que piden al menos "anticipación" porque la planificación no están en sus manos en el actual contexto de pandemia. "Nuestro objetivo es abrir en cuanto se pueda, pero la situación es complicada y volátil. Los franceses ya saben que no podrán abrir hasta enero, pero nosotros no sabemos ni eso", añade Santacruz, quien reconoce que no solo están condicionados por las restricciones de Aragón, sino por las vigentes en Navarra y País Vasco, que son sus principales mercados junto al madrileño.

En esta línea, Fernando Montón propugna que España emule a otros países europeos y  tome una decisión sobre la próxima temporada que clarifique la situación. Aunque consideró que la determinación debería adoptarse desde un punto de vista sanitario, puso de manifiesto que un cierre total como los adoptados en Francia, Italia y Alemania no se ha hecho con ninguna otra actividad, salvo en el caso del ocio nocturno.

Etiquetas
Comentarios