Despliega el menú
Aragón

universidad de zaragoza

Mayoral y Elduque llaman a Marcuello y Santamaría para recabar su apoyo

El rector en funciones parte con la confianza de los profesores e investigadores y la catedrática, con la del alumnado, cuyo voto pesa menos en el cómputo global.

Elecciones al Rectorado de la Universidad de Zaragoza
Elecciones al Rectorado de la Universidad de Zaragoza
Toni Galán

El día después de las elecciones al Rectorado de la Universidad de Zaragoza estuvo plagado de reuniones de equipo y la búsqueda de estrategias de cara a la segunda vuelta, que se producirá en poco más de dos semanas. Tanto José Antonio Mayoral como Ana Isabel Elduque, los dos aspirantes con más volumen de votos ponderados, se citaron ayer con sus respectivas candidaturas para analizar sus puntos fuertes y débiles, pero también para llevar a cabo los primeros contactos en busca del apoyo de sus hasta ahora contrincantes: Carmen Marcuello y Jesús Santamaría.

Ya lo adelantó en la noche electoral el rector en funciones: "A partir de mañana tenemos que empezar a trabajar con la gente de mi campaña y hablar con el resto de los equipos". Un punto de inflexión al que llega con casi el 35% de todos los votos emitidos por profesores e investigadores del campus público aragonés. Unos sufragios que pesan mucho en el cómputo global. De hecho, permitieron que, con menos votos efectivos –unos 160 por detrás de Elduque–, fuera el que más se acercó al Rectorado. El sector A, formado por doctores con vinculación permanente, votó mayoritariamente a Mayoral (34,33%). Esto fue clave en su victoria dado que los sufragios emitidos por este colectivo suponen el 53% de la ponderación.

Por su parte, el alumnado fue crucial para que Elduque obtuviera el segundo puesto en este punto de las elecciones. Hasta el 38,33% de los estudiantes que participaron en la votación se decantaron por la catedrática en Química Inorgánica, quien consiguió una movilización histórica de este colectivo, sobrepasando el 12% de participación. Por contra, los estudiantes forman el grupo E, que aunque tiene un peso importante –21%– siempre supone la mitad de un doctor con vinculación permanente.

Loading...

Con los números sobre la mesa, los equipos continúan trabajando. Prueba de ello es que este miércoles ya sonó el teléfono de Marcuello y Santamaría. Ambos recibieron la llamada de los dos aspirantes al Rectorado y quedaron en reunirse y dialogar. Unas citas que, al menos en el caso de Santamaría no se producirán hasta la próxima semana. "Ojalá podamos dar el apoyo público a uno de los dos candidatos", aseguró el subdirector del Instituto de Nanociencia de Aragón (INA). Para ello será decisivo que algunas de las candidaturas incluya sus propuestas "más transformadoras". Marcuello también se mostró abierta el diálogo, aunque independientemente de estas reuniones, la especialista en Economía Social recalcó que su equipo va a "seguir trabajando". Recordó que este grupo de reflexión nació mucho antes de las elecciones y que continuarán ofreciendo propuestas basadas en su "compromiso con el territorio y las personas".

Su equipo también se reunió este miércoles para analizar los resultados de la campaña, que tuvo en el personal de administración y servicios (grupo D), del que recibió el 25,5% de los votos emitidos, y el alumnado (23,6%) sus mejores aliados, pero no los suficientes como para conseguir pasar a la segunda ronda.

Más cerca estuvo Santamaría. Se quedó a solo 0,44 puntos porcentuales de situarse como el segundo candidato en pasar a la segunda vuelta. Tuvo el apoyo de docentes e investigadores, con el 34,37% de los votos emitidos por el grupo B (formado por aquellos que no tienen vinculación permanente, pero tampoco parcial). Sin embargo, no consiguió movilizar a más miembros del A (25,19%) ni de los estudiantes (13,67%). Con algo más de apoyo en cualquiera de los dos habría pasado a la siguiente fase.

Las facultades también cuentan

Aunque en la mayoría de las facultades cada sector ha votado a un candidato de forma independiente, existen pequeñas excepciones en las que un solo aspirante ha sido mayoritario entre todos los colectivos. Así, Mayoral se hizo con los sufragios de la facultad de Ciencias Humanas y de la Educación de Huesca, donde logró el 67,5% de los votos emitidos. Esta estampa se repitió en la Politécnica de Teruel, pero en esta ocasión fue Elduque quien se alzó con la mayoría de los votos. En concreto con el 82,98%.

Esta situación no se volvió a repetir en ningún otro centro donde votaban más de dos sectores. Sí que estuvo cerca de ello Santamaría en los institutos de investigación. Consiguió el apoyo mayoritario de los docentes de los grupos A y B, pero no del C, donde empató a dos votos con Elduque. También logró el respaldo del PAS. En este centro tuvo el 71,2% de los sufragios emitidos.

Etiquetas
Comentarios